Sociedad

Lomas de Zamora

Detuvieron al policía que baleó a Ignacio Seijas en su casa de Lomas y le sacó un ojo

La incansable lucha de la familia del joven logró que se detenga al subteniente de la Bonaerense David Daniel tras el cambio de carátula a "homicidio agravado cometido por un miembro de fuerza de seguridad en grado de tentativa, lesiones leves, vejaciones y/o apremios ilegales".

José Muralla

@murayeando

Lunes 3 de agosto | 13:04

Nacho, otra víctima de la brutalidad de la Bonaerense

“Sin decirle ¡Alto policía!, sin una previa voz de alto, le tiraron directamente a la cabeza. No le dijeron nada, le tiraron”, le contaba Nilda hace un mes a La Izquierda Diario.

En su rostro muestra las huellas de estas noches sin dormir, pero ese cansancio no le quita la bronca ni las ganas de justicia. De hecho, ahora lograron el cambio de carátula contra el policía que disparó, logrando que se lo juzgue por intento de homicidio.

Podés ver: [Video] Lomas de Zamora: “Mi hijo es víctima de gatillo fácil”

Durante la mañana del sábado 20 de junio, efectivos de la Policía Bonaerense de Axel Kicillof y Sergio Berni irrumpieron en un domicilio de la localidad de Villa Albertina, e hirieron gravemente en un ojo a Ignacio Seijas, de 17 años, con un balazo de goma, mientras se encontraba en su casa. La policía tenía una orden de allanamiento para otro domicilio y buscaban elementos robados de la Escuela Secundaria N° 26 ocurrido pocos días atrás. Se equivocaron de casa, pero siguiendo su modus operandi primero tiran y luego preguntan, total saben que la impunidad los ampara.

Esta vez la impunidad no estaría triunfando, al menos para el autor material. Y esto se debe a la pelea incansable de la familia para evitar que eso ocurra. Por eso un mes del caso, el fiscal Sebastián Bisquert, de la UFI N° 8 de Lomas de Zamora, solicitó la detención del subteniente David Antonio Daniel y agravó la acusación en su contra. El oficial quedó detenido acusado de "homicidio agravado cometido por un miembro de fuerza de seguridad en grado de tentativa, lesiones leves, vejaciones y/o apremios ilegales". Porque no sólo le tiraron a la cara, con conocimiento de que puede ser letal, sino que luego lo molieron a patadas en el piso mientras le gritaban "negro de mierda", "chorro" y tantos otros insultos racistas y discriminantes.

Te puede interesar: Una campaña sin grietas: más policías y gendarmes para responder por derecha a la crisis

Nacho perdió la vista de un ojo definitivamente, mientras recupera lentamente la del otro. Recibió un disparo con balas de goma directamente a la cara, y todavía le duelen, por lo que sigue con calmantes. Y necesita conseguir una prótesis que permitirá que los músculos del rostro no pierdan fuerza y pueda afrontar el tratamiento. Le arruinaron la vida a los 17 años.

Mientras tanto Berni, quien por designio de Axel Kicillof comanda esta banda de matones con uniforme conocida como la Bonaerense, se sigue paseando por los medios pidiendo más mano duro y que crezca en número de agentes. De la misma fuerza que es la principal sospechosa de la desaparición forzada de Facundo, y que con cada prueba nueva se demuestra como intentan encubrirse entre ellos.

Lo que le ocurrió a Nacho es apenas un muestra de lo que están dispuestos a hacer quienes detentan el monopolio de la fuerza para mantener el control social en los barrios ante una crisis que se agrava.

Por eso es urgente terminar con la impunidad. Desde La Izquierda Diario aportamos nuestro granito de arena en ese sentido.







Temas relacionados

Brutalidad policial   /    Lomas de Zamora   /    Policía Bonaerense   /    Policía del gatillo facil   /    Bonaerense   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO