Mundo Obrero

INGENIOS AZUCAREROS

Dirigentes azucareros llevaron su reclamo a Capital Federal

Las direcciones sindicales de los ingenios de Jujuy y Salta, nucleadas en la Federación Azucarera Regional, aterrizaron con sus reclamos en Capital Federal y marcharon a la Casa de Jujuy y Salta.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Sábado 3 de diciembre de 2016 | 12:38

El 30 de Noviembre fue el día en que la Central de Trabajadores Argentinos Autónoma (CTA-A), bajo la dirección de su Secretario Adjunto Ricardo Piedro, impulsó la movilización. Los sindicalistas de los ingenios Ledesma, La Esperanza, San Isidro, Tabacal y Rio Grande, Rafael Vargas y Roberto Perea (SOEAIL), Néstor Bautista (SOEA), Mariano Cuenca (SOEASI), Claudio Colque (STA), José Antonio Reales y Anastacio Cazón (SOA), en su mayoría asesorados por el abogado laboralista Enrique Wandschneider (CTA Autónoma), tomaron la palabra dando discursos encendidos contra las patronales, el gobierno nacional y los gobiernos provinciales de Morales (UCR) y Urtubey (PJ).

En ambas casas se entregó un informe del Observatorio de Derecho Social que denuncia la represión y la criminalización de la protesta, padece el movimiento obrero azucarero, como así también, la violación por parte de las empresas de la legislación laboral y de asociaciones sindicales vigente en el país. Un día antes, dicho informe fue presentado en el Congreso de la Nación junto al ex diputado Victor Degenaro de Unión Popular (UP) y al diputado Pablo López del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

Cuenca del Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio San Isidro tomo la palabra al llegar a la casa de Salta para denunciar que “hoy los trabajadores estamos viviendo momentos muy difíciles, estamos siendo golpeados por un gobierno oligarca que pretende que cedamos derechos y avanzar con nuestros convenios colectivos”. Colque, Secretario Adjunto del Sindicato de Trabajadores del Azúcar -Ingenio Refineria Tabacal, en la misma línea de denuncia al poder político servil a los capitalistas, sentencio “Durante todo el año vinimos protagonizando conflictos importantes y extensos para enfrentar las medidas patronales que apuntaron a reducir salarios y precarizar a los compañeros. En paralelo, y de forma cómplice, el Gobierno provincial y el Poder Judicial no dudaron en armar causas judiciales para perseguir a quienes luchamos por condiciones laborales y salarios dignos”. Y cerró su discurso planteando que “si hacen falta 100 días de paros, lo vamos hacer porque no vamos a entregar nuestra lucha”.

Al llegar la movilización a la Casa de Jujuy se encontró con un edificio totalmente vallado. Pese a este recibimiento, Bautista señalo que era “un sueño cumplido poder traer a la gran Capital nuestra propuesta, y hacerles saber a ustedes cómo está actuando el poder político de Morales para dejarnos afuera del circuito de trabajo. Pero como estamos resistiendo, no van a poder cumplir con su cometido". Vargas remarco que “Las empresas no ceden, avanzan, y con el gobierno que tenemos se sienten empoderadas. Lo que nos preocupa es lo que viene, porque nosotros vamos a seguir peleando y la empresa, si no ve muertos, no actúa”. Pero a la par, esgrimió "queremos decirle públicamente a Blaquier que no le tenemos miedo, y que de la misma forma que hemos denunciado su participación en delitos de lesa humanidad, ahora no nos va a temblar la voz en decir que considera máquinas a sus trabajadores que están en el campo".

Ya en el cierre de la movilización y acto, Victor De Gennaro, fundador de la CTA, ex dirigente de la central, ex legislador nacional y referente de UP, dijo “sigan adelante con la conformación de la Federación Azucarera Regional, que si responden a eso, vamos a salir a la calle también acá en Capital para demostrar que si tocan a uno, nos tocan a todos”.

Urge una defensa desde las bases

Más allá de la marcha en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los discursos encendidos de los dirigentes sindicales y la presentación de una denuncia en el Congreso Nacional por las causas judiciales, que abrieron las empresas y los gobiernos provinciales contra dirigentes y delegados del SOEAIL y el STA, la multa millonaria de $2.355.260 al SOEAIL, la pena de trabajo voluntario no remunerado por 18 meses a Rafael Vargas por una denuncia efectuada por Ledesma S.A.A.I. en el 2013, y el plan de 800 despidos en La Esperanza, hace falta de modo urgente un Congreso de Delegados de base de todos los sindicatos nucleados en la Federación Azucarera Regional (FAR).

Una instancia democrática donde se delibere y vote un plan de lucha para frenar los ataques de las patronales azucareras y los gobiernos provinciales de Morales y Urtubey, dos aliados de la presidencia Macri, caracterizada como un gobierno de y para los ricos. Si no se dan estos pasos en la organización de las bases y la acción directa, la consciencia y fuerza de los trabajadores, tensada por meses de luchas duras, huelgas, cortes de rutas y caminos internos, asambleas, movilizaciones y enfrentamiento a represiones policiales, será desperdiciada, y los empresarios del sector volverán a la carga contra las conquistas obreras.

Ya sabemos que presionaran al poder judicial para que se pronuncie a favor de la aplicación del turno relevante, que reduce los jornales y la masa salarial de los obreros. A su vez, las patronales azucareras, seguirán abriendo causas judiciales a dirigentes, delegados y activistas, por el único “delito” de defender sus derechos laborales, y se jugaran a insistir con su tradición de querer imponer los salarios más bajos de la industria y mantener la precarización laboral, sosteniendo la cantidad abrumadora de obreros fichados como temporarios o eventuales en los ingenios, y negándose a otorgarle la efectividad a miles de trabajadores.







Temas relacionados

Ingenio Tabacal   /    Trabajadores azucareros   /    Ingenio La Esperanza   /    Ingenios   /    Ingenio Ledesma   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO