Mundo Obrero

CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL

Diez años del inicio de la persecución a los petroleros de Las Heras

Hace días se cumplió una década del inicio de una persecución que aún continúa. Los trabajadores aún pelean por su absolución.

Nathalia González Seligra

Docente | Secretaría de organización Suteba La Matanza

Viernes 26 de febrero de 2016 | Edición del día

Los petroleros contra el abuso patronal

Hace 10 años, el 24 de febrero de 2006, el gobierno de Santa Cruz y la justicia de la provincia detenían por primera vez a un grupo de trabajadores que se habían manifestado pocos días antes. Habían sido brutalmente reprimidos, incluso con armas de fuego. En esa jornada fue herido el policía Sayago, quien luego falleció. De esta muerte se acusó a los manifestantes, fraguando pruebas y testimonios.

La lucha de los trabajadores en los yacimientos petroleros, venía afectando los intereses económicos de las multinacionales. El 25 de enero de 2006 comenzaron una huelga contra el Impuesto a las Ganancias y contra el fraude laboral que significaba que a muchos de ellos los encuadraran en el convenio de la UOCRA. En un hecho completamente antidemocrático e ilegal la justicia decide mandar a detener al soldador Mario Navarro por ser uno de los “cabecillas” del reclamo gremial. El mismo Sergio Acevedo, exgobernador de Santa Cruz, reconoció que su detención se produjo por pedido de las empresas petroleras.

Esta detención ilegal generó la mayor movilización popular en la historia de la ciudad de Las Heras. La inmensa mayoría del pueblo se dirige pacíficamente a la comisaría a solicitar la libertad del dirigente petrolero.

La respuesta de la Policía fue la represión

A partir de ese momento la Justicia y la Policía de Santa Cruz hicieron todo lo posible para que nunca se sepa la verdad y que este hecho sirva de excusa para militarizar a la población y asestarle un duro golpe al tradicional movimiento obrero combativo de la zona.

A pesar de eso, la demanda de aquellos petroleros sigue vigente: eliminación del impuesto al salario y el cese a la criminalización de la protesta.

Una enorme campaña nacional por su absolución

Hace dos años, el gobierno de Cristina Kirchner y la Justicia pretendían avanzar en la cárcel efectiva de los petroleros de Las Heras.

En ese entonces, y como respuesta, desde el PTS y la izquierda se definió visibilizar y acompañar la demanda de absolución de los petroleros. Se puso en pie una enorme campaña, impulsada desde los centros de estudiantes dirigidos por la izquierda, los Suteba combativos, las internas de la izquierda como los trabajadores de la ex Donnelley (hoy MadyGraf), decenas de luchadores de los Derechos Humanos como mis compañeras Myriam Bregman -hoy diputada nacional- y Alejandrina Barry, quien viajó a la provincia a presenciar el juicio.

Esta campaña contó con el apoyo de personalidades como Adolfo Pérez Esquivel, Osvaldo Bayer, Vicente Zito Lema, Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Elia Espen (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), los dirigentes sindicales Hugo Yasky, Hugo Moyano.

Como parte de esta campaña el 27 de febrero de 2014 se realizaron diversos cortes de arterias en el país, la Gendarmería y la Policía reprimieron ferozmente las manifestaciones y dejaron el saldo de detenidos y heridos hospitalizados, como mis compañeros Luis Sucher delegados del Hospital Posadas y Luis Giordano delegado jabonero de Alicorp.

Luego de esa jornada, en la apertura de la sesiones legislativas del Congreso Nacional, Cristina Fernández avaló la nefasta condena con las siguientes palabras: “la Justicia finalmente llegó y los condenaron a los responsables de ese homicidio terrible, alevoso, porque fue sin defensa alguna”.

En ese momento Nicolás del Caño, desde su banca como diputado, repudió la represión y las posteriores declaraciones de Sergio Berni. "Berni defiende un régimen donde quedan impunes los Menem, los De la Rúa y los Boudou y se condena a perpetua a petroleros con una causa armada. No nos va a amedrentar esta persona que de democrática no tiene nada, ya que plantea nuestro desafuero y hasta procesamiento”.

Asimismo denunció que “a este Gobierno ya nada le queda de su barniz de nacional y popular y defensor de los derechos humanos. Ahora también están aplicando un ajuste y pretende que los platos rotos de la crisis la paguen los trabajadores”.

Ramón Cortés, un imputado que resiste

En su cuenta de Facebook, Ramón Cortés, publicó lo siguiente hace tres días: “Hola se cumplen 10 años de mi condena el gobierno kirchnerista y la patronal de Santa Cruz me acusó de la muerte de un policía y me condenaron a cadena perpetua. Mañana para mí es un día muy duro porque me viene a mi memoria aquel día que me detuvieron y me torturaron. Solo me queda decirle que mientras escribo se me caen las lágrimas de tanta impotencia porque nunca encontraron ni una prueba en mi contra pero igual me condenaron solo le pido a dios que me siga dando fuerza para seguir luchando y no permitir que quieran reírse de un trabajador sencillo y humilde es que por eso grito absolución. Absolución por mis hijos y por mi familia quiero ser libre, no me olviden, soy un luchador carajo absolución a Ramón Cortes!!”.

Por ello hoy, ante un nuevo gobierno que quiere descargar la crisis en las espaldas de los trabajadores, ajustar y reprimir para derrotar la fuerza que hemos conquistado los trabajadores estos años en lucha por nuestras demandas; es imprescindible levantar bien alto las banderas de unidad de la clase trabajadoras y enfrentar los intentos de criminalizar la protesta, enfrentando el protocolo antipiquete y toda la persecución a los que luchan.

Absolución a los petroleros de Las Heras, absolución de Ramón Cortes y desprocesamiento a los 5000 luchadores.







Temas relacionados

Ramón Cortés   /    Petroleros de Las Heras   /    Libertades Democráticas   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO