Sociedad

solidaridad

Docentes auxiliares y estudiantes organizan el reparto de alimentos en Villa Ballester

El martes 21 de abril se realizó la segunda entrega de bolsones de alimentos en la primaria y secundaria de la escuela Rosario Vera Peñaloza ubicada en Villa Ballester, partido de San Martín. Participaron de esta jornada docentes del nivel primario y secundario, auxiliares, trabajadores y estudiantes del terciario.

Solange Luna

Estudiante terciaria - San Martín

Viernes 24 de abril de 2020 | 15:30

Sofía Hermosilla, delegada docente de la Agrupación Marrón que estuvo presente nos comentaba “Esta es la segunda entrega de bolsones de alimentos en la escuela secundaria, donde se pudo establecer lazos de solidaridad entre docentes, auxiliares y estudiantes que desde muy temprano estuvimos en la organización y distribución de mercadería".

"Asimismo hay que mencionar la escasez en la cantidad de alimentos que envía el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, pues sólo se mandaron 390 raciones para una escuela que cuenta con una matrícula de casi 900 estudiantes aproximadamente." expresó.

Hace una semana el gobernador de la provincia Axel Kicillof anunció un aumento miserable para el servicio alimentario en las escuelas quedando sólo $50 por día para cada niño, mientras que para el pago de intereses de deuda anunció que destinará el pago de 7000 millones de dólares. La realidad en la que viven las familias que se acercan a las escuelas para recibir los bolsones de alimentos deja en evidencia que esta crisis se viene profundizando y que con $50 los pibes no comen.

Te puede interesar:Kicillof y su negociación con los bonistas en tiempos de pandemia

Al respecto de esta situacíon la docente nos comenta que "Fueron muchas las familias que se quedaron sin el bolsón de mercadería. Entonces, en este contexto de pandemia y crisis económica y social que tiende a agudizarse, se hace cada vez más imperiosa la necesidad de organización entre todos los que formamos parte de la comunidad educativa (docentes, auxiliares, estudiantes y familias), para dar una salida a favor de los trabajadores y dejemos de ser quienes paguemos la gran crisis que ésta situación genera.”

Por otro lado, Evangelina, presidenta del centro de estudiantes del terciario que funciona en esta escuela nos decía: “Nos llena de orgullo ver la enorme solidaridad que se expresa desde abajo, entre los estudiantes, docentes, trabajadores y las familias de los pibes, que están poniendo el cuerpo en medio de la pandemia. Creemos que es necesario organizarnos de forma inmediata, coordinando con todos los sectores, apostando a la unidad de los trabajadores y estudiantes. Por eso, desde el centro de estudiantes venimos impulsando comités solidarios entre trabajadores, docentes, estudiantes y junto a la comunidad, para hacerle frente a esta crisis."

Ante esto la estudiante expresó: "También seguimos exigiendo al estado provincial que garantice la provisión de suficientes bolsones de alimentos en las escuelas y que estos alimentos sean nutritivos, porque sabemos que el hambre no espera, así como también contengan elementos de higiene y limpieza necesarios para el cuidado y prevención de enfermedades, y los insumos necesarios de seguridad e higiene como guantes, alcohol en gel y barbijos para los trabajadores que vienen a las escuelas para garantizar que los bolsones lleguen a manos de las familias.”

La escuela ubicada en el partido de San Martín, es uno de los más afectados por la pandemia. No solo por presentar el mayor número de infectados por el Covid-19 en la zona norte del Gran Buenos Aires (que incluye a los trabajadores de salud del hospital Belgrano de Villa Zagala ), sino también porque es un distrito con una gran crisis habitacional.

En San Martín hay 31 villas y 9 asentamientos donde viven hacinadas decenas de miles de familias en condiciones realmente alarmantes, sin cloacas ni gas natural, en viviendas precarias y muchas de ellas pegadas a la quema del CEAMSE expuestas a enfermedades.

Antes las necesidades de las familias de San Martín es necesario tomar medidas urgentes como la impulsada por Nicolás Del Caño y el Frente de Izquierda Unidad presentando un proyecto de impuesto extraordinario a las grandes fortunas y de esta manera poder garantizar un salario de cuarentena de $30.000 para quienes tienen que quedarse en sus casas y no tienen licencias pagas así como también aumentar el presupuesto para garantizar a las familias bolsones de alimentos nutritivos, la compra de los insumos necesarios para hacerle frente a esta pandemia desde test masivos hasta respiradores e insumos para que los trabajadores estén protegidos.

Te puede interesar:La izquierda propone que el Congreso apruebe un impuesto extraordinario a las grandes fortunas







Temas relacionados

Coronavirus   /    Auxiliares escolares   /    Centros de estudiantes   /    Docentes   /    Opinión   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO