Sociedad

Denuncian falta de alimentos en escuela de Pilar

Docentes de la Escuela Primaria n°5 denuncian que lo que recibieron es insuficiente y de mala calidad nutritiva. A su vez no se garantizan los protocolos preventivos a las docentes para su reparto a las familias. El testimonio de Sabrina Soto, docente y delegada de esa escuela.

Domingo 26 de abril de 2020 | 01:01

Frente a la pandemia del Coronavirus y la cuarentena obligatoria dictada por Gobierno Nacional, los comedores escolares han cerrado. A su vez el gobierno envió bolsones de comida para que niños, jóvenes y sus familias puedan sobrevivir otros 10 días de cuarentena.

En Pilar, nos comenta Sabrina Soto que "desde que se alargó la cuarentena por segunda vez, pasaron tres semanas y media y la mercadería recién fue entregada el día de hoy". Además dice que "La bolsa traía muy pocos productos y la mayoría no eran nutritivos".

En los bolsones entregados tampoco se incluyen elementos de higiene como alcohol, jabón y lavandina. En el caso de las docentes, son ellas quienes deben llevar sus propios barbijos y guantes para hacer las entregas. Ocurre también que hay
"compañeras docentes que tomaron sus cargos en febrero y no cobraron su sueldo y son madres de familia" expresa la docente.

Quienes conocemos la realidad cotidiana de las familias de los pibes que asisten a las escuelas y los comedores de los barrios sabemos también que los sectores populares son siempre los más castigados frente a escenarios de emergencia sanitaria y humanitaria. Sobre todo teniendo en cuenta que en Pilar el 37,7 % de las viviendas son deficitarias y 7,7 % de la población vive en hacinamiento crítico, factores que empeoran la situación de cuarentena frente a una pandemia.

A eso se le suma que, como vemos en estos días, la primera y más inmediata respuesta del Estado nacional y provincial ante la catástrofe es la militarización de calles, rutas y barrios de emergencia.

Los medios, alineados con el discurso de unidad nacional avalan que las fuerzas de “seguridad” ordenen las calles y que nadie salga si no es por motivos esenciales, pero nada dicen de la realidad de las familias enteras sin trabajo registrado o que viven de changas y en condiciones que no son las adecuadas.

En Pilar, el 16,4 % de la población tiene las necesidades básicas insatisfechas y la cifra puede haber aumentado en los últimos tiempos. El gobernador Kicillof y el intendente Achával deben dar una respuesta ante esta situación.

Desde la Agrupación Docente La Marrón proponemos la autoorganización de docentes junto a la comunidad y en coordinación con otros trabajadores conformando Comités de Emergencia para enfrentar esta crisis. Es necesario acompañar el amparo presentado por organizaciones de Derechos Humanos y la comunidad educativa, firmado también por el diputado provincial por el frente de izquierda, Claudio Dellecarbonara, exigiendo al gobierno provincial mejoras en la cantidad y calidad de los alimentos repartidos.

Exigimos a los sindicatos que abran sus puertas y se pongan al servicio de organizar a la comunidad educativa en los barrios precarizados. No alcanza con poner a disposición algunas instalaciones como hizo Baradel en Tigre. Todos las herramientas tienen que estar dirigidos a combatir esta pandemia mediante la coordinación entre docentes, estudiantes, auxiliares, y familias para exigir al estado los recursos necesarios.

Además, hay que tener en cuenta la situación crítica de las familias que tienen pocos o nulos ingresos. Creemos que es necesario un salario de cuarentena de $30.000 para los millones de trabajadores que no acceden a las licencias pagas y que en estos momentos no tienen ningún tipo de resguardo para hacer frente al hambre.

Por otra parte, planteamos la necesidad de que se lleve a cabo un plan sanitario integral, que implique la realización de tests masivos para detectar los posibles focos de contagio. Pero los anuncios del gobierno no incluyen recursos para eso. La posibilidad de realizar test de forma rápida en la población en general y en particular para los trabajadores que no pueden abandonar sus puestos de trabajo, es una medida fundamental para combatir la pandemia.







Temas relacionados

Pilar   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO