×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Fue después de una sesión maratónica a pesar de que el proyecto salió casi por unanimidad. El oficialismo y Juntos por el Cambio discutieron desde vacunas hasta la realidad en Formosa, en una jornada que tuvo mucho de campaña electoral.

Domingo 28 de marzo | 09:00

La Cámara de Diputados le dio media sanción, en una sesión especial que se extendió durante todo el sábado hasta la mañana del domingo, al proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias. Además, durante la jornada maratónica se votaron leyes sobre educación ambiental, una reforma en el monotributo y cambios a la ley de doping en el deporte.

Antes del debate por Ganancias, se realizaron homenajes a los 30000 detenidos desaparecidos en la última dictadura cívico, militar y eclesiástica.

Previo a las votaciones de las leyes, durante toda la tarde diputados y diputadas plantearon "cuestiones de privilegio", convirtiendo al recinto en una suerte de asamblea de debate político. Uno de los temas centrales que atravesaron los cruces entre el oficialismo del Frente de Todos y la oposición de derecha de Juntos por el Cambio fue la crisis en la provincia de Formosa, por la política ultra represiva y las violaciones a derechos humanos por parte del Gobierno de Gildo Insfrán.

A su turno, Nicolás del Caño recordó que el Frente de Izquierda denunció a Insfrán desde siempre, pero apuntó a la hipocresía de Cambiemos, que hizo silencio de hospital respecto de otra provincia también manejada como un feudo, pero con un gobernador que es de su misma fuerza política: la Jujuy de Gerardo Morales.

En la sesión estuvieron presentes, durante distintos momentos, los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Medio Ambiente, Juan Cabandie, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. También estuvieron en el Congreso representantes de dirigencia de la CGT, la CTA y de la Corriente Federal, que ahora festejan pero que hace años no toman una sola medida en defensa de los salarios de la clase trabajadora.

El proyecto de reforma del impuesto al salario, fue apoyado por el Frente de Todos, los interbloques Federal y Unidad Federal para el Desarrollo, Movimiento Popular Neuquino, Acción Federal, y Juntos por el Cambio, que presentó disidencias parciales. La ley salió casi por unanimidad, con la abstención de tres legisladores y sin votos negativos.

Los principales cambios del Impuesto a las "Ganancias" son:

  •  Se reforma el artículo 30 para subir la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el objetivo de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta $ 150 mil brutos ($ 124 mil de bolsillo).
  •  Se excluye del cálculo del impuesto el pago del aguinaldo cuando se trate de salarios de hasta $ 150 mil brutos y jubilados que perciban hasta ocho haberes mínimos, y la deducción por concubino.
  •  Habrá una deducción por gastos de guardería hasta los tres años con un monto anual de hasta $ 67.400, y por elementos de trabajo o capacitación.
  •  Se establece que los trabajadores que perciben entre $ 150 mil y $ 173 mil tendrán una deducción especial.
  •  Los beneficios serán retroactivo al 1 de enero, y el Gobierno contempla devolver los descuentos que se realizaron a los trabajadores que quedarían exentos de este impuesto.

    Te puede interesar: El salario no es ganancia, pero un millón de trabajadores seguirán pagando el impuesto

    Se estima que la medida beneficiaría a 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados. Sin embargo, el proyecto oficial establece que la actualización del mínimo no imponible se hará por el mismo mecanismo vigente, por el RIPTE, por este motivo anticipan que muchos de los que dejen de pagar el impuesto lo volverán a pagar en los próximos meses. Los cambios en el impuesto mantienen la concepción de que el salario es ganancia, cuando no es así. Todos los trabajadores bajo convenio deberían estar exentos de pagar este tributo.

    Pero si bien la medida implicaría, aunque con su límites, un alivio para un sector de trabajadoras y trabajadores, lo que no está contemplado en el debate es la realidad de millones que no pagan impuesto a las ganancias porque cobran salarios que están muy lejos del límite no imponible. Para esos sectores no hay medidas de ningún tipo. Así lo denunció Nicolás del Caño.

    Monotributo: ¿y los trabajadores precarizados?

    Antes de la sanción de Ganancias se votó también una reforma del monotributo, con dos cambios que implican, por un lado, la actualización de las categorías. Por otro, la transición entre Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) y el Régimen General (RG).

    A través de la propuesta, se contempla la actualización para las escalas y montos del monotributo correspondientes al período 2020, que empezarán a regir cuando se apruebe el proyecto.

    Ahora bien, la ley deja afuera del debate la situación de miles de monotributistas que trabajan en relación de dependencia para empleadores, entre ellos el Estado. Se trata de relaciones laborales encubiertas que flexibilizan las condiciones laborales. En este aspecto no hay grieta entre oficialistas y opositores patronales.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias