Géneros y Sexualidades

INTERNACIONAL

Diez mil niños refugiados desaparecidos en Europa

Se sospecha que muchos estén siendo explotados sexualmente por redes de trata de personas.

Martes 2 de febrero de 2016 | Edición del día

De acuerdo con sus previsiones más conservadoras, la Oficina Europea de Policía (Europol) estima que al menos 10.000 niños refugiados han desaparecido luego de arribar a Europa. Se cree algunos pueden haberse reunido con sus familiares sin conocimiento de las autoridades, pero se teme que un alto porcentaje se encuentra en manos de organizaciones de tráfico de personas, según los oficiales europeos.

Sólo el año pasado llegaron a Europa cerca de 26.000 menores sin acompañamiento, según datos de Save the Children, sobre un total aproximado de 270.000 niños refugiados, un 27% del millón de personas que en 2015 atravesaron las fronteras huyendo de la guerra en Siria y otras zonas de conflicto.

De acuerdo con las investigaciones de la Europol, publicadas por los diarios británicos The Guardian y The Observer, - la mitad del total de niños desaparecidos se pierde en Italia, donde al menos 5.000 menores no acompañados se encuentran a merced de una "infraestructura criminal paneuropea", relativamente nueva y enormemente sofisticada que ha fijado su objetivo entre los refugiados.

Esta organización criminal habría aparecido hace 18 meses y tendría sus epicentros en Alemania y Hungría, país este último que sirve como centro de tránsito desde el cual las redes de trata reciben a los menores procedentes de Italia -o de Suecia, donde oficiales del puerto de Trelleborg dan por desaparecidos a otro millar de niños- y los distribuyen por el resto del continente.

Por su parte, Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR),el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Comisión de Mujeres Refugiadas (WRC), han expresado preocupación por los graves riesgos que enfrentan las mujeres y niñas refugiadas que están en continuo movimiento en Europa.

Desde el 15 de enero de 2016, poco más del 55% de los que llegaron son mujeres y niños, en comparación con solo 27% en junio de 2015.

ACNUR, UNFPA y WRC llevaron a cabo una investigación sobre los riesgos enfrentados por las mujeres y niñas refugiadas en Grecia y Macedonia en noviembre de 2015. Según el informe realizado, “las mujeres que viajan solas o las que viajan con niños, las mujeres embarazadas y lactantes, las niñas adolescentes, los niños no acompañados, las niñas y niños casados prematuramente -algunas veces con bebes recién nacidos- las personas con discapacidad y los adultos mayores son los que están particularmente en riesgo y requieren de una respuesta de protección coordinada y efectiva”.

Muchas mujeres y niñas refugiadas y migrantes ya han sido expuestas a varias formas de violencia sexual y de género, ya sea en sus países de origen, de primer asilo, o a lo largo de la travesía hacia y en Europa. Algunas de las mujeres entrevistadas describieron haber sido forzadas a tener sexo transaccional para “pagar” por documentos de viaje o por su trayecto. Algunas mujeres y niñas están tan desesperadas por no retrasar la travesía de sus familias que no llegan a denunciar los abusos o a buscar atención médica.

“Muchas mujeres y niñas viajando solas están completamente expuestas, sin el apoyo de sus familias o comunidades que las protejan”, dijo Vincent Cochetel, Director del ACNUR para Europa. “E incluso aquellos viajando con su familia son frecuentemente vulnerables al abuso. Algunas mujeres nos han dicho que se han casado por desesperación”.

Mientras tanto la situación se ha vuelto cada vez más difícil para los refugiados, ya sea por los ataques xenofos cada vez más frecuentes, o por el endurecimiento de las leyes de asilo de los gobiernos Europeos que incluyen desde la confiscación de bienes hasta la deportación.

Fuentes: huffingtonpost.es / confilegal.com







Temas relacionados

ACNUR   /    Europa   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO