Economía

PRESUPUESTO 2017

Diputados: presupuesto de ajuste y rechazo a tratar la derogación del dietazo

Extensa jornada donde el oficialismo y sus aliados apoyaron un presupuesto de ajuste para 2017. La contracara: rechazaron tratar el proyecto para derogar las dietas de diputados y senadores.

Jueves 3 de noviembre de 2016 | Edición del día

En una jornada maratónica el oficialismo debatió durante horas el Presupuesto 2017, que cuenta con importantes recortes en salud, educación, derechos humanos y cultura mientras que los pagos destinados a la deuda ocupan un lugar destacado.

Mientras se discutió un presupuesto con reducciones, recientemente se conocieron los aumentos de las dietas de diputados y senadores. Incrementos que no se debatieron en ningún lugar.

La diputada del PTS-FIT Myriam Bregman abrió la jornada exigiendo se trate su proyecto para derogar inmediatamente los dietazos. Sin embargo, 112 diputados rechazaron la propuesta dejando en evidencia que son una casta política ajena a los intereses del pueblo trabajador.

La prioridad de ayer en el Congreso era votar un presupuesto que aumente los recursos para los especuladores y los buitres, mientras los servicios que son utilizados en su mayoría por los sectores populares como la salud y la educación pública se siguen desfinanciando.

Leé también: Congreso Nacional: “La platita de la casta no se toca…”

Los recortes del Presupuesto

El Presupuesto 2017 estima a nivel macroeconómico un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 3,5 %, una inflación del 17 %, un dólar a $ 18 y un déficit del 4,2 %.

El proyecto destina un aumento del 32,4 % al pago de los intereses de la deuda pública con respecto a 2016. Los intereses de deuda pública representan el 10 % del total del gasto proyectado para 2017 (2,53 % del PIB).

Los fondos buitres, el Club de París y otros especuladores embolsarán $ 247.632 millones (casi U$S 14.000 millones al tipo de cambio de $ 18 por dólar promedio que establece el presupuesto para 2017).

La partida de educación aumenta en términos reales sólo el 15 % y se lleva sólo 6,8 % del total del gasto proyectado para 2017, según los cálculos del sitio Chequeado.

La salud tiene un incremento nominal de 4,9 %, pero hay un ajuste real de 12,2 %.

La Secretaría de Derechos Humanos sufre un recorte del 15 %, que representa $ 110 millones menos.

En Ciencia y Técnica, luego de las movilizaciones de docentes, científicos y estudiantes aumentaron la partida. Sin embargo, un comunicado de prensa de los Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), explicó que "aún con esa partida extra, el actual presupuesto implica un recorte brutal a la investigación pública" y citaron que con esos fondos "ni siquiera alcanza para igualar el presupuesto del Ministerio al monto otorgado durante 2016, sino que sigue $ 190 millones por debajo, incluso sin tomar en cuenta la devaluación de diciembre ni la inflación acumulada".

Te puede interesar Presupuesto 2017: Pro deuda y Pro recorte a la salud, educación y ciencia

Presupuesto en debate

El oficialismo contó con el apoyo del Frente Renovador y el bloque Justicialista, Peronismo para la Victoria (PpV-Evita) un sector del FpV entre ellos Gioja para aprobar el presupuesto y girarlo al Senado, mientras que el Frente de Izquierda y el Frente para la Victoria manifestaron que rechazarían el proyecto. Libres del Sur se abstuvo.

El diputado del PRO, Luciano Laspina, defendió ayer en el recinto de la Cámara Baja el proyecto de presupuesto para 2017 al afirmar que "este es el presupuesto más federal de los últimos 20 años".

Laspina informó que es una propuesta consensuada con los sectores aliados de la oposición "es una vuelta a los principios de la Constitución Nacional" y que “estamos votando el Presupuesto más federal de los últimos 20 años”.

El diputado macrista destacó los beneficios para las provincias y declaró que “cumplimos el fallo de la Corte que le devuelve el 15 % de la masa coparticipable de las provincias; y en cumplimiento de la Ley de Reparación Histórica incluimos una partida de 14 mil millones de pesos para financiar el déficit de las cajas jubilatorias provinciales”.

Además, afirmó que “vamos a invertir decenas de miles de millones en el Plan Belgrano, el más ambicioso en décadas” e “incorporamos $ 5 mil millones al denominado ‘Fondo de la Soja’”.

Axel Kicillof sostuvo que éste es el “el Gobierno que más se endeudó en menos tiempo”. El exministro de Economía criticó el presupuesto remarcando que “el proyecto original no fue cambiado en su sustancia” y agregó que “marca que vamos a seguir con una política de redistribución regresiva”, además de que “han abierto las importaciones, crearon una bicicleta financiera y plancharon el dólar”.

El diputado del Frente Renovador, Marco Lavagna, señaló que “es un Presupuesto más real, pero va a depender de si aplica pragmatismo electoral para ver cómo cierran las cuentas al final del año próximo, para ver si descuidan las cuentas como sucedió en 2014”.

Lavagna indicó que “es bueno llegar a un proyecto en el que se han realizado más de 20 cambios en relación al proyecto original” y admitió que “este es un presupuesto mejor que el que había llegado originalmente”.

El Frente de Izquierda rechaza el presupuesto de ajuste

Myriam Bregman sostuvo que “los mismos que se negaron a discutir las dietas que se cobran en esta cámara, ahora van a votar un presupuesto de ajuste para las necesidades populares”.

La diputada del PTS-FIT denunció el endeudamiento, los enormes recursos para el capital financiero y a los empresarios, mientras que para los sectores populares hay migajas.

Bregman advirtió el bajo presupuesto destinado al Consejo Nacional de Mujeres en 2017 que será de $ 750 millones, un monto casi similar al 2016.

Por su parte, Néstor Pitrola del Frente de Izquierda-PO, cuestionó la propuesta del Ejecutivo y resaltó que el proyecto plantea un "endeudamiento demencial". Al cierre de esta edición, continuaba el debate del presupuesto 2017.

Te puede interesar: Dietazo: la denuncia de Myriam Bregman que no se pudo silenciar

Lo que se desnudó en el debate del Congreso es que los diputados y senadores son un grupo minoritario que viven como una casta privilegiada, alejada de los padecimientos y necesidad de la mayoría de la población. Por eso el Frente de Izquierda presentó en el Congreso y en las legislaturas provinciales un proyecto de ley para que todo legislador y todo funcionario no pueda cobrar mensualmente más de lo que gana un/a docente.

Mientras el gobierno se niega reabrir las paritarias y otorgar un bono de fin de año, los diputados agilizan los trámites para aprobar un presupuesto que recorta importantes partidas y beneficia a los especuladores. Con esos favores y prebendas, esa casta política gobierna a favor de los capitalistas.

Te puede interesar Presupuesto 2017: ajuste, deuda y financiamiento electoral a Cambiemos







Temas relacionados

Presupuesto 2017   /    Dietazo   /    Myriam Bregman   /    Congreso Nacional   /    Ajuste   /    Diputados   /    Parlamentaria   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO