Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

"Descontratar": el bizarro lenguaje empresarial para meter la reforma laboral

El puntapié del nuevo lenguaje flexibilizador lo dió Daniel Funes de Rioja. Le mandó “descontratar”. Y vio como son los empresarios: llovieron las ideas. La Izquierda Diario accedió en exclusiva a los apuntes del nuevo diccionario antiobrero.

Martes 23 de julio | 11:56

"Si usted quiere que aparezcan muchas empresas, lo que tiene que saber es que (el empresario) para no tener miedo a contratar, tiene que ser previsible que si le va a mal, pueda descontratar”. Que “aparezcan” empresas ya es un término discutible. Pero el corrector del Word directamente nos subraya en rojo la última palabra de la frase.

¿Descontratar? El cronista acude entonces al diccionario de la Real Academia Española, máxima autoridad en la materia. Y le tira: “Aviso: La palabra descontratar no está en el Diccionario”.

Entonces uno debe saber reconocer que su incapacidad para apreciar hasta donde puede llegar la creatividad de nuestro empresariado. Nunca increativo. En su batalla por alcanzar la reforma laboral, el vicepresidente de la UIA contó que en su viaje a la Conferencia Internacional del Trabajo "notó coincidencias en la necesidad de una nueva visión sobre el mercado de trabajo”. Y ahí mete el neologismo: no es que quieren tener más facilidades para despedir, sino “para descontratar”. Ah ree.

Según pudo saber nuestro cronista, el término habría sido una creación de Funes de Rioja, pero despertó un interés en la mesa ejecutiva de la Unión Industrial Argentina. En una de sus frecuentes "lluvias de ideas", los hombres de negocios tiraron nuevas palabras. En un paper al que tuvo acceso este medio, se pudo conocer el borrador del nuevo diccionario de relaciones laborales que saldría como anexo de aprobarse la nueva ley laboral.

Aquí reproducimos las primeras palabras que van quedando del intercambio del grupo de Whatssapp del círculo rojo.

Desefectivizar: mantener a su personal o parte de él en cualquiera de las formas precarias de contratación, o ponerlo en esa condición si no lo estuviera.

Desigualar: potestad de la parte patronal de fijar – para el personal femenino o menores de 24 años cualquiera fuera su sexo – condiciones inferiores en cuanto a salario, condiciones de trabajo, contratación, categorías y otras situaciones que se desprendan de su relación laboral.

Desdepositar o despagar: acción de no abonar el salario de sus empleados por uno o más meses “ante la difícil situación que atraviesa la firma” o motivos que crea convenientes anunciar.

Desaumentar: congelar el salario ante “pedidos excesivos de la parte sindical” o para poder mantener la rentabilidad de la firma.

Desindemnizar: acción de no pagar el resarcimiento por despido a uno o varios empleados que desee desvincular para salvaguardar las finanzas de la empresa.

Desregistrar: decisión empresaria de tener a parte de su plantel - o la totalidad si fuera necesaria - sin registrar en el sistema de seguridad social, medida por la cuál puede ahorrarse aportes a la obra social, jubilaciones y otros gastos.

Desaportar: véase desregistrar.

Desregular: véase desregistrar y desaportar.

Descurar o descuidar: dícese del sistema de riesgos de trabajo que permite asumir riesgos para la salud y/o la vida de sus empleados e incluirlos en los libros contables de la empresa.

Dessindicalizar: operación por la cuál el departamento de Recursos Humanos evita que sus empleados participen de alguna organización gremial, cualquiera fuera su orientación. Para la misma se aceptan acuerdos con dichas organizaciones, aunque estas deben hacerse de manera “informal”.

Desdelegar: medida similar a “desindicalizar”, pero con el objetivo de desalentar la representación de base.

Desvacacionar: capacidad del empleador de suspender las vacaciones de parte del personal, o postergarlas por tiempo indeterminado, ante las necesidad de producción de la empresa.

Desestabilizar: medida por la cual los trabajadores que gozan de condiciones de estabilidad, como el caso de los empleados públicos, pueden ser despedidos sin causa o pasar a condiciones de “desefectividad”.

Este es solo un adelanto. En las próximas semanas, más detalles de los preparativos de la Unión Industrial para avanzar con la reforma laboral. Nunca desavanzar.







Temas relacionados

Daniel Funes de Rioja   /    Funes de Rioja   /    Reforma laboral   /    UIA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO