Mundo Obrero

JOSÉ LEÓN SUAREZ

Docentes y auxiliares organizan la entrega de bolsones de comida

Los barrios más vulnerables del conourbano bonaerense atraviesan una difícil situación económica que se ve en sus precarias condiciones de vida que se profundizan en medio de la pandemia.

Sábado 4 de abril | 11:55

La Cárcova es uno de los tantos barrios de San Martín donde el trabajo precario y la informalidad son el denominador común. Se vive con instalaciones eléctricas precarias, sin cloacas y pegados al basurero del Ceamse que es el caldo de cultivo de muchas enfermedades donde se pone de manifiesto de la manera más brutal la emergencia sanitaria. Pasan los gobiernos y ninguno da prioridad a la vida y la salud de quienes habitan el barrio en estas condiciones.

Este viernes después de quince días llegaron alimentos a escuelas de esta zona para ser repartidos entre las familias del barrio. Desde temprano docentes y auxiliares fueron quienes se encargaron del armado de los bolsones de comida y su entrega, mostrando una enorme solidaridad entre los trabajadores de la educación y las familias que más lo necesitan.

Mientras las imágenes de los miles de jubilados agolpados en los bancos generaba bronca y odio hacia el sector que más dinero ganó en los últimos años y hacia el gobierno que debería proteger al mayor grupo riesgo ante la pandemia, en las escuelas se juntaban decenas de familias con una misma necesidad: poder llevar alimento para sus familias.

Paola Sosa es docente de la escuela primaria N° 51 y militante del PTS en el Frente de Izquierda y la agrupación Marrón Docente. Ella nos contaba: “La realidad de las familias se agrava con la cuarentena en el barrio, se hace muy difícil conseguir dinero y alimentos sin la posibilidad de tener trabajo o hacer changas, gran parte de las familias tienen trabajos precarios o están en la informalidad. Es indispensable que se toquen las ganancias de los bancos, por ejemplo, que fueron los que se llenaron los bolsillos todos estos años. Haciendo eso se podría garantizar un sueldo de cuarentena de 30 mil pesos para todos aquellos que no tengan trabajo o estén en la informalidad.”

También charlamos con Valeria, que es auxiliar de la primaria N° 51 y nos decía: “En casa nuestro grupo familiar está integrado por cuatro personas, tres mayores y un menor. Dos de los mayores son grupo de riesgo. Personalmente en lo económico nos está afectando muchísimo, no alcanza la plata y la suba de precios en los productos es demasiado. Hoy estuvimos entregando bolsones de mercadería y noté que a las familias los bolsones que les están dando para diez días son muy escasos. Yo creo que no alcanzan ni para dos días. Se tendría que dar más mercadería."

Por su parte Emmanuel Nieva, docente y referente del PTS en el Frente de Izquierda San Martin nos comentaba “Hoy fuimos a la escuela secundaria N° 39 donde estuvimos repartiendo bolsas de alimentos y viandas para las familias, quienes en esta cuarentena intentan sobrevivir a la difícil situación actual. Estas escuelas ya vienen padeciendo el ajuste que se viene desarrollando en el país en la educación pública y se vé en los comedores que no dan abasto."

Es urgente que el gobierno deje de invertir en pagar al FMI y a las fuerzas de seguridad en la calle (que en barrios como La Carcova es moneda corriente el hostigamiento y persecusión que hacen hacia los jóvenes y trabajadores) y ponga los recursos para la salud y resolver todos los problemas estructurales del pueblo trabajador. Como agrega Emmanuel: "Nosotros, los docentes, auxiliares y los ex alumnos y padres que estamos a la cabeza vemos totalmente insuficiente lo que manda el Estado. Este miércoles el gobierno giró mucho dinero, precisamente 250 millones de dólares al pago de la deuda externa que es totalmente ilegítima. Todos esos recursos económicos deberían estar invertidos en la salud pública y en la educación.”







Temas relacionados

#coronavirus   /    Coronavirus   /    Crisis alimentaria    /    Solidaridad   /    Crisis de la salud pública   /    Docentes   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO