×
×
Red Internacional

Luego de largas horas de debate en el Congreso la oposición rechazó el proyecto de Presupuesto 2022. Es una hoja de ruta de ajuste para ofrecer en la negociación con el Fondo. Un dato cuestionado del proyecto era la inflación del año próximo. Según el Indec, en noviembre hubo una menor suba de precios, ¿hay motivos para festejar? El deterioro del poder de compra de salarios y jubilaciones no se recupera con un bono.

Viernes 17 de diciembre de 2021 | 20:58

El Gobierno sufrió una dura derrota en el Congreso, tras varias horas de sesión, la oposición votó en contra del proyecto de Presupuesto 2022. Solo la izquierda denunció el ajuste de la “ley de leyes”, que incluía las exigencias del FMI como la reducción del déficit primario (sin considerar pagos de deuda), un menor gasto en prestaciones previsionales (poda de jubilaciones), y menores subsidios, que significarán un incremento de las tarifas de los servicios públicos aunque Guzmán no dio detalles de cuánto aumentarán.

Te puede interesar: Entre el dibujo de Guzmán y el ajuste de Todos: claves del Presupuesto 2022

El rechazo del presupuesto es un golpe para el Gobierno que quería acelerar el acuerdo con el FMI. A las pocas horas del traspié Fernández y Guzmán mantuvieron un encuentro virtual con Kristalina Georgieva, la titular del FMI. Se recuerda que el organismo internacional pidió en el último comunicado consenso político, ¿tuvieron que dar explicaciones por el fracaso en el parlamento? Sin detalles ni anuncios concretos sobre la reunión, la responsable del Fondo, señaló en su cuenta de Twitter “muy buena reunión con el presidente Alberto Fernández sobre cómo avanzar en nuestro trabajo para sostener la recuperación de Argentina y abordar sus desafíos económicos”. Además, la titular del Fondo añadió “nuestros equipos están plenamente comprometidos a seguir trabajando hacia un programa del FMI”. La negociación sigue con el Fondo. El Gobierno aún tiene que presentar al Congreso el Plan Plurianual, habrá que ver qué sucede con la oposición patronal, aunque no hay grieta en cerrar un acuerdo con el FMI. Si el plan tiene el visto bueno del Fondo es poco probable que haya objeción de los peronistas, radicales y liberales. Solo el Frente de Izquierda se pronuncia en el Congreso y en las calles contra el acuerdo.

Te puede interesar: El Frente de Izquierda criticó al Gobierno y la oposición, reiterando su rechazo al ajuste

Mientras transcurre la rosca local, el contexto internacional puede traer malas noticias para la Argentina. La Reserva Federal anunció esta semana que prevé adelantar su suba de tasas para frenar la inflación y acelerará la reducción de las compras de bonos. Un aumento de tasas en Estados Unidos afecta a los países atrasados y dependientes porque provoca una salida de capitales que buscan una mayor tasa de interés en Estados Unidos, Argentina está menos expuesta por los controles cambiarios, pero si hay cimbronazos en la región pueden impactar. Además, la suba de tasas fortalece al dólar a nivel internacional. Y eso significa una baja en los precios de las materias primas que se expresan en esa moneda. Este año las liquidaciones de dólares de los agroexportadores fueron récord por los elevados precios internacionales, el año próximo esto podría cambiar.

El ajuste no para

Sin proyecto de Presupuesto 2022 aprobado por el Congreso, el ministro Guzmán confirmó que se prorrogará el presupuesto vigente. Esto ya lo hizo el Gobierno en 2020 cuando se extendió el presupuesto macrista del 2019. Es decir, igual seguirá el ajuste en curso. Un reciente informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) mostró que en los once meses acumulados del año el déficit primario descendió un 45,8 % en términos reales en relación al mismo período de 2020. Si bien en dicho período hubo un aumento de los ingresos corrientes (+23,7 % en términos reales), también hubo una reducción de los gastos corrientes (-5,4 % en términos reales), entre las partidas recortadas se registró una caída de las prestaciones sociales del 12,6 % en términos reales.

Te puede interesar: ¿No hay más alternativa que el infierno del Fondo?

Este año el Estado recibió un ingreso extra por el Aporte Solidario y Extraordinario. Según el informe de OPC, la partida que más se ejecutó (93,7 %) de las que se financian con este aporte hasta noviembre corresponde a los programas y proyectos de energía ($ 56.250 millones), es decir para la producción de gas natural, fracking incluido, mientras que lo ejecutado para las becas Progresar ($ 11.450 millones) fue casi cinco veces menos. Esta semana el Gobierno recalculó y amplió las becas para los jóvenes de entre 16 y 24 años de edad inclusive. ¿Este mes habrá más recursos para la juventud o para el fraking?

Inflación: poco para celebrar

Una de las variables cuestionadas del proyecto de Presupuesto 2022 era la inflación proyectada en 33 %. Otro dibujo de Guzmán tras su cálculo del 29 % para este año.

Esta semana el Indec anunció que la inflación de noviembre alcanzó el 2,5 %, fue uno de los aumentos más bajos del año junto al de agosto. Sin embargo, en los últimos doce meses la suba de precios fue de 51,2 %. Si se repite la misma suba en diciembre, la inflación de este año será del 49 %.

Roberto Feletti tuiteó que el resultado de noviembre da cuenta de los buenos resultados del programa Precios Cuidados, así como también de los acuerdos entre los distintos sectores. Lo cierto es que hay que mirar un poco más el dato de noviembre. Si se observa la inflación núcleo, aquella que no tiene en cuenta los bienes y servicios regulados ni estacionales, subió un 3,3 % mensual, mientras que los precios regulados aumentaron un 1 %. Esto significa que la dinámica de precios sigue en alza.

Además, este resultado se da con un incremento menor de las tarifas de los servicios públicos este año y con un dólar oficial planchado. El Banco Central, tras las elecciones de noviembre aceleró el ritmo de aumento de la cotización oficial del dólar, esta decisión impactará en los precios. También los precios se verán afectados por las subas de tarifas y las naftas. Las consultoras privadas estiman una inflación mayor al 50 % para el año próximo.

La inflación es un fenómeno complejo que tiene varias causas como las devaluaciones del peso, y la dolarización de tarifas de la energía y del combustible. Este año también incidió la suba de los precios de las materias primas y la recomposición de ganancias de los sectores concentrados.

No hay motivos para celebrar, la inflación carcome los ingresos de la clase trabajadora. El poder adquisitivo de los salarios está por detrás de los niveles del 2015. El Gobierno anunció este jueves un bono para los jubilados, pero es una suma que no permite recuperar todo lo que perdieron en estos años, ni tampoco para llegar a fin de mes. Mientras ganan los de siempre: los grandes empresarios.

Una pelea central es la defensa del poder de compra del salario y de las condiciones de vida de la clase trabajadora ocupada y desocupada.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias