×
×
Red Internacional

El gobierno de Arcioni y de Maderna desalojó la toma de zona norte que exigen un techo para vivir. La Izquierda Diario conversó con Gisel que es parte de las familias que pelean por el derecho a la vivienda en la toma al norte de la ciudad.

Marc Arcb/@ArcbMarcTrabajador de aplicaciones

Sábado 4 de junio | 16:32

“Queremos una vivienda digna y la queremos pagar. Eso exigimos, no queremos que nos regalen nada. No podemos, con lo que cobramos, pagar un alquiler y comer” cuenta Gise, una de las madres que tomó el terreno. Funcionarios de Maderna los mandan a vivir a una iglesia. Un modo de no responder a la demanda de vivienda.

“Trabajo como limpieza pero soy monotributista’’, comienza a contar Gisel. “Tengo un hijo pero con lo que cobro no puedo sostener el alquiler y la comida. No pido que nos regalen nada, pedimos un derecho que es tener un techo propio. El municipio vino y nos llevó las cosas, ni siquiera sabemos dónde están."

En Argentina se estima que hay alrededor de 8 millones de personas que alquilan. Solo en los principales 31 conglomerados urbanos hay 4.800.000 personas en esta condición. En la Patagonia, desde el Indec indican que la zona de Trelew-Rawson es una de las más pobres de esta parte de la Argentina con un 35% de pobreza. Como Gisel, miles de laburantes no solo pelean día a día para ganarse el pan sino también para sostener un techo que cada vez cuesta más.

“La solución que nos dan desde el municipio es o irnos a dormir a alguna iglesia o darnos un terreno en una zona inhóspita que no hay servicios. ¿Por qué para los pobres la solución son los palos o que nos vayamos a vivir a un baldío?" Agrega Gisel. "Tengo amigos que viven en asentamientos y veo como ahi los pibes tienen problemas para respirar porque no pueden calefaccionar su casa y porque viven en una casa precaria. ¿Porque a los pobres nos toca vivir en esas condiciones?
Queremos viviendas dignas. Nosotros exigimos al gobierno un plan de pago. No queremos que nos regalen nada.” Agrega.

Según el indec el 80 % de los hogares de los principales conglomerados urbanos tienen un problema estructural en cuanto a vivienda, mientras que casi un 17 % tiene un problema de hábitat(es decir viven de 2 a 3 personas en un cuarto) y un 5 % hacinamiento crítico (más de 3 personas por cuarto).

Esto es un problema estructural para la población argentina. Con trabajos que no llegan a cubrir la canasta básica y sin acceso a la vivienda.
Mientras, por ejemplo, la Legislatura de Chubut acaba de otorgar $95.000 para que un legislador alquile una vivienda en Playa Unión. Si, esto se votó en una sesión legislativa.

Te puede interesar: Privilegios de casta: legisladores de Chubut ganan $500 mil pesos

El método que el Frente de Todos aplicó en el gran Buenos Aires, con Kicillof y Berni pasando por arriba casas en Guernica con topadoras. Es el mismo que se aplica acá en Chubut. Para los pobres palos, para los ricos privilegios.

“Queremos seguir peleando por tener acceso a una vivienda digna, con los servicios elementales, queremos pagarla, queremos tener derecho a un techo. ¿Por que no podemos? Quiero un techo propio para vivir con mi hijo. Y sé que son varias mujeres con hijos que pasan lo mismo” agrega Gisel.

Los reclamos por vivienda se multiplican y la ocupación de tierras se extendió como método de lucha desde la cuarentena. Según los últimos datos del Indec, más de 3 millones de personas habitan en terrenos o viviendas tomadas y más de la mitad de la población vive en hogares que carecen de al menos un servicio básico.

"Hoy vamos a hacer una reunión para ver como seguimos, llamamos a todas las organizaciones que se quieran solidarizar" concluyó Gisel.

Mientras la propiedad de la tierra se concentra cada día en menos manos, las ocupaciones de terrenos brotan en todo el país. Los gobiernos avalan las tomas de los multimillonarios y reprimen a las familias sin techo ¿Cómo damos vuelta la historia?

Desde el frente de izquierda nos organizamos y luchamos por el no pago de la deuda, entre otras cosas, para que con esa plata se desarrolle un plan de obras públicas que incluya viviendas.

También peleamos por que se termine este sistema irracional que deja a millones de personas con casas precarias, viviendo hacinados, mientras hay solo en CABA más de 130 mil casas ociosas, es decir sin habitar. Solo los trabajadores, organizados podemos darle una solución racional a la falta de vivienda y terminar con la especulación inmobiliaria.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias