×
×
Red Internacional

Así lo pidió el fiscal, luego de que la segunda autopsia demostrara que Daiana no se suicidó en la celda, como informó la Policía Comunal de Laprida en un primer momento.

Lunes 25 de julio | 08:53

Se trata de cinco policías que estaban de guardia la noche del 5 de junio pasado, en que Daiana, de 26 años, fue hallada muerta en la celda de la comisaría de Laprida, donde había sido detenida. Son Vanesa Nuñez, Juliana Zelaya, Adrián Nuñez, Pamela Di Bin y Leandro Fhur.

Los funcionarios policiales serán indagados mañana martes, según confirmó el abogado de la familia Abregú, Sergio Roldán, a los medios locales. Estas detenciones y la indagatoria cambian la carátula de la causa que pasará a ser la de homicidio agravado por la función pública, con agravante de saña y alevosía.

María Laura Abregú, madre de Daiana declaró: "No sé si esto me alegra tanto porque sé que van a ir presos y qué se yo. Pero no me devuelve a mi hija, de acá en más no la voy a tener, aunque agradezco a la gente que nos acompañó". La familia nunca creyó la versión policial de que Daiana se "había ahorcado con una campera" a pocas horas de su detención. Incluso, demoraron la entrega del cuerpo a la familia que pudo reconocerla recién 24 horas más tarde.

Recién en una segunda autopsia se observó que no había "surco de ahorcadura" en el cuello ni alteraciones en la laringe. Y se determinó que la muerte fue provocada por un "síndrome general asfíctico". Fue por estos resultados que la Comisión Provincial por la Memoria, que interviene como Particular Damnificado Institucional en su carácter de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura, declaró que la escena había sido armada por la policía para ocultar lo ocurrido. En un comunicado expresaron que "es necesario profundizar la hipótesis del homicidio y la responsabilidad de los funcionarios policiales que fraguaron la escena de la muerte".

Daiana Soledad Abregú tenía 26 años, era madre de un varón de nueve y jugaba al fútbol en la Primera del Club Atlético Lilán, de su pueblo. El lunes 6 de junio tenía previsto viajar a La Plata, donde vive su abuela y una de sus hermanas, para probar suerte, conseguir un empleo e instalarse en la capital bonaerense. Pero el domingo 5 de junio fue demorada por una contravención, cerca de las siete de la mañana. Fue llevada a la estación de Policía Comunal de Laprida, en la Provincia de Buenos Aires. Y horas más tarde, fue encontrada muerta en una de las celdas.

Los familiares de Daiana realizaron marchas y manifestaciones exigiendo el esclarecimiento del caso. Los acompañaron otros vecinos que aseguraron haber sido golpeados y torturados en la misma comisaría en la que Daiana murió.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias