Cultura

25 de mayo de 1973

Devotazo: el día en que los presos políticos fueron liberados

El 25 de mayo de 1973, miles de manifestantes que habían participado de la asunción de Cámpora, se dirigen al penal de Villa Devoto para liberar a los presos políticos que la dictadura había encarcelado.

Lunes 25 de mayo de 2015 | Edición del día

El 11 de marzo de 1973 había ganado las elecciones el FREJULI (Frente Justicialista para la Liberación) con la fórmula Héctor Cámpora-Vicente Solano Lima. De la ceremonia de asunción en el Congreso, el 25 de mayo, participaron líderes latinoamericanos como Salvador Allende de Chile y Osvaldo Dorticós de Cuba. El secretario de Estado de EEUU es asediado por la manifestación y se retira. La Junta Militar abandona el lugar en helicóptero. En las calles la multitud cantaba contra la dictadura: “Se van, se van y nunca volverán”. La llamada “primavera camporista” desplegaba de nuevo al peronismo en el poder luego de 17 años de proscripción. En su gabinete se conjugarían las tendencias de la izquierda y de la derecha peronista.

El día de la asunción de Cámpora, entre 30 y 50 mil jóvenes, mujeres y hombres, militantes peronistas y de izquierda generaron un hecho histórico: la liberación de los presos políticos de la dictadura. Al barrio de Villa Devoto se acercaban importantes columnas colmadas de trabajadores y estudiantes que se dirigían al penal. Las banderas de los militantes, se mezclaban con las fotos de los presos, las antorchas iluminaban el atardecer otoñal. Hubo incidentes con las fuerzas represivas y dos muertos por la represión.

El Devotazo fue una lucha democrática contra la dictadura en un gobierno en transición. Si bien Cámpora había prometido en la campaña electoral la liberación de los presos políticos, no estaba definido como lo realizaría, si sería por medio de un acuerdo parlamentario o por un decreto presidencial. Cerca de la medianoche los presos y militantes políticos recuperaron la libertad al grito de “libertad a los presos por luchar”. Cámpora debió firmar el indulto. Días después el Congreso votaría la Amnistía.
El Devotazo inicia el gobierno de H. Cámpora que dura solo 49 días. Un gobierno que con retórica de izquierda nacionalista ante el imperialismo, desplegaba la idea de que era posible llegar al socialismo por la vía electoral. Durante los primeros días se extendieron la toma de fábricas, lugares de trabajo, facultades y escuelas. Se produjeron movilizaciones para extender por abajo el triunfo de las urnas. Esto generó tensión en importantes sectores de la burguesía.

Las experiencias de lucha del movimiento obrero y la radicalidad del movimiento estudiantil como expresión del Cordobazo, y el resurgir del peronismo luego de ser proscrito, intentaban ser canalizadas en un gobierno de unidad nacional. Cámpora debía equilibrar las demandas populares y las presiones de la derecha peronista. El regreso de Perón, expresado en la frase electoral: “¡Cámpora al gobierno, Perón al poder!”, fue una variable de contención de las masas y expresaba un consenso de las distintas alas peronistas.

A su vez, el gobierno de Cámpora, representaba acuerdos entre distintas fuerzas políticas para definir la transición ante la caída de la dictadura militar expresados en la alianza llamada La Hora del Pueblo [1]. Los debates giraron sobre lo mismo: anular la proscripción del justicialismo, realizar elecciones y planificar el regreso de Perón de España. El “luche y vuelve” fue la estrategia que perseguían los peronistas [2].

La conflictividad obrera crecía. La política del Pacto Social [3] como estrategia de contención chocaba con las expectativas de las masas. Se expande como método de lucha la toma de fábricas, establecimientos laborales y escuelas. La resistencia de importantes sectores al Pacto Social y la tregua de la burocracia sindical generarán el surgimiento de dirigentes antiburocráticos con peso de la izquierda no peronista.

El gobierno de Cámpora fue un intento de frenar la radicalización política de la juventud y el asenso obrero que abrió el Cordobazo en 1969. El objetivo final fue la normalización del país. El retorno de Perón tuvo esa finalidad. A pesar de esto la clase obrera seguirá expresando su combatividad en las Jornadas de junio-julio de 1975 contra el plan Rodrigo durante el gobierno de Isabel Perón. Desde 1974, la Triple A estaba en acción abriendo el camino para la dictadura genocida que se inicia en 1976.

Notas

1 La hora del pueblo”, un acuerdo en el que coincidían las principales fuerzas políticas, desde la Unión Cívica Radical (UCRP, dirigida por R.Balbín) y el Movimiento Nacional Justicialista (MNJ, cuyo responsable en el país era el delegado de Perón, J. Paladino), hasta el Partido Demócrata progresista, el Partido Socialista.

2 Otro frente opositor que intentaría negociar con la dictadura fue el Encuentro Nacional de los Argentinos (ENA), impulsado por el Partido Comunista (PC) del que formó parte Agustín Tosco. A pesar de esto, el líder del Cordobazo llama a apoyar al FREJULI en Córdoba. Ante la candidatura presentada por el PST y el PRT dijo: “no me voy a convertir en un polo antiperonista”.

3 En junio el gobierno firmó con la CGT y la CGE, la central empresarial, un acuerdo conocido como Pacto Social que establecía el congelamiento salarial por dos años, el congelamiento de precios y la supresión de las negociaciones colectivas.



[11

[22

[33







Temas relacionados

Hector José Cámpora   /    Historia argentina   /    Devotazo   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO