Sociedad

VILLA CARAZA

Denuncian gatillo fácil en Lanús

Un joven de 14 años murió en el Hospital Evita tras recibir tres disparos de la policía bonaerense. La familia denunció la manipulación de las pruebas.

Chelo

Colaborador ID Estudiante Comunicación - UBA

Martes 16 de diciembre de 2014 | Edición del día

El pasado 9 de noviembre fue fusilado de tres disparos policiales, Miguel Alejandro “Micky” Scattolini, en Villa Caraza partido de Lanús. El hecho ocurrió cuando el joven de 14 años viajaba como acompañante en una moto junto a un amigo. Los dos efectivos miembros del Comando de Prevención Comunitaria de la Policía Bonaerense, que fueron identificados como Melisa Belén Trefiletti y Maximiliano Boris Quiroz, les dispararon a ambos mientras estaban en movimiento.

Los efectivos quisieron presentar el hecho frente a los medios de comunicación como un enfrentamiento con delincuentes, amparándose en los testimonios de dos mujeres que dijeron ser asaltadas en la zona por dos jóvenes en moto. Los familiares lo desmintieron rápidamente, ya que Micky no portaba armas de fuego, ni se pudo probar que haya estado involucrado en un robo. Además, cuestionaron el accionar posterior de los policías.

El abogado de la familia, Osmar Arnaiz, contó a La Izquierda Diario que “un dato revelador de la manipulación policial en la escena del balazo letal, fue que sucedió entre las 23 y 23:30 horas y avisaron a la autoridad judicial luego de la cero horas”

Esta alteración de la zona en la que sucedió el asesinato estaría evidenciado en la desaparición de las vainas de los proyectiles policiales, y en la aparición de dos armas a metros del lugar. Durante las pericias se comprobó que ambas eran obsoletas por carecer de aguja percutora. El policía que las encontró ya fue citado a declarar por la fiscalía.

A pesar de esto, Arnaiz añadió que una de las balas “fue rescatada por que ingreso en un Fiat Palio estacionado en una vereda, cerrado con llave, de donde pudo ser rescatada”

En los últimos días los familiares vienen batallando con el poder judicial para que la madre del joven, Maria del Carmen Ayala, forme parte del proceso como particular damnificada. Este pedido fue rechazado porque la causa está caratulada como robo agravado, mientras tanto la medida ya fue apelada.

Por otro lado, el abogado alertó que se abrió una causa “a otros niños que andaban por la zona en moto, a modo de intentar volcar sobre estos la responsabilidad de la muerte de Micky”

Lo que muchos medios reprodujeron siguiendo las fuentes policiales, como el asesinato de un joven “motochorro” de 14 años, parece ser otro caso de gatillo fácil en el conurbano bonaerense. Otra vez las fuerzas represivas reprimiendo a la juventud de los sectores más humildes.







Temas relacionados

Villa Caraza   /    Miguel Alejandro “Micky” Scattolini   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO