×
×
Red Internacional

Inflación.Diez firmas manejan la exportación de carne: ¿enfrentarse o negociar con los formadores de precios?

Los precios de la carne continúan en alza y para la mayoría de la población se ha vuelto un privilegio consumirla. El Gobierno Nacional no logra bajar los precios. ¿Quiénes son los dueños de la carne?

Luján CalderaroTrabajadora Social - Becaria UBA | @tete_calderaro

Lunes 7 de junio | 21:49

Comer un asado, o el solo hecho de comer carne de vez en cuando es cada vez más difícil. Para los sectores más empobrecidos implica un esfuerzo terrible del bolsillo. Por eso el consumo de carne bajó. Según el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), la carne aumentó 66% entre abril de 2020 y abril de este año. Subió 20 puntos por encima de la inflación general. ¿Por qué?

Los altos precios de la carne argentina no se pueden explicar sin tener en cuenta a las firmas exportadoras: con una ganancia de US$2.977 millones en 2020, hoy son las principales implicadas en la formación de los precios de la carne en nuestro país. Por eso, el Gobierno Nacional intenta negociar con estas empresas, mediante la suspensión de las exportaciones durante 30 días. Los precios permanecen altísimos a pesar de la medida.

¿Quiénes exportan la carne argentina?

Según un informe de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo, solo 10 firmas exportadoras concentran más del 75% de las ventas al exterior.

Va una síntesis de las principales características del sector: las dos principales empresas son extranjeras y el proceso de extranjerización de este sector se profundizó durante los últimos gobiernos kirchneristas y peronistas, algunas firmas nacionales tienen empresas off shore en Panamá, y estas firmas poseen su propio organismo de representación, el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, o "Consorcio ABC", representando más del 90% de las exportaciones de carne. En otra nota decíamos también que los frigoríficos despliegan múltiples estrategias para aumentar las ganancias de la industria de la carne al máximo,
con condiciones laborales terribles para los obreros de las carne.

Solo dos empresas, ambas brasileras–JBS (Hoy Minerva) y Marfig- representan alrededor el 31%, de las exportaciones anuales de carne argentina. Durante el gobierno de Néstor Kirchner una de las firmas brasileras, JBS, compro seis frigoríficos exportadores –entre ellos, Swift en Gobernador Gálvez -. Durante el gobierno de Cristina Kirchner, vendió una y cerró el resto, excepto la de Swift, ahora en manos de Minerva. En 2020 y durante el Gobierno de Alberto Fernández, Marfrig, compró en 2020 el 100% de las acciones de uno de los principales frigoríficos exportadores: Campo del Tesoro, ubicado en la Provincia de Buenos Aires.

Los accionistas del frigorífico Gorina, Carlos y Roberto Riusech, el dueño del frigorífico Arre Beef S.A, de Hugo Borrell, el dueño del frigorífico Ecocarnes S.A, Omar Solassi, que en total concentran más del 20 % de las ventas de exportación, comparten en el extranjero una firma offshore con radicación en Panamá denominada Mainland Properties Management SA, según los datos del Panama Papers.

Los negocios de la carne también nos llevan a nombres más conocidos y se conectan con otros negocios muy rentables: el frigorífico Frias S.A perteneció al grupo Vicentín hasta el año pasado, hasta que fue vendido a BAF Capital, uno de los principales acreedores de SanCor. La lista se completa con la empresa de supermercados La Anónima (5 % de las ventas), y los frigoríficos Logros, de la familia Grimaldi, en Córdoba y Rioplatense, de Rodolfo Costantini, hermano de Eduardo Costantini, creador de Nordelta y presidente de Consultatio.

Además, la concentración ocurre en todos los momentos de la cadena productiva. En la etapa de cría y engorde, un 5% de los establecimientos (alrededor de 10.000) concentra el 40% de la producción total. El 30% de los frigoríficos se dedica a la exportación y concentra alrededor del 80% de la producción. Un gran negocio en pocas manos.

Carne argentina ¿privilegio o alimentación soberana?

La suspensión de las exportaciones de la carne es una mera cosquilla para estas grandes empresas. La concentración del mercado exportador de la carne impide bajar los precios de la carne en el mercado interno. En lugar de avanzar sobre estos intereses privados y sus negocios, el Gobierno Nacional se sienta a negociar con el Consorcio ABC, mientras los precios siguen subiendo.

En un país como Argentina, uno de los principales exportadores de carne de la región, la carne es un privilegio para pocos. Tengamos en cuenta que una de cada cuatro familias tuvo que dejar de comprar ciertos alimentos durante la cuarentena, que el 48 % de los menores de seis años modificó su forma de comer y que el 10% de la población infantil asiste a comedores como estrategia de supervivencia alimentaria.

Para que la carne deje de ser un alimento para pocos el Estado debería tomar la riendas del asunto, avanzando en el monopolio estatal del comercio exterior; como parte de un conjunto de medidas que, afectando las ganancias del gran capital, garanticen el acceso a una alimentación de calidad para las mayorías trabajadoras. Ya vimos con el caso Vicentín, que entre la soberanía alimentaria y la defensa de la propiedad privada, Alberto Fernández optó por la segunda. Otra vez, el Gobierno Nacional demuestra estar del lado de los empresarios y la oligarquía.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias