Mundo Obrero

Docentes de Suteba Ensenada se solidarizan con los vecinos del Barrio Cabezas

El cuerpo de delegados del combativo Suteba Ensenada votó una campaña solidaria con los vecinos del Barrio Cabezas, afectados por los contagios de Covid 19. Reclaman al gobierno municipal y provincial un plan de asistencia sanitaria y social integral para todas las familias.

Laura Champeau

Secretaria de Organización Suteba Ensenada

Marcia Sosa

Docente. Delegada de Suteba Ensenada

Viernes 5 de junio | 16:45

Luego de años de abandono y postergación por parte de los gobiernos municipales de Ensenada y Berisso, el barrio Cabezas se da a conocer en los medios por la triste noticia del disparo de contagios de Covid-19. Quienes viven en condiciones de marginación, hacinados y con trabajos precarios o desocupados, son particularmente afectados por la pandemia. Los trabajadores de la región impulsamos acciones solidarias mientras denunciamos esta situación estructural de años.

Podés leer: Estigmatización y aislamiento: la respuesta del Gobierno frente a la emergencia en el Barrio Cabezas

Así como la agrupación Marrón petrolera en YPF que impulsó la colecta solidaria de mamelucos que protejan a los vecinos, los docentes que conocemos a la comunidad y venimos colaborando de forma solidaria con la entrega de alimentos en las escuelas, también impulsaremos distintas acciones de solidaridad y presentaremos un reclamo formal al municipio de un plan de asistencia integral, sanitario y social. Asimismo, votamos impulsar una campaña de recolección de alimentos no perecederos y artículos de limpieza en apoyo a los vecinos del barrio José Luis Cabezas.

El cuerpo de delegados de Suteba Ensenada se reunió de forma virtual y se votaron una serie de resoluciones en defensa de los trabajadores y sectores populares frente a la pandemia y sus consecuencias. Si bien la convocatoria fue propuesta por la conducción provincial de Suteba, las agrupaciones que conforma el “Frente docente de Ensenada” (La Celeste, Patria Grande y la Azul y Blanca), no participaron de la reunión. Dan la espalda a los espacios democráticos de organización de los trabajadores porque están ocupados sosteniendo la política del gobierno provincial y municipal que destinan migajas para los sectores populares mientras cumplen los compromisos de pago con el FMI. Reclamamos un plan de acción a la conducción nacional y provincial del gremio docente que vienen actuando de secretarios del gobierno.

Reproducimos el comunicado de Suteba Ensenada:

Ante el crecimiento de contagios de COVID 19 en el Barrio Cabezas y en Ensenada

Los trabajadores de la educación de Ensenada manifestamos nuestra gran preocupación por el disparo de contagios de Covid 19 en el Barrio José Luis Cabezas en Berisso-Ensenada, así como la aparición de nuevos casos en El Dique y Punta Lara. Está el antecedente de Villa Azul y Villa Itatí, en Quilmes y Avellaneda, donde los intendentes resolvieron de común acuerdo con el gobernador Axel Kicillof y el ministro Berni ejercer un fuerte control social, instalando 900 policías y el ejército, para cercar los barrios convirtiéndolos en guetos a cielo abierto sin garantizar medidas urgentes para evitar el contagio.

En nuestra región, Mario Secco, junto a Fabián Gagliardi, intendente e Berisso procedió de la misma manera, disponiendo el cierre de una parte del barrio Cabezas (37 casos positivos de coronavirus y más de 50 en estudio), como parte de un “gran operativo” conjunto con la presencia de la policía y los medios de comunicación.

El confinamiento con cerco policial no es una salida para las familias del barrio, muchas de origen migrante, que padecen problemas estructurales de falta de vivienda, agua potable, y cloacas que viene de años sin políticas de inversión. Como denuncian los vecinos todo se ha hecho a ciegas, no hay testeos masivos. Tuvieron que pasar 72 días de cuarentena y la detección de los primeros casos de coronavirus en el José Luis Cabezas para que los intendentes de Ensenada y Berisso del Frente de Todos se acercaran al barrio. Resulta indispensable la desinfección, obras y el saneamiento de los canales y pastizales ya que la contaminación y las aguas servidas son focos de contagio para el coronavirus y el dengue.

Al barrio Cabezas jamás llegó una línea de asfalto, ni de cloacas, ni el agua potable. La misma situación de miseria y necesidades populares la padecen los vecinos de Villa Rubén Sito, camino a Punta Lara o Villa Catella. Desde Suteba Ensenada denunciamos que el hacinamiento, falta de servicios, desocupación y precarización laboral en los barrios, asentamientos y villas convierte a éstos en zonas de alto riesgo de contagio, transmisión del virus y riesgo de muertes que podrían ser evitadas.

Reclamamos el aumento de la asistencia alimentaria y la entrega de insumos de higiene. Un salario de emergencia de $30.000 y las obras de infraestructura necesarias en los barrios postergados afectando la ganancia de las grandes empresas de la zona que precarizan y contaminan mientras exponen a los trabajadores al contagio. Por un verdadero impuesto a la riqueza para financiar un plan sanitario integral frente a la crisis sanitaria, económica y social. Desconocimiento y no pago de la deuda externa fraudulenta e ilegítima. Ruptura con el FMI.

Suteba Ensenada impulsa una campaña solidaria con los vecinos del barrio José Luis Cabezas y llama a la docencia a colaborar con estas necesidades urgentes que impone la pandemia. Ratificamos que es responsabilidad del estado asegurar las obras, comida y recursos de protección y sanitarios para combatir el coronavirus. El miércoles 10 de junio, una delegación de compañerxs docentes, vecinos, ambientalistas y organizaciones sociales se hará presente en la municipalidad para presentar este pliego de reclamos.







Temas relacionados

Covid-19   /    Suteba Ensenada   /    Barrios   /    Pobreza   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO