×
×
Red Internacional

La excusa de la empresa automotriz para no emplear jóvenes, fue aprovechada por el Gobierno como insumo de campaña electoral. Precarización laboral, desempleo y expulsión del sistema educativo, es la realidad a la que se enfrenta la juventud.

Jueves 5 de agosto | 23:50

Este jueves, Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo del Frente de Todos, validó la excusa que dio el presidente de Toyota Argentina, para no contratar operarios jóvenes. “Lo que pasó en Toyota muestra los problemas que tenemos que ir superando. Tenemos un desafío enorme con el ministro de Educación. Bienvenido que esto esté en la agenda, cómo logramos que los chicos se inserten en el mercado laboral”, aseguró para Radio Continental.

No sorprende que el ministro tome el guante del empresario de la Toyota, cuando una encuesta de la consultora Analogías, relevó que más del 70% de las personas entre 16 y 29 años opina que el Frente de Todos ha acompañado “poco o nada” a los jóvenes en materia laboral y educativa. Pero la afirmación del presidente de esta automotriz japonesa, de que tienen 200 empleos vacantes para jóvenes que no pueden cubrir porque no encuentran personas con título secundario, es una noticia falsa.

Datos oficiales muestran que miles y miles de egresados buscan trabajo sin éxito y la desocupación en jóvenes de hasta 29 años, alcanza al 17 % de los varones y al 25 % en las mujeres. Por otro lado, los mismos trabajadores de esta planta automotriz, revelaron que las verdaderas trabas para calificar son los exámenes físicos pre-ocupacionales porque, entrando sano, los rítmos de producción "te rompen el cuerpo a los dos años".

Este engañoso discurso empresarial que acompaña el ministro, tiene algo de ocultamiento y algo de verdad. El mercado laboral, por un lado ofrece precarización y super-explotación y por el otro, expulsa a miles y miles de jóvenes, negándoles la posibilidad de acceder a un empleo formal. Pero lo cierto es que, si antes de la pandemia, solo la mitad de los adolescentes lograba terminar el nivel medio; el avance en la pobreza, que alcanza al 75% de niños y adolescente del conurbano y la falta de acceso a la conectividad, recrudeció considerablemente esta situación.

Te puede interesar: Del Caño: “Lo que se necesita es trabajo con derechos y reducir a 6 horas la jornada laboral”

El Frente de Todos necesita refrendar su gobierno en esta elecciones, frente a una creciente desilusión entre quienes le confiaron el voto, luego del fracaso de los cuatro años de macrismo. En materia educativa, han lanzado el plan Egresar, que alcanza a penas a 400.000 estudiantes. Pero, mientras a miles de jóvenes se les rechazó éste año la beca Progresar, gastaron 60 veces más en pago de deuda que dichas becas.

El verdadero negocio para las patronales aparece con el programa Te sumo, que subsidiará hasta el 75% del salario, para que las empresas tomen a 50.000 jóvenes de entre 18 y 24 años, con ingresos desde 15 mil a 30 mil pesos. Un proyecto que da todo tipo de beneficios a los empresarios y legitima la precarización de la juventud.

En campaña electoral, las grandes patronales buscan marcar la agenda de sus propios intereses: avanzar aún más sobre los derechos laborales, aumentando la precarización y extendiendo la jornada de trabajo, con el aval de las recetas del FMI.

Quienes integran este Gobierno, al igual que los demás políticos desperdigados en la oposición de derecha, han hecho carrera en los años menemistas que consolidaron la flexibilización laboral y la pauperización del sistema educativo. Y luego fueron garantes de mantener esas condiciones hasta el día de hoy. Basta recordar la respuesta que el ministerio de Trabajo le dio a los ferroviarios que luchan por el pase a planta permanente: "no podemos darles lo que piden, porque sino tendríamos que hacer lo mismo con el resto de los trabajadores del país".

Por esto es necesario Que la izquierda emerja como una tercera fuerza política y social, que se plante frente a los poderosos, a decir que nuestras vidas valen más que sus ganancias. Una fuerza que prioriza la educación de las mayorías y no el pago de la fraudulenta deuda macrista. Y que impulsa una campaña desde abajo, que plantea terminar con la precarización laboral y la desocupación, repartiendo las horas de trabajo entre ocupados y desocupados, con un salario igual a la canasta básica familiar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias