×
×
Red Internacional

Efeméride.Día del ferretero: "Para una personas curiosa, una ferretería es un mundo fascinante"

Se celebra cada 3 de septiembre, fecha en que se fundó la Asociación de Ferreterías, Pinturerías y Bazares de la República Argentina, en 1905. Testimonio de un trabajador del rubro.

Soledad FloresPeriodista y escritora

Viernes 3 de septiembre | 01:50
Foto: Cartel de una ferretería | Placas Rojas

Cada 3 de septiembre se conmemora en la Argentina el Día del Ferretero. Según la Cámara de Ferreterías y Afines de la República Argentina (CAFARA), se celebra en todo el país “en homenaje a todos aquellos comerciantes, requeridos por los vecinos, a fin de consultarles sobre distintos temas relacionados al hogar, la industria o actividades referentes a la construcción.

A través de la comunicación con el cliente, el ferretero indaga sobre el uso que dará al objeto que busca y es ahí cuando orienta hacia el método más viable y efectivo para la tarea requerida”.

Te puede interesar: Efeméride.Día del peluquero: por qué se celebra el 25 de agosto

De acuerdo a lo que cuenta en su sitio, CAFARA “se fundó como Asociación de Ferreterías, Pinturerías y Bazares de la República Argentina el 3 de septiembre de 1905 por hombres que desarrollaban el gremialismo empresarial y creían firmemente en el destino del país. Los propósitos de la Asociación fueron sumar los esfuerzos individuales de cada integrante del gremio tendientes a la defensa de los intereses comunes del sector; la posibilidad de peticionar ante las autoridades, estrechar lazos con otros sectores comerciales y posicionar al comercio ferretero para atender con eficacia y calidad al amplio espectro consumidor”.

Lo del “gremialismo empresarial” es un poco confuso. Normalmente la actividad gremial molesta a los empresarios y a los comerciantes, cuando es ejercida por parte de sus trabajadores en defensa de sus derechos. Sin embargo, no es ninguna novedad que comerciantes y empresarios de determinados sectores se organizan en defensa de sus intereses comunes.

Te puede interesar: Instructivo.¿Cómo sumarte a la Comunidad de La Izquierda Diario?

En las ferreterías de barrio, el ferretero detrás del mostrador es un vecino con quien el resto del vecindario construye una relación de confianza. Distintos son los grandes empresarios del sector ferretero y distinto es el caso de los trabajadores de las ferreterías que atienden comercios que no son suyos.

La Izquierda Diario habló con un empleado de una ferretería de la localidad de Mendoza:

¿Cómo describirías la relación entre el ferretero y su clientela?

La relación con el cliente es una relación de confianza porque en general muchos recurren a la ferretería cuando tienen algún tipo de problema. Entonces el ferretero o el trabajador de la ferretería es el que te salva teniendo lo que vos necesitás justo en ese momento en el que se te rompió algo en tu casa y a su vez también hay una complicidad grande en el diálogo. En las ferreterías industriales, con el cliente que a lo mejor es un gasista, un plomero, que tiene una formación, que conoce sobre el tema. En las de barrio el cliente es alguien que en su casa se le rompió algo, que a lo mejor no tiene conocimientos técnicos pero necesita arreglarlo en ese momento y ni sabe cómo se llaman las cosas o las descripciones, entonces hay un juego que muchas veces es hasta con dígalo con mímicas entre el vendedor y el cliente sobre qué es lo que necesita.

Eso es un trabajo de formación permanente si se quiere, para adquirir conocimientos técnicos sobre qué es cada cosa y para qué sirve, que en mi caso particular, yo que nunca había trabajado en una ferretería, me costó bastante. También es un trabajo más interpretativo o de ponerte en el lugar del otro para poder identificar qué es lo que necesita o qué es lo que se le rompió, que está bueno en el sentido de que genera una relación bastante humana con la otra persona.

¿Cuáles son las situaciones más frecuentes con las que te toca lidiar en tu trabajo?

Las situaciones que se viven cotidianamente en una ferretería son de apuro, no es un comercio común. El que está trabajando necesita comprar las cosas rápido para irse y seguir trabajando, y el que se le rompió algo en la casa también tiene una urgencia. Siempre se dan esas situaciones de atender a la gente a las corridas o tener que lidiar con el apuro o la urgencia de la gente.

Ser empleado de una ferretería no implica sólo relacionarte con la clientela, sino con los dueños de la ferretería y con los proveedores de mercadería. ¿Cómo vivís diariamente eso?

La relación con los proveedores y con los dueños, es la relación que se establece en todos los lugares de trabajo, entre patrones y empleados. Creo que una de las cosas que más marca en una situación de crisis económica como esta, es ver cómo aumentan los precios.

Te puede interesar: Efemérides.Alberdi y el Día del Abogado en Argentina

Tener que tratar con gente que a lo mejor tiene que hacer los arreglos en su casa porque no tiene trabajo o no le alcanza la plata para poder llamar a un plomero o gasista y lo tiene que arreglar así nomás por una cuestión económica y no por gusto.

¿Qué es lo que más te gusta de la ferretería y qué es lo que más odiás?

Para una personas curiosa, una ferretería es un mundo nuevo y fascinante de cosas que a lo mejor ni sabías que existían. Una de las cosas que más me gustan es descubrir que para absolutamente todo existe una herramienta o "cosito". Lo más odioso son las condiciones laborales donde, como en todo el comercio, hay mucha precarización laboral.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias