Política

DIPUTADOS

Del Caño reclamó ante Alberto Fernández por despidos, suspensiones y recortes salariales

Fue en una reunión por videoconferencia junto a los presidentes de los bloques de la Cámara de diputados. Junto con Romina del Pla, fueron las únicas voces disidentes en medio de un clima amistoso entre el oficialismo y la oposición de derecha.

Eduardo Castilla

@castillaeduardo

Sábado 18 de abril de 2020 | 03:26

En la tarde de este viernes, los jefes de bloque de la Cámara de diputados tuvieron una reunión por videoconferencia con Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán.

Nicolás del Caño y Romina del Plá participaron en representación del Frente de Izquierda. La banca de Del Caño había solicitado, desde antes del inicio del encuentro, que éste fuera televisado acorde al carácter público de la reunión. Sin embargo, el pedido no encontró eco entre los bloques mayoritarios.

Esa decisión se mantiene a tono con lo que ocurre en la política desde hace semanas. El Congreso Nacional se mantiene cerrado. Las "reuniones de comisión" que se realizan con los ministros del Gabinete tienen un carácter esencialmente informativo. En los hechos, todas las medidas económicas y sociales -que afectan las vida de las mayorías trabajadoras- se toman mediante Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU). Se deciden a espaldas del parlamento y de las grandes mayorías populares.

Esto supone la imposibilidad de discutir otras propuestas que no sean las del presidente y su gabinete. Esto viene siendo planteado por la izquierda desde hace semanas, en el marco de la presentación de múltiples proyectos destinados a afrontar la crisis. El pedido volvió a ocupar un lugar en la reunión de este viernes, cuando tanto Del Caño como Del Plá le señalaron al presidente la posibilidad y necesidad de volver a sesionar, tomando las precauciones sanitarias correspondientes.

Amigos del endeudamiento

Este cronista -que acompañó a Del Caño durante la reunión- pudo constatar el buen clima que existió entre el Gobierno y la oposición derechista agrupada en Juntos por el Cambio y el resto de partidos provinciales. A lo largo del encuentro, los cumplidos y halagos mutuos cruzaron las intervenciones del propio presidente, de Mario Negri, de Cristian Ritondo, del mendocino José Luis Ramón y la neuquina Alma Sapag, entre otros.

La misma buena sintonía se vio en las respuestas presidenciales a la enorme mayoría de los bloques. Las consultas puntuales sobre determinados temas no lograron opacar la cercanía de posiciones entre las fuerzas políticas mayoritarias.

El punto de la deuda pública lo puso en evidencia. Allí, con la lógica excepción del Frente de Izquierda, el conjunto de las fuerzas políticas avaló la negociación en curso con los grandes especuladores internacionales. Más tarde, desde su cuenta de Twitter, el presidente agradeció “el apoyo de todo el arco político”. Sin embargo, los hechos se habían desarrollado de manera distinta.

Tanto Romina del Plá como Nicolás del Caño presentaron un fuerte cuestionamiento al endeudamiento. Éste último, además de plantear el desconocimiento soberano de la deuda pública, criticó la falta de investigación sobre la misma. “Nosotros planteamos también la investigación porque es una deuda ilegítima, más allá de que la haya tomado un Gobierno constitucional como el de Macri”, afirmó. "Rechazamos que se hayan pagado 250 millones de dólares de un vencimiento, durante esta pandemia”, añadió críticamente.

Te puede interesar: Deuda y locura: la ilusión de que esta vez será distinto

Despidos, suspensiones y reforma laboral

La izquierda fue también el único espacio que señaló con claridad la dinámica de la crisis social en curso. A lo largo de la reunión, tanto el presidente como los referentes del oficialismo -Máximo Kirchner y Sergio Massa- buscaron presentar un panorama tranquilizador de como se desarrolla la cuarentena.

Sin embargo, la realidad es bastante distinta de esa mirada. En su intervención, Nicolás del Caño ilustró la situación crítica que viven amplios sectores de la clase trabajadora, sometidos diariamente a duros ataques por parte de las patronales.

Durante la reunión le recordó a Alberto Fernández quela izquierda había planteado la necesidad de prohibir los despidos en otro cónclave, que había tenido lugar un mes antes. En ese momento, el Gobierno había desestimado la propuesta.

El diputado de izquierda señaló una realidad: “Las patronales siguen despidiendo a pesar del decreto”. Además, criticó la excepción contenida en el DNU 329/20, que permite suspender con rebaja de salarios. “Es algo que estamos viendo de manera generalizada. Con ese artículo se avala algo que las patronales están intentando: implementar una reforma laboral en los hechos”, agregó Del Caño.

El presidente no pudo ni intentó refutar lo señalado por el diputado del FIT. “Voy a tener en cuenta esto que me decís de cómo están utilizando ese artículo del decreto para hacer baja salarial”, indicó.

Resulta extraño -por decir lo menos- que el Presidente no hay mensurado los alcances del DNU. Hay que recordar que tiene una vasta experiencia en el poder público, fue jefe de gabinete durante más de cinco años, además de ser abogado de profesión. Su discurso suena se evidencia demasiado poco creíble.

El diputado de la izquierda también denunció la situación de los trabajadores de las casas de comidas rápidas. Como venimos informando en este medio, ese sector de la clase obrera empieza a organizarse para enfrentar los ataques patronales, donde a la precarización laboral se le sumó un fuerte recorte de sueldos en el mes de marzo. Del Caño exigió que el Ministerio de Trabajo reconozca a los trabajadores elegidos delegados por sus propios compañeros.

Te puede interesar: La Izquierda Diario: único multimedio que banca la lucha de la juventud precarizada

La izquierda también señaló la importancia de dar respuesta a las cuestiones sanitarias, de cara a una eventual salida de la cuarentena. Volvió a insistir en la necesidad de testeos masivos. En particular se refirió a la situación de los trabajadores y las trabajadoras de la salud. "Lo están reclamando, porque somos uno de los países que más porcentaje de contagiados de ese sector tiene”, indicó Del Caño.

En este punto, el Presidente se vio obligado a reconocer la insuficiencia de recursos en el sector de salud. “Hay también, en algunos casos, falta de insumos. No voy a mentir. Lo voy a tomar muy en cuenta”, indicó.

Señalemos, al pasar, que el primer mandatario deslizó parte de la responsabilidad hacia el propio personal de salud. "Les gana a los médicos su vocación ayudar y nos termina metiendo en este tipo de problemas", indicó.

Te puede interesar: Argentina, primera a nivel mundial en proporción de personal de salud infectado con Covid-19

Si de falta de recursos se trata, hay que recordar que el oficialismo retrocedió en una medida elemental como es centralizar el sistema de salud, unificando al sector público con el privado. Actuó así luego de que los empresarios de la medicina privada ejercieran un fuerte lobby público. Durante el encuentro de este viernes, esa denuncia volvió a ser planteada por Romina del Plá.

En el final de su intervención, Nicolás del Caño criticó el accionar de las fuerzas represivas, incluido el espionaje que impulsa y defiende la ministra de Seguridad Sabina Frederic. Alberto Fernández respondió que él está “en contra del ciberpatrullaje y de cualquier persecución a las ideas”. En ese marco, agregó “en mi Gobierno no voy a mandar preso a ningún tuitero”.

La afirmación se contradice con lo ocurrido. Si bien, como señaló este medio, Kevin Guerra no fue detenido, sí esta procesado. Es decir, sufre persecución gubernamental.

Te puede interesar: Kevin Guerra: “La DDI me dijo ‘al presidente no le gustó tu tuit’ y ahora estoy procesado”

Un debate clausurado

La reunión de este viernes repitió la tónica que marca la agenda del Poder Ejecutivo. Las formas amables y los encuentros informativos reemplazan el debate que debería existir en el Congreso Nacional. La oposición no tiene ámbitos de decisión real en los que plantear su visión de como enfrentar la crítica situación que atraviesa el país.

En ese marco, los grandes medios juegan en arena nacional a favor de la mecánica de ajuste que impulsa el empresariado. De allí que no son ajenos a presentar versiones interesadas de muchas discusiones que tienen lugar en el ámbito nacional. Sin ir más lejos, este viernes por la noche uno de los principales diarios del país presentó una versión incorrecta de los planteos que había realizado Del Caño.

En medio de una crisis sanitaria y social inmensa, el oficialismo -con aval de la oposición patronal- sigue tomando decisiones entre cuatro paredes, sin someterlas a discusión. Sin embargo, como dejan en evidencia las propuestas del Frente de Izquierda, el único camino no es "elegir entre 100 mil muertos o 10 % más de pobres". Para evitar una crisis aún mayor es necesario afectar seriamente las ganancias de las grandes patronales.

En relación a esto, hay que señalar que excepto Del Caño y Del Plá, nadie se refirió a los proyectos que plantean establecer impuestos a las grandes fortunas. Los diputados del oficialismo presentes directamente eludieron tocar el tema.

Te puede interesar: Imprescindibles medidas de autodefensa de la clase trabajadora







Temas relacionados

Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad   /    Romina del Plá   /    Deuda   /    Nicolás del Caño   /    Diputados   /    Despidos   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO