Mundo Obrero

TUCUMÁN

Desidia patronal: incendio en el Ingenio Leales del Grupo Budeguer

Aunque el siniestro fue controlado a tiempo podría haber terminado en un nuevo desastre. El avance de la tercerización del trabajo y de la seguridad laboral se convirtieron en una fuente de peligro para los trabajadores.

Domingo 24 de mayo | 17:15

Una vez más el empresario Juan Budeguer, importante productor de azúcar y alcohol, da que hablar. Esta vez es por un incendio que se produjo en la destilería de alcohol del ingenio Leales. Según los testimonios del lugar, la patronal habría llevado a los trabajadores de una de las contratistas a hacer tareas de mantenimiento en una zona inflamable, sin cuidar los protocolos de seguridad.

"Cada vez hay más tercerización, tenemos unas 10 empresas contratistas acá. Y cada contratista es la responsable de poner a una persona a hacer el control de seguridad. O sea que ahora la empresa se desentiende y le echa la culpa a estas tercerizadoras. Lo que pasó es que llevaron gente de una de las contratistas a trabajar a una zona que debía estar cercada y la persona a cargo de la seguridad no estaba en ese momento. Por suerte se logró apagar el incendio a tiempo y sólo se quemaron algunas chapas plásticas del techo, pero podría haber sido todo mucho peor", nos cuenta un trabajador de la zona.

Recordemos que el año pasado la misma sed de ganancias de esta patronal provocó un incendio en el Ingenio La Esperanza de Jujuy, que se llevó la vida de 8 trabajadores con decenas de heridos.

Además el Grupo Budeguer fue denunciado recientemente por contaminación ambiental por parte de los vecinos de la zona, que llamaron a los medios de comunicación en el preciso momento en que los camiones de la empresa desechaban la vinaza al aire libre.

Te puede interesar: Vecinos de Leales denuncian al Grupo Budeguer por descarga de vinaza contaminante

Claramente se estos empresarios se mueven con la impunidad que les garantizan tanto el gobierno provincial y comunal como la Secretaría de Trabajo, a cargo de Andrés Galván, numero dos de la FOTIA.

La condiciones de higiene y seguridad laboral no pueden recaer en manos de estos empresarios, que han demostrado no tener ningún tipo de interés más que el de aumentar sus ganancias a toda costa. Son los trabajadores los únicos interesados en cuidar de su salud y la de los vecinos de la zona y quienes pueden ejercer ese control a través de comités de higiene y seguridad con trabajadores de todos los sectores de la fábrica, que hagan un relevamiento y control de las condiciones de trabajo.

Te puede interesar: Incendio en La Esperanza: ¿accidente o crimen social?







Temas relacionados

Comisiones de Seguridad e Higiene   /    Ingenio La Esperanza   /    FOTIA   /    Ingenios   /    Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO