Mundo Obrero

Precarización Estatal

Despidos en el Envión: Festival cultural por las reincorporaciones

Junto a beneficiarios del programa, vecinos, organizaciones y artistas, los trabajadores despedidos llevaron a cabo una jornada cultural en frente de la municipalidad de Almirante Brown.

Melina Romero

Est de Letras, Secretaría de Género y Diversidad Sexual UNLZ |@flaming_mel

Lunes 1ro de febrero | 19:26

La jornada tuvo lugar el viernes 29 de enero, en la plaza central de la localidad de Adrogué, frente a la Intendencia Municipal de Almirante Brown. La misma estaba programada para las 18 hrs pero debió retrasarse frente a un corte en el suministro de luz previsto para eventos en la plaza. Pese a que la policía municipal no permitió que los comerciantes vecinos ayudaran a que pudiera comenzar la jornada, los trabajadores decidieron seguir adelante acapella. Contando con el apoyo de organizaciones como ATE, artistas, vecinos, beneficiarios del programa, también se hizo presente la Red de Trabajadores precarizados para demostrar su apoyo en contra de la precarización estatal, la persecución por organizarse y los despidos encubiertos.

Te puede interesar:Despedidos del programa Envión: “para el municipio somos basura”

Tras organizarse en asamblea denunciando la modalidades de contratación que vencen cada 3 meses, los salarios por debajo de la línea de indigencia, la falta de financiamiento y adecuación de las sedes, y la nulidad de protocolos frente a la pandemia, exponiendo tanto a trabajadores como a decenas de pibas y pibes becarios del programa, la respuesta por parte del municipio de Almirante Brown, gobernado por Mariano Cascallares, fue dejarlos sin sus puestos de trabajo. La precarización es moneda corriente en la contratación estatal, ¿Podrían acaso los funcionarios del Frente de Todos vivir con 8000 pesos?

Los despidos del Envión no son un hecho aislado en la provincia gobernada por Kicillof. La discontinuidad del plan PIEDAS dejando a miles de docentes y auxiliares sin trabajo y sin obra social; elcierre de hospitales modulares frente a una segunda ola de contagios de Covid-19; o el programa ATR que no sólo precariza a estudiantes de formación docente sino que también los expone sin ningún tipo de protocolo frente a la pandemia. El ajuste estatal a nivel provincial y nacional no hace más que seguir los pasos de la reducción de gastos dictados por el FMI para el pago de una deuda odiosa que cae cae sobre la espalda de las y los trabajadores.

Frente a los ataques a la clase trabajadora que quieren llevar adelante los gobiernos con ajuste a los salarios y despidos del sector privado y público, hoy más que nunca urge la necesidad de que trabajadores precarizados y desocupados se organicen junto al conjunto de trabajadores y en coordinación con otros sectores en lucha para dar la pelea, no sólo por reincorporaciones, sino por trabajo genuino con un salario digno y con derechos.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO