Política

CRISIS EN CAMBIEMOS

Después de afirmar que "no confía en el presidente", Carrió dice que no rompe Cambiemos

Los últimos días, la diputada lanzó frases contra Macri afirmando que “había perdido la confianza en el presidente” y hasta amenazó con irse de la coalición. Hoy Carrió baja las intensidades.

Lunes 8 de octubre | 11:03

Después de días donde la diputada lanzó amenazas de irse de Cambiemos, hoy desde los principales medios afines al gobierno, tanto Carrió como Macri, le bajaron el nivel de agresión a la discusión y la diputada terminó retrocediendo y afirmando que no iba a romper el frente Cambiemos.

Finalmente el elenco gobernante decidió que, en medio de varios frentes de crisis, no era lo mejor hacer olas y todo terminó con un matrimonio feliz.

La polémica se desató a partir de los dichos del ministro de justicia Germàn Garavano que dijo que “no es bueno para un país que un ex presidente esté detenido”, a partir del pedido de prisión preventiva para Cristina Fernández.

La tensión escaló después de que fueran bajados tres hombres de confianza de Carrió en la AFIP, que tenían información sobre el primo de Macri Calcaterra y la empresa IECSA.

A esta altura la diputada de Cambiemos ya afirmaba que “si esto no cambia, a fin de año mi relación con Cambiemos se torna irreversible”, amenazando con irse de la coalición gobernante. Pero no se quedó ahí y redobló la apuesta diciendo que el presidente tenía que elegir entre la “línea de Angelici o la de Carrió”.

Te puede interesar:El “fuego amigo” de Carrió se profundiza: ¿estalla la coalición gobernante?

Pero la verborragia de Carrió se da en un marco diferente a otras veces donde también había abierto la polémica al interior de Cambiemos. Ahora, Macri atraviesa momentos de crisis y día a día cae en las encuestas, perdiendo apoyo incluso entre sus propios votantes.

La misión de Carrió, ante este panorama, es seguir con su perfil de “guardiana de la moral” incluso para adentro de la colación que la llevó a la cámara de diputados.

Los dichos de la legisladora son un reaseguro de “moral y buenas costumbres” para los desencantados de Cambiemos, que cada año que pasa le cuesta cada vez más mostrarse como imagen de anticorrupción mientras siguen apareciendo casos que envuelven tanto a funcionarios del gobierno como a la mismísima familia presidencial.

De todas formas, la cuestión parecería ser que con tantos frentes de batallas abiertos juntos como el acuerdo con el FMI, la megadevaluación, y la pobreza y el deterioro económico de millones, el oficialismo recalculó y entendió que prender el ventilador filas adentro de Cambiemos no le redituaría de la mejor manera.

Así, desde los principales medios, el presidente y la diputada salieron a poner paños frío: mientras el presidente pide “paciencia” para con Carrió, ésta le baja el tono a las declaraciones y sale a tranquilizar afirmando que la “Cambiemos no se rompe”.







Temas relacionados

Cambiemos   /    Crisis económica   /    Elisa Carrió   /    Crisis    /    Mauricio Macri   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO