FRENTE A LA PANDEMIA

Docentes y obreros de Ensenada reclaman medidas de fondo para enfrentar la crisis social y sanitaria

Tras dos meses de confinamiento obligatorio, la crisis social se agudiza y golpea a trabajadores y sectores populares que resisten despidos, recortes salariales y suspensiones. Las condiciones de vida cada vez más precarias impulsan a pensar en una salida política propia. Las opiniones de trabajadores docentes y del Astillero Río Santiago de Ensenada.

Laura Tartaglia

docente/ Agrupación Marrón

Miércoles 20 de mayo | 12:30

La crisis sanitaria, social y económica se siente con fuerza en barrios populares y villas. La muerte de Ramona Medina en la villa 31 es un exponente de las condiciones de precarización de la vida que reinan en todo el conurbano de la provincia. En Ensenada, el municipio puso en pie diversos “comités” de trabajo para atender la situación de pandemia de Coronavirus. Sin embargo, basta con hacerse de un panorama para dar cuenta que la respuesta es insuficiente. De lo que se trata es de poner todos los recursos disponibles en función de las necesidades populares.

Poner todos los recursos del Astillero para producir

El Municipio gobernado por Mario Secco anunció, al comenzar el aislamiento social obligatorio, la producción de alcohol en gel en el laboratorio del Astillero Río Santiago (ARS) con asesoramiento de profesionales de la UNLP y en convenio con PAMI, la reparación de 500 camas ortopédicas. Pero al día de hoy, la realidad es otra.

“Actualmente, estamos colaborando con distintos hospitales de la región, como el Rossi, el San Martín y el de Niños, pero no es suficiente” cuenta Juan Contrisciani obrero y delegado del Astillero Río Santiago de la agrupación Marrón. “Estamos en proceso de reparación de aproximadamente 200 camas, pero muy por detrás de la capacidad real. Si tuviésemos los materiales necesarios hasta podríamos fabricarlas desde cero, porque ya hemos fabricado las que se utilizan para la tripulación de los barcos”.

Al mismo tiempo, contó que el Astillero cuenta con la capacidad no sólo para producir camas, sino también alcohol en gel en cantidades industriales, pero que hay ausencia de voluntad política de parte del gobierno provincial. “No se comprende. El gobierno debería destinar fondos para poder aprovechar la enorme capacidad productiva del ARS”.

Además de los insumos básicos para abastecer al sistema de salud, Constrisciani plantea que también podrían abordarse soluciones transitorias para las víctimas de violencia de género, un problema social que se agravó considerablemente con la cuarentena. “Por ejemplo, fueron donados tres contenedores que están pensados para ser acondicionados y funcionar como refugios para mujeres víctimas de violencia de género, tan necesarios. ¡Y sin embargo, en este momento este proyecto está frenado! Es que desde el gobierno no nos dan los materiales. Solo existen dos hogares en toda la provincia. Si se destinara una centésima parte de lo que se destina para rescatar a los grandes empresarios, en el ARS podríamos construir muchos más módulos para hacer frente a ese drama que viven las mujeres”.

La reconversión de la producción en las empresas es voluntad política, pero no puede depender de los gobiernos de turno, sino de la organización de los trabajadores. Un ejemplo claro de esta política es la fábrica recuperada Madygraf que, si bien es una empresa gráfica, gracias a un aporte inicial realizado por la banca del Frente de Izquierda, reconvirtió su producción. Hoy cuenta con una capacidad para producir 500 litros de alcohol en gel por semana y también producen mascarillas y barbijos que reparten a la comunidad.

Te puede interesar: Además de la producción de sanitizante de alcohol y mascarillas en Madygraf elaborarán barbijos

Organizar a los trabajadores para dar una respuesta a la crisis

Durante las últimas semanas quedó a las claras que los dirigentes sindicales están a disposición de cualquier medida de los gobiernos que implique el “esfuerzo solidario” de los trabajadores. Las burocracias sindicales docentes actúan como secretarios del gobierno y no para desarrollar la organización de los docentes y seccionales combativas de SUTEBA que reclaman insumos suficientes, mayor asistencia alimentaria y salario de emergencia para aquellos que se quedaron sin poder tomar horas y cargos.

La semana pasada se difundió por redes sociales que delegados de la Lista Turquesa junto a funcionarios del Consejo Escolar produjeron alcohol en gel en la Escuela Técnica Nº2 de Ensenada. “Me sorprendió ver la noticia, ya que trabajo en la escuela y no me enteré hasta que lo vi circulando por Facebook. Creo que en estos momentos iniciativas como esta son importantes y las instituciones públicas deben estar a disposición”, comenta una docente de la escuela.

“Nosotros somos los que nos autoconvocamos para llevar adelante la tarea de entrega de alimentos, y sabemos que muchas familias necesitan ese elemento básico”, agrega en referencia al alcohol en gel, elemento ausente al igual que tantos otros de higienización que son muy necesarios. También denotó su preocupación respecto al uso de esta iniciativa por parte de la lista Turquesa, ligada a Baradel: “no comparto que no haya una convocatoria abierta a los docentes capacitados para la tarea o aquellos que quisieran hacerlo”.

Coordinar desde abajo

Esto es tan solo una pequeña muestra de cómo orientar los recursos para enfrentar la pandemia. ¿Qué sucedería si se pensara esto mismo teniendo el ARS y las escuelas técnicas a disposición? Solo consultando a les docentes de la técnica 2, constatamos que si se cuenta con diez docentes, se podrían producir 15 litros de alcohol en gel por día. Una enorme potencialidad para atender las acuciantes necesidades de la comunidad de las escuelas.

Desde el SUTEBA Ensenada combativo, se vienen llevando organizando asambleas de base, reuniones de delegados y acciones con distanciamiento social para reclamar insumos, asistencia alimentaria, condiciones de salubridad e higiene, en defensa del IPS y del salario docentes para quienes se quedaron sin la posibilidad de tomar horas. Además, se está impulsando la coordinación de todas las luchas, apoyando a trabajadores despedidos de la DGCyE, de la fábrica Amiplast, empleados de comercio y jóvenes precarios, para que los trabajadores jueguen un rol en pensar la salida a la pandemia, que desnuda la crisis social y educativa no solo de la región, sino de todo el país.

Podés leer también: Se realizó la primera reunión de coordinación impulsada por Suteba Ensenada







Temas relacionados

Astillero Rio Santiago   /    Suteba Ensenada   /    Mario Secco   /    Ensenada   /    Roberto Baradel   /    Axel Kicillof    /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada

Comentarios

DEJAR COMENTARIO