Política

CRISIS ECONOMICA

Del Caño: “Un impuesto a las grandes fortunas como el nuestro no puede dilatarse más”

El único proyecto presentado en la Cámara de Diputados es del del FIT y alcanza a las 15.000 personas más ricas del país. Propone que los fondos sean utilizados para hacer frente a la emergencia por el Coronavirus.

Jueves 7 de mayo | 21:10

En declaraciones a la prensa, el diputado por el PTS-FIT Nicolás del Caño denunció que "hace casi cuatro meses que el Congreso no funciona". "No puede haber más excusas. Las trabajadoras y trabajadores de los supermercados y las fábricas de la alimentación van todos los días a trabajar, ¿por qué no se pueden reunir los diputados en un lugar amplio?", disparó.

"Un impuesto extraordinario a los bancos y grandes fortunas como el que presentó el Frente de Izquierda no puede dilatarse más: es necesario para que todos aquellos que lo necesiten puedan tener un salario de cuarentena de $30.000, sin exclusiones, además de conseguir recursos para paliar las necesidades del sistema de salud frente a la pandemia y construir 100.000 viviendas en un año. Eso es lo que queremos poner a discusión y se siguen con excusas para dilatar la sesión", remarcó el diputado del FIT-U.

Este martes ser realizó una reunión convocada por la Comisión Parlamentaria de la Cámara de Diputados para discutir la fecha y el temario de la primera sesión de la Cámara Baja en el marco de la cuarentena. En la misma, los bloques mayoritarios de peronistas y radicales rechazaron tratar en sesión el proyecto de impuesto extraordinario a las grandes fortunas presentado por los diputados Del Caño y Romina del Pla. La sesión de la Cámara recién se realizará el día sábado, luego de que las pruebas realizadas este jueves fallaran por errores técnicos.

Más allá de ciertos amagues con la idea de presentar un proyecto que también apuntara a gravar a los más ricos del país, el Gobierno viene dilatando la cuestión así como el inicio de las propias sesiones legislativas.

"La decisión del oficialismo de no impulsar el proyecto de impuesto a las grandes fortunas va a tono con las concesiones hechas al gran empresariado, como la posibilidad de suspender y rebajar salarios, que gracias al acuerdo entre la UIA y la CGT rubricado por el Gobierno está extendiendo masivamente los recortes salariales, que se suman a los despidos", sostuvo Del Caño.

Como se ve la negativa del Gobierno a tocar las más concentradas fortunas, viene de la mano de un conjunto de medidas que claramente atacan derechos laborales y benefician al conjunto de la clase empresaria. Recordemos que este acuerdo fue festejado como “histórico” por el mismo Presidente.

"Nuevamente el Frente de Todos, que amagó con presentar un proyecto y aun no lo ha hecho, junto con Cambiemos rechazan tratar un proyecto de impuestos a los ricos. El único ingresado en esta cámara es el del Frente de Izquierda. Los que están pagando esta crisis son los trabajadores y el pueblo pobre, hay que afectar a los que siempre ganan y que esta vez la crisis la paguen ellos: los ricos, las grandes empresas, los bancos y los terratenientes", continuó Del Caño en sus declaraciones de este jueves.

Mientras el conjunto del arco político viene cargando los costos de la crisis sobre los sectores populares, sólo el Frente de Izquierda propone una alternativa claramente diferente.

A la hora de su presentación, Nicolás Del Caño precisó el contenido del proyecto:

"Como venimos diciendo desde que se desató esta emergencia, ante una situación extraordinaria corresponden medidas extraordinarias como las que plantea este proyecto para evitar una escalada mayor en la catástrofe social y económica que recaerá con mayor fuerza sobre los más vulnerables. Como parte un programa integral que tiene la izquierda, esta propuesta establece un impuesto progresivo a los patrimonios a partir de los $100.000.000 (cien millones de pesos). El mismo se aplica a las altas rentas, que incluye a los bancos y a las empresas privadas de todas las esferas de la actividad productiva, de servicios y comercial. Asimismo, se propone gravar la propiedad de la tierra de aquellas personas jurídicas y personas humanas o sociedades indivisas no alcanzadas por el impuesto a los grandes patrimonios que sean propietarias de extensas superficies de tierra de elevada valuación. Se agrega un impuesto progresivo a las viviendas ociosas utilizadas para la especulación inmobiliaria".

"El Fondo Especial de Emergencia que se creará con este impuesto es de más de 15.000 millones de dólares y debe ser utilizado exclusivamente para cuestiones establecidas por la misma ley: dar respuesta inmediata a las necesidades sanitarias y sociales. En primer lugar un plan de elaboración local e importación de material sanitario, equipamientos médicos y hospitalarios, junto con la contratación necesaria de más personal para el sistema de salud. En segundo lugar el fondo garantizará un salario de cuarentena de 30 mil pesos para todos aquellos trabajadores y trabajadoras que no tuvieran licencias pagas por sus empleadores o se hallan en la informalidad. Y por último, el fondo se destinará también a la primera etapa de un plan anual de construcción de 100 mil viviendas populares en un año con el fin de reducir los niveles de exposición a la transmisión del COVID-19 y otras enfermedades, por parte las miles de familias trabajadoras que viven en condiciones de hacinamiento o déficit habitacional".

"No desconocemos que quienes sean gravados con este impuesto extraordinario, hicieron sus fortunas con décadas de subsidios estatales y sus deudas fueron muchas veces estatizadas. Sus patrimonios los realizaron con el sudor de la frente de decenas de miles de trabajadores, muchos de los cuales fueron secuestrados de sus empresas durante la última dictadura cívico-militar. Hoy las necesidades y la defensa de la vida de las mayorías populares se tornan cruciales, por eso son imprescindibles medidas como ésta".

"Este proyecto es parte de un conjunto de iniciativas que hemos presentado en el Congreso para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social y se inscribe dentro de un programa que defiende el Frente de Izquierda cuya salida integral plantea la necesidad de la expropiación de los grandes grupos capitalistas, y que debe comenzar por el no pago de la deuda fraudulenta, la nacionalización del sistema bancario para poner el ahorro nacional al servicio de crear créditos baratos para los comerciantes arruinados, cuestión que queremos poner a discutir en el Congreso por lo cual seguimos exigiendo que sesione".

Proyecto l Impuesto Extraordinario a Los Grandes Patrimonios y Rentas (1) by La Izquierda Diario on Scribd







Temas relacionados

Impuesto a las grandes fortunas   /    Coronavirus   /    Alberto Fernández   /    Congreso   /    Frente de Izquierda   /    Nicolás del Caño   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO