×
×
Red Internacional

El 51,4 % de las niñas, niños y adolescentes de nuestro país vive en situación de pobreza. El acuerdo con el FMI sólo agravaría esta situación. ¿Qué dicen las últimas estadísticas?

En junio de 1990, la Argentina firmó su adhesión a la Convención sobre los Derechos del Niño, creada por la Organización de las Naciones Unidas y posteriormente, el 27 de septiembre de 1990 sancionó la Ley N° 23.849 que la incorporó a la legislación nacional.

La adopción de la Convención se dio en un contexto político signado por el neoliberalismo, pero estableció cuestiones fundamentales para que las niñas y los niños sean considerados sujetos de derechos, que el Estado en todas sus medidas debe atender al interés superior del niño, siendo el garante de los derechos a la salud, a la familia, a la educación, y a la identidad de niñas, niños y adolescentes. ¿Pero esto es así?, ¿Cuál es el estado de los niños, niñas y adolescentes hoy?.

De acuerdo con la Encuesta Rápida sobre la situación de la niñez y adolescencia 2022 de Unicef Argentina, en el 36% de los hogares en donde viven chicos se dejó de comprar algún alimento por falta de dinero.

Más de un millón de niñas, niños y adolescentes en la Argentina dejaron de comer alguna comida -desayuno, almuerzo, merienda o cena- por falta de dinero, una situación que también afecta a 3 millones de adultos. El porcentaje es más alto en hogares que reciben apoyos alimentarios como viandas o bolsones (13%), y beneficiarios de la AUH y la Tarjeta Alimentar (11%).

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) informó en marzo de 2022 que la pobreza infantil alcanzó el 51,4% en el segundo semestre del 2021 y afecta a 5,5 millones de menores de 14 años eran pobres, de los cuales 15,7% eran indigentes.

Te puede interesar: Empresas alimenticias millonarias y más de un millón de niños que saltean una comida diaria

Está claro que las cifras alarmantes sobre la situación en la que viven niños, niñas y adolescentes en el mundo. No se llegó de un día para el otro, ni por falta de “políticas sociales” de algún que otro gobierno, mucho menos por la falta de intervención de las ONGs que operan de manera constante dada la situación alarmante de vida en la que muchos niños y niñas atraviesan.

Si no, que son las consecuencias de la política del sistema capitalista, el no pago de la deuda con el FMI podría ser el puntapié inicial de una larga lucha, donde las clase trabajadora pueda transformar esta sociedad. Para lograr que se garanticen todos los derechos de una vida plena y en libertad para las generaciones futuras y se abra paso a una nueva sociedad donde se repartan las horas de trabajo entre los adultos, y que ningún niño sea explotado.

Donde la salud y la educación sean de calidad y gratuitas para todas las infancias , donde ningún pibe sea perseguido ni asesinado por la policía y donde todos los chicos tengan un hogar. Una sociedad donde no exista la explotación, ni opresión y donde la vida valga la pena ser vivida.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias