Cultura

MÚSICA // ROCK

Diez fotos de 35 años de rock en democracia

Postales de un vínculo tenso, fluctuante y representativo del oscilante vínculo que el rock mantuvo con la política a partir de diciembre de 1983.

Juan Ignacio Provéndola

@juaniprovendola

Jueves 13 de diciembre de 2018 | 18:04

01
En un acto conmemorativo del 10 de diciembre de 1983, Luca Prodan fue a Plaza de Mayo porque vivía cerca. Así dijo en una radio abierta a la que se acercó para decir algunas cosas: “Hay una mezcla acá. Veo por un lado la solemnidad, el dolor, las madres tristes; y por el otro gente que parece estar de fiesta. Soy un loco, o los demás me ven como un loco, pero hoy vine aquí porque estoy por la vida. Porque los rockeros son egoístas, individualistas solo quieren lucirse, y de los derechos humanos no les importa nada”. Luego se levantó y se fue a su casa en la calle Moreno, la última que habitó.

02
Una mañana de 1988 Luis Alberto Spinetta llamó por teléfono a Fito Páez y le dijo: “Levantate, vamos a conocer un presidente de la democracia”. El Flaco estaba conmocionado por la invitación a la Casa Rosada y el rosarino no tanto, lo cuál refleja también las percepciones sobre esa época de dos generaciones. De todos modos ambos lucieron sonrientes en la foto, no así Raúl Alfonsín, preocupado por un año de derrumbe económico y alzamientos carapintadas.

03
Un sector de la militancia alfonsinista había organizado para el 22 de mayo de 1987 un festival en Obras llamado “La Juventud Radical va con vos”. Por eso armaron una conferencia de prensa con la idea de unir en una misma foto a rockeros con funcionarios y diputados, justo en el momento donde se discutía la Ley de Obediencia Debida. La misma sería aprobada un mes después, sumándose a la de Punto Final del año anterior. “Nunca me sentaría en la mesa de quienes firman leyes así”, dijo en plena conferencia el cantante Vicentico, ante la sorpresa de los presentes. Y poco después Los Fabulosos Cadillacs grabarían uno de sus temas más célebres: “Yo no me sentaría en tu mesa”.

04
Pocos meses después de la asunción de Carlos Menem se produjo en Casa Rosada una disparatada reunión que nunca se supo si fue a instancias del propio presidente o por sugerencia de allegados. La cuestión es que acudieron al encuentro una serie de artistas de rock con el propósito de ser escuchados. Menem llegó tarde a la reunión y lo primero que dijo fue: “Yo también soy un violador, pero de la política”, buscando la complicidad de Los Violadores, banda presente. También estaban músicos de Attaque 77, Divididos y Las Pelotas, entre otros. El presidente atendió algunas demandas y, antes de despedirse, avisó: “Igualmente voy a hacer lo que yo quiera”. Por lo visto, así fue.

05
Con el ciclo “Música en el Salón Blanco” el primer kirchnerismo pretendió tender un puente simbólico abriéndole las puertas de la Casa Rosada a distintas expresiones de la cultura popular, en particular al rock, ya que la mayoría de los artistas invitados provenían de ese género. Durante 2004 distintos artistas tocaron en un auditorio para funcionarios e invitados especiales mientras el show era transmitido por la TV Pública. Esa postal de inédito entendimiento entre el rock argentino y el poder político fue en cierto punto emocionante, aunque empetrolada a fines de ese año, cuando Cromañón empujó al Estado a olvidarse de aquella legitimación e iniciar una demonización contra esa cultura para ocultar la propia responsabilidad en las instancias de control y regulación de espectáculos públicos.

06
“El rock es compromiso. El rock es causa. Y no hace falta sponsor”. Con esas palabras el bajista Tete Iglesias cerró el show que La Renga ofreció en 2008 en Fa.Sin.Pat, la experiencia autogestionada que obreros ceramistas llevan adelante en la ex fábrica Zanón de Neuquén. El trío de Mataderos ya había tocado en la planta en otras oportunidades, del mismo modo que también lo hizo en distintas causas populares donde fue requerido, como el recordado show de agosto de 2002 en el acampe piquetero de Plaza de Mayo.

07
Charly García tiene un envidiable (o no) álbum de fotos con presidentes argentinos. Allí aparecen Carlos Menem (en momentos varios), Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Mauricio Macri. Con éste último ya se había fotografiado cuando Macri era alcalde porteño y el músico tocó en el Teatro Colón. Pero una vez que aquel asumió como presidente, Charly difundió una carta pública donde fustigó: “No cuenten conmigo, ignorantes. Siento que la lucha fue en vano”. La declaración tenía que ver con la designación en el flamante gabinete del Ministerio de Seguridad a la orden de Patricia Bullrich de Carlos Manfroni, una de las plumas insignes de “Cabildo”, revista de ultraderecha.

08
Alejandro Vilca fue una de las sorpresas de las últimas elecciones, logrando romper la feudal bipolaridad entre el peronismo y el radicalismo a la cabeza de un Frente de Izquierda que colocó diputados provinciales y concejales en muchas localidades. Fanático de Los Violadores, Vilca siempre los escuchaba camino al trabajo como recolector de residuos. Y Pil, histórico simpatizante de ideas socialistas, supo de esto y lo quiso conocer. Un encuentro en Buenos Aires arrimó sensibilidades y meses después el cantante de Los Violadores ofreció una charla y un set acústico en el local jujeño del FIT, horas antes de tocar con su banda Pilsen en el barrio de Alto Comedero.

09
Primero fueron sus comentarios antisemitas. Luego unas balbuceantes entrevistas televisivas con contenidos racistas y discriminadores. Y, finalmente, una foto que logró irritar hasta a sus propios fans: la imagen de Ricardo Iorio con el xenófobo y neonazi Alejandro Biondini duele y ofende. Como consecuencia de eso el ex V8 fue bajado de la edición 2017 del B.A. Rock y se multiplicaron las manifestaciones en su contra, entre ellas varias pintadas encima de los afiches que promocionaban su show solista.

10
En julio del año pasado Martín Tetaz publicó un tweet difícil de comprender: en medio de la lucha obrera por los 600 despidos que aplicó Pepsico en su planta de Florida con la ayuda de Infantería, el economista apoyó a la empresa. Y por la misma vía Myriam Bregman le respondió con un mensaje que comprendieron todos… menos Tetaz. “Te quedó el tuit por la mitad. ¿Qué decías?”, dijo canchero el vocero mediático de las políticas económicas de Cambiemos. Bregman había invocado el título de “Gente que no”, canción de Todos Tus Muertos, a lo que luego agregó: “Te falta rock”. Gol y aplauso de la platea rockera para la Rusa.







Temas relacionados

Los Fabulosos Cadillacs    /    Los Violadores   /    Néstor Kirchner   /    Raúl Alfonsín   /    Luis Alberto Spinetta   /    Carlos Menem   /    Alejandro Vilca   /    Charly García   /    Mauricio Macri   /    Myriam Bregman   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO