×
Red Internacional

Violencia racista.Delibera el jurado del juicio por el asesinato de George Floyd en Estados Unidos

Tras los alegatos finales, Dereck Chauvin, espera un máximo de 40 años de prisión. El policía blanco acusado de matar a Floyd "debía saber" que este estaba muriendo mientras gritaba que no podía respirar porque el agente tenía su rodilla sobre su cuello, dijo el fiscal en el inicio de los alegatos finales.

Martes 20 de abril | 09:28

Los miembros del jurado en el juicio al policía blanco acusado de matar a George Floyd se retiraron para deliberar a puerta cerrada sobre la responsabilidad en la muerte del afrodescendiente en mayo pasado, luego de que los fiscales y la defensa presentaran sus argumentos finales sobre el hecho que desató una ola de protestas en todo Estados Unidos contra la brutalidad policial por motivos raciales.

Te puede interesar Presentarán alegatos finales en el juicio por la muerte de George Floyd en Estados Unidos

Dereck Chauvin, de 45 años, espera un máximo de 40 años de prisión si es declarado culpable del cargo más grave: asesinato en segundo grado. Además, es acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.

El policía blanco acusado de matar a Floyd "debía saber" que este estaba muriendo mientras gritaba que no podía respirar porque el agente tenía su rodilla sobre su cuello, dijo el fiscal en el inicio de los alegatos finales.

Floyd "pidió ayuda con su último aliento" y no era una amenaza para nadie mientras estaba tirado e inmovilizado en la vereda luego de haber sido detenido por la policía el 25 de mayo pasado en la ciudad de Minneapolis, estado de Minnesota, dijo el fiscal Steve Schleicher al jurado que debe decidir la suerte del expolicía.

"George Floyd suplicó hasta que no pudo hablar más", prosiguió el fiscal en un tribunal de Minneapolis, y dijo que a Chauvin "todo lo que se le requirió fue un poco de compasión y no mostró nada ese día".

Te puede interesar Nueva manifestación contra la violencia policial es brutalmente reprimida con más de 100 arrestos

"Pidió ayuda con su último aliento, pero el oficial no ayudó, no siguió el entrenamiento, no siguió las reglas de uso de la fuerza del departamento, no realizó la reanimación cardiopulmonar", agregó.

Según Schleicher, "George Floyd no era una amenaza para nadie, no estaba tratando de lastimar a nadie".

Chauvin, de 45 años, se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos mientras el hombre afrodescendiente de 46 años yacía boca abajo en el suelo y esposado, según imágenes filmadas durante el arresto del afroestadounidense.

La defensa de Chauvin, que ya dijo en varias audiencias que Floyd se puso a sí mismo en riesgo al consumir el opioide fentanilo y metanfetamina antes de resistirse a los oficiales que intentaban arrestarlo, factores que agravaron la vulnerabilidad de su corazón enfermo.

El abogado Eric Nelson afirmó además que la Fiscalía no cumplió con los criterios de "más allá de una duda razonable" en su esfuerzo por demostrar su culpabilidad en la muerte bajo custodia del Floyd.

"Les presento para debate que el estado no ha cumplido con su carga de la prueba más allá de una duda razonable", dijo Nelson.

El abogado cuestionó los dos argumentos presentados por la fiscalía, según los cuales Floyd murió por falta de oxígeno y Chauvin utilizó un nivel de fuerza irrazonable en violación de las instrucciones policiales.

Nelson argumentó que la asfixia como causa de muerte puede ser incompatible con un nivel de saturación de oxígeno del 98 por ciento que se encuentra en las muestras de sangre de Floyd y reiteró que la capacidad de hablar sugiere la capacidad de respirar.

En este contexto, el vocero del Departamento de Defensa, John Kirby, confirmó que la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, le solicitó que autorice el despliegue de tropas de la Guardia Nacional en la capital estadounidense.

"Sobre la solicitud de la Guardia (de Washington) DC, sé que hay una solicitud que el Ejército está estudiando en este momento", dijo Kirby.

El proceso se produce en momentos de un incremento de las tensiones por otros dos asesinatos policiales de alto perfil.

Daunte Wright, un hombre afroadescendiente de 20 años, fue asesinado de un disparo en un suburbio de Minneapolis el 11 de abril por una policía blanca que aparentemente confundió su arma con su Taser, y un niño de 13 años fue asesinado por la policía en Chicago.

El asesinato de Wright desencadenó varias noches de protestas en Minneapolis, y antes del veredicto en el caso de Chauvin se desplegaron tropas de la Guardia Nacional en la ciudad, donde muchos negocios taparon sus vidrieras por precaución. Con las tensiones creciendo a medida que se acerca un posible veredicto, dos miembros de la guardia resultaron levemente heridos después de que al menos una persona abriera fuego desde un automóvil contra policías ayer, dijeron las autoridades.

Claves internacionales Niñez migrante: presa en la frontera de Estados Unidos

Entre los 38 testigos de la acusación se encontraban algunos de los transeúntes que vieron el arresto de Floyd por presuntamente usar un billete falso de 20 dólares para comprar cigarrillos.

Darnella Frazier, la adolescente que tomó el video que se volvió viral, dijo que Floyd estaba "asustado" y "rogando por su vida".

Una condena por cualquiera de los cargos por los que se acusa a Chauvin -homicidio en segundo grado, homicidio en tercer grado u homicidio involuntario- requerirá un veredicto unánime.

Otros tres expolicías participantes en el arresto de Floyd, Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng, también enfrentan cargos y serán enjuiciados por separado más adelante este año.

Históricamente en Estados Unidos la policía es preservada de ser enjuiciada en casos de violencia. Existe un muro institucional con bases racistas en el mismo Estado expreso en los escasos ejemplos de juicios o encarcelamientos. Está naturalizado que en caso de llegar a juicios los oficiales de policía queden libres o con penas menores.

Pero por el impacto del caso de George Floyd que reavivó al movimiento Black Lives Matter a nivel nacional e internacional, y que puso en agenda el problema del racismo en Estados Unidos (ampliamente debatido incluso entre los candidatos presidenciales en campaña electoral) parece difícil que quede en libertad como tantos casos anteriores. En este marco la pena que recibirá Derek Chauvin será la clave que marcará el porvenir.

Ya que por un lado el Black Lives Matter espera una condena fuerte, por otro, los poderosos sindicatos policiales luchan por liberación o en todo caso defender la toda institución que ejecuta con las armas el racismo endémico.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias