×
×
Red Internacional

El ministro de Economía informó en una conferencia de prensa un nuevo tipo de cambio de $200 para que el sector venda la soja retenida. Antes de viajar a EE. UU. para reunirse con el FMI y mostrar el ajuste en curso, se conceden nuevos beneficios para los sectores que más ganan.

Escuchá esta nota
Domingo 4 de septiembre | 20:00

Luego del fracaso del “dólar soja” que venció en agosto, el ministro de Economía Sergio Massa anunció este domingo un nuevo esquema para que se acelere la venta de soja retenida y la liquidación de divisas. Massa detalló que se pagará "un dólar a 200 pesos para la liquidación de exportaciones de granos, en un mecanismo simple y transparente".

En una conferencia de prensa, el ministro expresó que "desde mañana hasta el 30 de septiembre se pone en marcha este programa de liquidación de divisas voluntario, de manera simple y sencilla para los productores". El DNU, que se publicará en las próximas horas, prevé que aquellos que adhieran en más de un 85% de su tenencia, podrán acceder a otros beneficios.

“El objetivo es poner incentivos sobre la mesa a partir de un esfuerzo del Estado, con un reconocimiento de precio para el productor de manera muy sencilla y transparente”, aseguró el titular del Palacio de Hacienda. El anuncio se concretó antes del viaje de Massa a Estados Unidos para reunirse con la titular del FMI y empresarios en busca de inversiones. Mientras avanza el ajuste, se otorga nuevos beneficios para los sectores que más ganan.

Te puede interesar: Los ganadores de siempre: una radiografía del agropower

¿Se venderá la soja retenida?

La expectativa del Gobierno sería que ingresen divisas por unos U$S5000 millones en septiembre, se trata de la misma suma que anunció Massa cuando asumió, pero los dólares no entraron porque el agropower especula por un tipo de cambio más alto o una reducción de los derechos de exportación. Según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 48 % de las exportaciones argentinas el monto liquidado en septiembre de 2021 fue de U$S2441 millones (fue la suma más alta en ese mes desde 2002), es decir que el Gobierno espera que haya un incremento del 105% para este mes. Esperar y ver.

Según Massa hay un acuerdo con las empresas exportadoras para liquidar no menos de U$S 1.000 millones en las primeras 72 horas (hasta el miércoles) de la aplicación del nuevo sistema. Se garantizará, detalló, un precio de al menos $ 70.000 la tonelada. Será, señaló, a través de un dólar a $200 para las patronales agrarias, pero solo hasta el 30 de septiembre solo para la soja a través de cuentas de “dólar chacarero” que dispondrá el Banco Central. Teniendo en cuenta la retención del 33%, para las ventas de poroto de soja esto representa un dólar efectivo de $134.

El objetivo de U$S 5.000 millones de liquidaciones en el mes es a partir de un “compromiso” de liquidación con los exportadores a través de una “ronda lateral del Mercado Único Libre de Cambio”. Según el ministro de Economía, a partir estos recursos, el Gobierno financiará dos programas: uno de fortalecimiento para todas las economías regionales, subir las exportaciones a partir de mejores precios y ayudas y compensaciones, y otro a través de Anses, de ayuda a los sectores más vulnerables.

El presidente de la Cámara de Industrias Aceiteras y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, quien asistió a los anuncios, afirmó sobre la medida que implican “una mejora significativa que, aunque sea temporal, tendrá un impacto directo en el precio de la soja en el mercado interno” que surgieron de un “proceso de consultas” que hizo el Gobierno con las entidades de productores y demás eslabones de la cadena. Sin embargo, se cubrió, “la decisión de venta de soja está siempre en manos del productor, y será él quien decida cuándo vender, entendiendo que en esta oportunidad el tipo de cambio va a durar únicamente hasta fin de mes”.

Vale recordar que antes de esta medida el Gobierno anunció el denominado “dólar soja”, que venció el 31 de agosto, era un beneficio para las patronales agrarias para que vendan la soja que aún conservan en sus silos, pero fracasó. La medida ofrecía que con el 30% de lo que recibían pudiesen acceder a la compra del dólar “solidario”, mientras que con el 70% restante podían depositarlo en un plazo fijo atado a la variación de la divisa norteamericana. El Gobierno esperaba recaudar U$S2.500 millones en agosto, pero según fuentes oficiales a través del mecanismo mencionado se registraron 369 operaciones por $3.360 millones. En el último día de vigencia de la medida, se registraron 131 operaciones por $767 millones, donde las patronales compraron divisas por 25% del monto disponible, según informó el sitio Infobae. El agropower exigía más beneficios.

El gobierno del Frente de Todos avanza con el ajuste contra el pueblo trabajador para cumplir con el FMI, lleva los deberes hechos para reunirse con Kristalina Georgieva, en tanto ofrece un nuevo beneficio para las patronales agrarias, un sector que chantajeó con lockout, especula y acumula granos.

En agosto se calcula que el Banco Central perdió más de U$S 500 millones. Las medidas oficiales no atacan la sangría de dólares del país. La falta de divisas es producto de una estructura económica atrasada, la fuga de capitales, los pagos de la deuda y los envíos de ganancias a sus casas centrales que realizan las empresas extranjeras. Por eso la izquierda propone un monopolio estatal del comercio exterior gestionado por los trabajadores, que permitiría administrar los dólares generados por las exportaciones en función de las necesidades de una producción al servicio de las mayorías populares y no de las ganancias de unos pocos. Es importante administrar las importaciones y que se priorice la compra de lo necesario para el funcionamiento productivo y la atención de las necesidades de la población. También es necesaria la estatización de los puertos que en la actualidad están en manos privadas, y la expropiación de los 4.000 grandes propietarios, entre otras medidas como la nacionalización del sistema bancario, el desconocimiento soberano de la deuda, entre otras.

Te puede interesar: El comercio exterior, un asunto demasiado serio para dejarlo en manos privadas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias