Política Chile

ENTREVISTA

Dirigentes del Ferrocarril: “Necesitamos construir una alternativa política de combate”

Entrevistamos a dirigentes sindicales del Ferrocarril Antofagasta Bolivia (FCAB) que serán parte del acto de la izquierda anticapitalista al que invita La izquierda Diario.

Sábado 3 de noviembre de 2018 | Edición del día

Los trabajadores del ferrocarril han estado más de 100 días luchando para que FCAB, compañía del grupo Luksic, reincorporen a sus compañeros de trabajo, que fueron despedidos en una de las ciudades más costosas y con más desempleo del país, Antofagasta. Como a La Izquierda Diario hemos difundido su lucha y ejemplo de combate.

Pablo Muñoz y Nicolás Bustamante, dirigentes sindicales del ferrocarril, vienen denunciado desde febrero diversas prácticas antisindicales de la compañía de la familia más millonaria de Chile, y este próximo 17 de noviembre serán parte del acto de la izquierda anticapitalista que se realizará en Santiago con trabajadores, mujeres y estudiantes.

LID: A principio de año y, en los primeros meses del gobierno de Piñera, hubo miles de despidos y cierres de fábrica como Maerk. Los trabajadores del ferrocarril decidieron luchar por la reincorporación ¿Por qué?

NB: Para nosotros el despido es un ataque, las empresas, en especial las de grupos económicos multinacionales como Luksic, no tienen necesidad de despedir, es decir, sus ganancias son tan brutales que para ellos los salarios y gratificaciones de un grupo de trabajadores es algo absolutamente insignificante para sus ganancias. Estamos hablando del multimillonario más rico de Chile, que esconde detrás del regalo de asados por redes sociales un escenario completamente irracional, porque FCAB prefirió despedir a trabajadores negando la posibilidad de reubicación en otras áreas donde estaban contratando. Es esta indignación la que impulsó a mis compañeros a luchar, porque la verdadera cara del grupo Luksic es la que despide y enferma de cáncer a la población producto de la contaminación, que nos tiene con turnos inhumanos y sueldos bajos, este es el escenario que generan multimillonarias ganancias a la familia Luksic.

PM: Durante décadas hemos visto cómo algunos dirigentes sindicales se adaptan y terminan arreglados con la empresa, evitando que los trabajadores demos pelea, otros dirigentes sólo están dispuestos a dar una lucha legal, lo que es insuficiente pues recordemos que quienes hacen las leyes son amigos, familiares o financian sus campañas con aportes del gran empresariado, las leyes buscan hacer el menor daño a los empresarios. Nosotros propusimos no quedarnos con los brazos cruzados, llevamos adelante un fondo de resistencia, al cual han aportado diversos sindicatos, organizaciones de trabajadores, estudiantes que tarrearon en sus facultades, profesionales y hemos realizado distinto tipo de actividades con las cuales han solidarizado familias, trabajadores, mujeres y juventud, así hemos podido lograr el sustento material para dar la batalla.

LID: Hemos visto que han sido parte de distintas luchas y han impulsado la coordinación con distintos sindicatos y conflictos sociales ¿qué nos pueden contar?

PM: Nosotros hemos solidarizado como docentes, mineros, industriales y empleados públicos, quienes están sometidos a la irracionalidad del empresariado y los gobiernos de turno. De conjunto estamos sometido a bajos salarios, a una educación y salud precaria, y ni qué decir de las pensiones de hambres por culpa del sistema de AFPs impuesto bajo la dictadura. En este marco vemos que es necesaria la unidad entre los trabajadores, es fundamental, es por ello que durante este conflicto hemos solidarizado en los conflictos de todos estos sectores, contra los despidos, los derechos docentes como la deuda histórica, los derechos de las mujeres como el aborto legal o las demandas estudiantiles y contra la contaminación. Así también contra los ataques que impulsa este gobierno, como el Estatuto Laboral Juvenil, que no obliga a los empleadores a reconocer fueros maternales y sindicales.

LID: Ustedes serán parte del acto por una izquierda anticapitalista ¿Por qué piensan que es necesario impulsar una alternativa anticapitalista? ¿Por qué no las otras variantes de izquierda?

PM: Nosotros acordamos que hay que impulsar una izquierda que sea anticapitalista, que cuestione este sistema de explotación y opresión al que somos sometidos, donde hoy sólo 8 capitalistas concentran la misma riqueza que 3600 millones de personas que representan la mitad de la población mundial. Pensamos que la izquierda que no cuestiona la propiedad privada y no se decide a dar batalla, es completamente inviable para dar salida a las grandes franjas de la población, los empresarios y sus políticos nunca estarán dispuestos a invertir en algo ajeno a sus ganancias, creer que buscan el bienestar del conjunto de la población es algo completamente utópico.

NB: Yo pienso que es importante tener una mirada más allá de nuestros lugares de trabajo o incluso de la situación nacional, es necesario que los trabajadores, las mujeres y la juventud tomemos el pulso a una situación internacional con una crisis del capitalismo que no se cierra. Vemos situaciones bastantes complejas que se van extendiendo, vemos un Trump que amenaza con esperar con 7 mil soldados en la frontera de México a las caravanas de inmigrantes que pretenden llegar a EE.UU. Vemos cómo en otros países del continente se están votando políticas de ajustes que afectan al pueblo trabajador, como fue el presupuesto del FMI en Argentina, que mientras se votaba el gobierno de Macri -amigo de Piñera-, reprimió a trabajadores en las afueras del congreso, o en Brasil, donde salió electo un ultraderechista, machista y racista, que lleva 3 asesinatos políticos en manos de sus adherentes.

PM: Lo de Brasil pegará en toda América latina, Bolsonaro pretende imponer una reforma previsional, junto a Paulo Guedes como ministro de hacienda, un neoliberal de la escuela Chicago boy, de los mismos que impusieron las AFPs en Chile que nos tiene con pensiones de hambre. Los gobiernos que durante décadas han figurado como izquierda, la Concertación, la Nueva Mayoría, o como el PT en Brasil, han demostrado que no son una alternativa para el pueblo trabajador, su política de conciliación con el gran empresariado y capital financiero, es una vía impotente para dar respuesta, así quedó demostrado en Brasil o Chile. El Frente Amplio, emergió como una alternativa a izquierda de los partidos de la Nueva Mayoría y el PC, pero en su práctica no hace más que repetir viejas fórmulas de parlamentarizar los grandes problemas, actuando en los hechos conteniendo y desviando las luchas al parlamento, son corrientes que a nivel internacional han mostrado impotencia como sucedió en Grecia con Syriza, una variante de izquierda que terminó administrando los ajustes del imperialismo al pueblo trabajador griego. Nosotros vimos que los trabajadores en Brasil lograron frenar la reforma provisional del golpista de Temer y hoy pueden mostrar una respuesta contra el bolsonarismo y ser un despertador para los trabajadores de América latina.

LID: ¿Por qué es importante este acto?

NB: En ese sentido, hay que apostar a una alternativa política anticapitalista de los trabajadores, que combata con la movilización en las calles, pues sólo con la unidad en las calles podremos enfrentar sus ataques y reformas, y esto no es una lucha parcelada, es una lucha que debemos dar, confiando en la enorme fuerza que tenemos como trabajadores, una fuerza que sea independiente de cualquier variante empresarial, y para ello debemos impulsar una herramienta política que comience a prepararse para combates abiertos. Necesitamos construir una alternativa política de combate, una izquierda anticapitalista, pensamos que el acto es un primer paso, que nos arme para seguir dando este combate.







Temas relacionados

Acto 17N Anticapitalista e internacionalista   /    FCAB   /    Sindicato   /    Acto político   /    Política Chile   /    Antofagasta   /    Izquierda Anticapitalista   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO