×
×
Red Internacional

En pocos días recogimos miles de firmas al petitorio y publicamos decenas de opiniones. De quienes son parte de sectores en lucha y también de sindicatos recuperados. Aquí un repaso por los testimonios y un diálogo con Raúl Godoy, dirigente de Zanon y el PTS.

Viernes 9 de julio de 2021 | 12:43

En estos días La Izquierda Diario y su Comunidad le seguimos dando la palabra a quienes nadie pregunta. Pero esta vez no fue sobre sus conflictos. Queríamos saber qué opinaban de la situación del país y del llamado a la unidad de toda la izquierda clasista que hizo el PTS. ¿Qué puede cambiar para la clase trabajadora y sus luchas si la izquierda se une no solo en las calles sino también en las próximas elecciones?

La pregunta circuló entre trabajadores de los grandes servicios metropolitanos (trenes, aerolíneas, puertos, telefonía, eléctricas), en la “primera línea” de la salud de distintas provincias, la docencia, así como en muchos sectores que vienen protagonizando una serie de luchas estos meses: autoconvocados de la salud, del transporte y el citrus en Tucumán, los tercerizados en lucha del AMBA, familias de las recuperaciones de tierras.

También en sindicatos recuperados o donde la izquierda tiene tradición (Sutna, FFCC, Ademys y SUTEBA, Salud, Telefónicos).

El petitorio en apoyo a la propuesta empezó a recoger miles de firmas, muchas en los lugares de trabajo.

Pero también nos llegaron cientos de testimonios, que publicamos en cerca de 40 notas. Las desilusiones de muchos trabajadores y trabajadoras con la esperanza de “recuperar lo perdido”, la experiencia de quienes salieron a luchar cansados de esperar (o atacados), los distintos argumentos de por qué la unidad de la izquierda haría más fuertes a las luchas y a la lucha contra el ajuste de conjunto.

Repasamos acá algunas de esas voces, te invitamos a conocerlas todas en nuestra página y charlamos al final con Raúl Godoy sobre el tema.

“Este gobierno me defraudó”

Marcela vive en tierras recuperadas en Rafael Castillo. En un video imperdible cuenta cómo la ve ella. “En las últimas elecciones voté al Frente de Todos y me sentí defraudada: no tener trabajo, no poder llevar el plato de comida, el ajuste está cada vez peor. No es solo la pandemia”.

Mariela es maestra de grado y vive en Moreno, Gran Buenos Aires: “compré la idea del voto anti Macri. El discurso de Alberto decía que íbamos a estar mejor. Este gobierno me defraudó”. Es la misma decepción de Diana, docente, uno de los tantos testimonios que llegaron desde Chubut. “En esta provincia tenemos todos los recursos y no podemos llegar a fin de mes”. Néstor también es parte de los esenciales, en un hospital de La Plata: "yo voté a este Gobierno y me siento no representado, debilitado y más pobre". En la primera línea ese sentimiento se extiende como nos cuentan acá.

Entonces alguien se pregunta: ¿el problema es Alberto que “no funciona”? N es tercerizado aeronáutico y dice que no: “pensar que con Cristina la situación habría sido diferente es una discusión de nunca acabar. Cristina se equivocó, como yo también y muy pocos lo reconocen. Hoy el kirchnerismo tampoco está haciendo nada para evitar el ajuste, y eso es real. Hoy voto a la izquierda”. Acá opinan más aeronáuticos. Jorge parte de la lucha de los choferes tucumanos autoconvocados, en una provincia y un gremio con peso del peronismo. “El PJ y el kirchnerismo ya cumplieron su ciclo”.

M es despedida de Latam y critica a “la dirección del sindicato y al gobierno que permiten que la empresa despida masivamente. Me parece muy importante el llamado a la unidad de toda la izquierda. Necesitamos tener una alternativa política que represente nuestros intereses”. Las opiniones de sus compañeros y compañeras están muy buenas.

El sueldo que no alcanza, los despidos, la precarización, el trabajo en pandemia, fueron sumando decepciones. Acá hay muchas más opiniones. Desde el NOA a la Patagonia, desde los trenes a los aviones, pasando por los sectores más precarios, llegan voces de la experiencia que empiezan a hacer muchos sectores con el Gobierno. Y también con la izquierda.

“Si se unen tendría más fuerza la izquierda y las luchas”

En los últimos meses vimos una oleada de luchas. Para algunos trabajadores y trabajadoras eran sus primeras “batallas”. En las calles y los ministerios vieron actuar al Gobierno, la oposición, “sus” sindicatos. También a las distintas corrientes de izquierda. Muchos, muchas, empezaron a ver mejor quiénes eran sus amigos y quiénes sus enemigos. Por eso la pregunta hoy es obligada: ¿en momentos de ajuste, esa unidad de la izquierda en las luchas no tiene que continuarse políticamente?

Les preguntamos, entonces, a tercerizados ferroviarios que hace meses pelean por el pase a planta permanente. Por ejemplo de MCM, Línea Roca. “Sería bueno que la izquierda se una y así hacerse más fuertes. La clase trabajadora lo necesitamos en las elecciones para culminar con tantos fraudes que venimos sufriendo” dice uno de ellos. Para José “la izquierda tiene que unirse no solo para estas elecciones, sino para tener más solidez y golpear de una manera más pareja en el momento que se necesite”. Acá hay más testimonios. En otras líneas también hay debate. "La izquierda es la única que nos apoya y ayuda. Falta esa unión y a darle batalla al sistema que nos aplasta" dice un tercerizado del San Martín.

En las “contratas” de Edesur también están peleando contra el fraude laboral nadie tocó desde el menemismo. En medio del agite Sergio de Ema se toma unos minutos para contestar. “Nosotros como trabajadores vemos que estamos luchando ahora y la izquierda nos está apoyando. Los vemos como referentes, por eso lo que queremos es que toda la izquierda esté unida y sigua luchando por los trabajadores”.

Viviana también es precarizada, pero en las fincas tucumanas. Estos meses cortó rutas contra un salario miserable. “Yo a la izquierda la conocí en el conflicto. El gobierno del peronismo esta hace mucho y siempre hacen lo mismo. Acá los únicos que han estado apoyando ha sido la izquierda y para mí sería lindo que crezcan. La unidad hace la fuerza”.

Fabián es parte de la Asamblea Permanente de Guernica. Dice que "conocer a la izquierda dentro de la toma me hizo cambiar mucho la forma de pensar. Es muy importante que todas las agrupaciones de la izquierda se unan porque la unidad hace la fuerza para torcerle el brazo a este gobierno”. Hay más opiniones de familias que siguen peleando por techo y trabajo.

Quienes protagonizaron las últimas luchas ven que la unidad de la izquierda clasista fortalecería a quienes ya enfrentan el ajuste. Eso también se discute en gremios donde la izquierda tiene tradición.

Como Guille trabaja en Fate, en un gremio conducido por la izquierda, el SUTNA. “Es el momento de dejar mezquindades de lado y unirse toda la izquierda, dejando intereses individuales para poder reunir la mayor cantidad de votos de la clase obrera, estudiantil y del común de la gente pobre”. Jorge Bermúdez, coordinador de sector en Zanon: “si estamos juntos en las calles, ¿por qué no en un frente electoral que nos permita tener más visualización?”.

El intercambio sigue. Algunos testimonios van un poco más allá. ¿Qué pasaría si en medio de esas desilusiones con el Frente de Todos y las primeras resistencias al ajuste, la izquierda se une y aparece con más fuerza?

Para Pablo, de Cerámica Zanon, “frente a un gobierno que titubea, que prefiere pagar deudas ilegítimas, y una derecha cada vez más organizada, es hora lograr acuerdos con el fin de avanzar en conjunto y fortalecer esa fuerza política que nos representa”.

Otra vez toma la palabra la primera línea: “alguna alternativa al PRO y al Frente de Todos tiene que existir. Y si esa alternativa es por izquierda es mucho mejor” dice un trabajador del Hospital Iriarte de Quilmes. Para Milena, enfermera en Mar del Plata, "no son tiempos para mezquindades en la izquierda, hay que tener una tercera fuerza porque somos muchos los que no nos identificamos con el peronismo ni con el macrismo”.

Y siguen. En otras ciudades, otros gremios. Ague, docente precarizada, dice que va a apoyar a la izquierda porque “es muy bueno que haya una tercera fuerza. Son los únicos que pudieron ponerse en el lugar de los trabajadores”. Para un tercerizado de Edenor “sería importante que se impongan como tercera fuerza para que nuestros reclamos tengan más repercusión. Como el pase a planta, el encuadramiento gremial y así en todo lo que sea luchas obreras”.

Raúl Godoy: “necesitamos una izquierda fuerte, como tercera fuerza política, e invitamos a los luchadores y luchadoras a sumarse a esa pelea”

Desde La Izquierda Diario aprovechamos el debate para hablar con Raúl Godoy, obrero ceramista y dirigente del Movimiento de Agrupaciones Clasistas y el PTS. Estos días también publicó una nota con las opiniones de ceramistas de Neuquén.

¿Qué te parecieron, qué cosas te parece que se destacan de las opiniones que nos llegaron?

El llamado que hicimos desde el PTS a toda la izquierda clasista y socialista para participar unida en las próximas elecciones tuvo una gran recepción en todo el país. Nuestros compañeros y compañeras lo difundieron y charlaron en las fábricas, escuelas, hospitales, compañeres de estudio, vecinos y vecinas que en las tomas pelean por tierra y vivienda, con las y los desocupados.

Hay mucha gente que ya vota a la izquierda y que esta propuesta les parece muy bien para fortalecer una tercera fuerza nacional que sea alternativa tanto al gobierno de Alberto y Cristina como a la oposición de derecha. Pero también encontramos muchas anécdotas o comentarios de nuevos sectores que votaron a Alberto o vienen de votar históricamente al peronismo pero ahora se sienten decepcionados, desencantados, porque nada de lo que prometió este Gobierno en campaña lo cumplió.

No se comen la justificación de que el empeoramiento de la situación es sólo por la “herencia” de Macri o por la pandemia, todo eso es cierto pero también ven que este Gobierno siempre elige a los empresarios y a los bancos y no a las y los trabajadores o jubilados como prometió en campaña.

Hay una decepción o frustración más amplia, ¿no? ¿Y en los sectores en lucha qué está pasando?

Entre los sectores que están en lucha también cae muy bien la propuesta. Ven que todos los días es la izquierda la que está apoyando sus reclamos. Saben que si la izquierda va unida tiene más oportunidades de hacer una buena elección y conseguir que representantes que lleven su voz y sus luchas al Congreso y las Legislaturas. Y que una izquierda más fuerte también fortalecería sus propios reclamos por el salario, contra los despidos, por tierra y vivienda, etc.

Es importante fortalecer la voz de una izquierda que pelee y se ponga a disposición de las luchas, de coordinarlas y poner en pie nuevos organismos de las y los trabajadores como fue en Neuquén la Interhospitalaria, o como fue hace años la Coordinadora del Alto Valle. Pero también fortalecer la voz de una izquierda que se propone enfrentar el ajuste de conjunto, con un programa anticapitalista para que la crisis no la pague el pueblo trabajador. Una izquierda extendida en todo el país con una gran fuerza militante.

Ante la crisis, se notan muchas ganas de que toda la izquierda se una. ¿En qué está hoy la discusión y cómo sigue?

Entre los partidos de izquierda la propuesta tuvo diferentes respuestas. Autodeterminación y Libertad, el partido de Luis Zamora, directamente rechazó el llamado. Jorge Altamira y su partido Política Obrera respondieron que acuerdan con unas PASO de la izquierda pero quieren poner condiciones a su medida, y Manuela Castañeira del Nuevo MAS lamentablemente respondió que le interesa sólo un debate personalista excluyendo a la mayoría de la izquierda pero sin decir una palabra sobre la propuesta de unidad.

Hasta la fecha del cierre de alianzas el próximo 14 de junio vamos a seguir insistiendo con nuestra propuesta unitaria, haciendo todos los esfuerzos por acordar una lista común para las primarias. Sabemos que eso no es fácil, por eso existe siempre la alternativa de ir a las PASO de septiembre con distintas listas dentro de un mismo Frente, ya sea de cada partido o bloque de partidos, y en base a esa interna quedarán conformadas las listas comunes para participar juntos en noviembre, disputando de lleno al Frente de Todos y Juntos por el Cambio por diputados y diputadas de la izquierda.

Creo que es importante que veamos que la unidad de la izquierda sirve para fortalecer las luchas, como decíamos al principio, sirve para pelear por nuestros reclamos, pero sobre todo es el camino para que la izquierda se puede postular como tercera fuerza nacional frente a las dos grandes coaliciones del ajuste. Porque lo que está en discusión es quién paga la crisis. Las elecciones en Jujuy, donde el Frente de Izquierda con Alejandro Vilca, Natalia Morales y Gastón Remy a la cabeza, se ubicó tercero con el 7,5% de los votos, muestran que eso es posible.

El desafío es claro: que crezca una alternativa política de las y los trabajadores, una izquierda clasista y socialista que se prepare en todos los terrenos para enfrentar y derrotar el ajuste que ya está en curso. A esa pelea invitamos a todos los luchadores y luchadoras y quienes se sumaron a nuestro llamado.

Mirá la entrevista a Raúl Godoy en nuestro programa Mundo obrerx


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias