Cultura

EL TELESCOPIO

Diálogo de locos... no tan locos

Dos compañeros de trabajo comparten una charlan en el descanso. Una serie, una novela y la justicia son parte de esa conversación.

Viernes 6 de marzo | 13:26

  •  ¿Cómo andas?
  •  Bien, matado... ayer me quedé hasta tarde viendo una serie
  •  ¿Cuál?
  •  Better Call Saul
  •  EEEEhhh?
  •  Es una serie sobre un abogado, el abogado de otra serie que se llama Breaking Bad, capaz la conoces...
  •  Si, la del profesor de química que se hace transa, no? La empecé a ver pero la dejé porque la pasaban muy tarde. Esta otra, ¿en qué canal la pasan?
  •  No, está en Internet. Es nueva y ya van por la quinta temporada. Aparecen muchos de los personajes de la otra, y obviamente el abogado. Está muy buena
  •  Ah... no me la spoilees, entonces.
  •  Si la vas a ver, no te la cuento.
  •  La voy a buscar si está buena. Hay veces que no me puedo dormir porque me quedo pensando en la gente que nos llama por los cortes de luz, pienso que es súper injusto que les cobren una fortuna por un servicio de porquería.
  •  Si es un bajón... a mí la otra vez una señora me llamó llorando porque tuvo que tirar lo que tenía en la heladera. Hacía tres días que estaba sin luz y encima con este calor... me quedé re mal.
  •  Bueno, hace como yo, mirate algo así despejás la cabeza, sino nos volvemos locos...
  •  Ya estamos un poco locos, Ruben...
  •  ¡Habla por vos! Jajajaja
  •  Bueno, a mí me recompone leer novelas, ayer terminé una que me encantó.
  •  Ufff, como hacés para leer... yo apenas tengo tiempo para ver algo hasta dormir, y como en la tele no hay nada piola, me engancho con series de internet.
  •  Leo en el tren cuando vengo acá. Tengo una hora de viaje desde Moreno y en esa hora no viaja mucha gente, así que puedo leer tranquilo. La mayoría se duerme. A veces yo también. Pero viste cómo son esas siestas... si te sarpas, te pasás, y eso te puede costar una llegada tarde. O sea, una suspensión, así que muchas veces ni duermo.
  •  Si... si no te echan. Está todo tan jodido que te echan por cualquier cosa. Imaginate llegar tarde. Fuiste! Bueno, pero no me dijiste que libro es el que leíste...
  •  El beso de la mujer araña, se llama... muy lindo, te hace llorar de la emoción.
  •  ¿lloraste en el tren??
  •  Ni loco! Mmmm, bueno, si... lloré, pero disimuladamente me secaba las lágrimas para que los demás pasajeros no pensaran que estaba loco o algo.
  •  ¿Al final no era que sí estábamos un poco locos? Además, ¿te parece loco llorar por leer un libro que te conmueve? ¡Loco sería no hacerlo!
  •  Si, qué se yo... a mí me enseñaron que los hombres no lloran. Aunque soy bastante llorón, me contengo en público.
  •  Bue... Yo capaz que si tuviera más tiempo, leería esos libros que lees vos, y seguramente también lloraría. Pero el tema es que al salir de acá, tengo que entrar en la cochera donde laburo hasta las 8 de la noche. Un gancho. Pero, capaz que si me lo prestas puedo leerlo de a poco en los ratos libres.
  •  Bueno, te lo pasó a la salida. Pero, ¿de qué se trata esa serie?
  •  Me dijiste que no te spoilee...
  •  Ya fue, contámela... tenemos diez minutos más de descanso antes de volver a la cabina
  •  No, no te la voy a contar, así la ves. Pero, te pregunto: ¿para vos, qué buscan los abogados?
  •  ¿Justicia?
  •  Dale, bola... ¿qué es lo que los mueve?
  •  A ver, dejame pensar... conocí un solo abogado, el que me estafó cuando me echaron por el accidente que tuve con la moto yendo al laburo anterior. Resulta que el tipo había sido mandado por la misma empresa, para que todo saliera a favor de ellos. Yo no entendía nada y el tipo me vendió que si yo aceptaba el retiro voluntario, me darían una indemnización, y que eso era mejor que quedar en la calle y sin un mango.
  •  ¡Cómo los amigos de Duraznito! Jaja
  •  ¡Esos terminaron en cana y sin un mango! Ni siquiera te acordás la letra.
  •  Boe, ¡perdón! Rey de la cumbia.
  •  ¡Es un clásico, Juan! Bueno, te termino de contar. Resulta que después me entero por una compañera de otro trabajo que lo que me pasó ahí fue un accidente de trabajo, accidente in itinere, se llama, ya que estaba yendo a trabajar y no llegué por el accidente. Y por eso, no solo no correspondía que me echaran, sino que además la empresa... no, la ART o las dos, no me acuerdo, tenía que garantizarme todos los tratamientos médicos necesarios para que yo me recuperara para volver a trabajar. Y si no lo cumplían, les podría haber hecho juicio si quería ¡Y les sacaba muchísima más plata si sabía que querían que me fuera! Así que el abogado ese terminó siendo un garca.
  •  Si, el tema es que la justicia está siempre a favor del que más tiene, el abogado, como en tu caso, labura para el mejor postor... ya que lo único que le interesa es la guita, y una vez que agarra guita que la empresa le pone delante, listo, tiene que actuar como un garca! Así son los abogados.
  •  Mmm, no se... hay abogados honestos también. Conozco el caso de un compañero que lo echaron sin motivo, a él y a un montón de compañeros más...
  •  ¿Por?
  •  Resulta que habían hecho una huelga para que efectivizaran a los de limpieza que eran contratados y cada dos por tres cambiaban. Echaban a los que cumplían los tres meses, y metían gente nueva. Algunos quedaban, pero eran los más bigotes. Bueno, cuestión que se armó un re quilombo. Y finalmente, tuvieron que efectivizar a los de limpieza, pero al año, cuando casi todos se habían olvidado de ese bondi, le hicieron una cama y lo echaron.
  •  ¿Y no armaron quilombo por él?
  •  Sí, alto quilombo se armó... la fábrica estuvo parada como una semana, hasta que lo tuvieron que reincorporar. Ahí, mi amiga me contó que conoció a una pareja de abogados súper honestos. Estuvieron siempre dispuestos a todo, con tal de que lo reincorporaran. Y cuando se logró la reincorporación y mi amigo les dijo que gracias a su trabajo, había podido volver a su puesto, ellos le contestaron que no, que fue gracias a la tenacidad de sus compañeros que dejaron todo en la pelea que dieron. Los abogados eran zurdos, pero de leyes sabían muchísimo.
  •  Ufff, ¡que flash! Si... es verdad, la izquierda tiene abogados honestos y que se la juegan por las causas justas. Los demás son una bosta...
  •  Bueno, no sé si son una bosta o son lo que la justicia... o sea, el poder judicial, ¿no? Lo que el poder judicial necesita para que todo siga en orden. Para que los que perdamos seamos siempre nosotros, y ellos sean los que ganan. En definitiva, así funciona la justicia, ¿no? Así sigue funcionando el mundo.
  •  Si, pero por suerte también están los zurdos...

    .......................

    ¡PRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!

    Suena el timbre que anuncia que el descanso culminó y que todos los trabajadores del call center Aurora deben volver a su cabina, ponerse la vincha y seguir atendiendo los llamados de reclamos por el servicio de la empresa de energía eléctrica para la que trabajan.







    Temas relacionados

    El Telescopio   /    Accidentes laborales   /    derechos laborales   /    Series   /    Relato   /    Despidos   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Cultura

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO