Mundo Obrero

PRECARIZACIÓN LABORAL

"Dejaron en la calle a toda una familia": Viviana pide volver a trabajar al Hospital Larrain

Viviana Galimsky fue despedida del Hospital Larrain de Berisso, luego de años de precariedad laboral y en medio de la pandemia. Reproducimos una carta donde exige respuestas a la institución.

Sábado 13 de febrero | 11:14

En plena pandemia a Viviana la echaron de su trabajo como cuidadora en el hospital de Berisso. Estuvo allí durante seis años, totalmente precarizada. Situación que sufre gran parte de la población, en especial las mujeres jefas de hogar.

Un día antes de terminar el 2020, recibe la noticia por teléfono. Sin ningún tipo de respuestas por parte de la institución, Viviana se encadenó en las puertas del hospital para que su situación sea conocida por toda la ciudad: una trabajadora del hospital local quedaba en la calle en plena pandemia".
A continuación reproducimos la carta donde cuenta su situación y exige una respuesta:

"Para quienes no me conocen, mi nombre es Viviana Galimsky y tengo 49 años. Soy hija, mamá, hermana y abuela. Trabajé en nuestro Hospital Mario Larraín de Berisso seis años como cuidadora, bajo contrato de beca, después de haber trabajado 10 meses ad honorem (sin cobrar). En aquel momento, cuando me contrataron, me dijeron que me quedara tranquila, porque iba a ser una de las primeras nombradas para planta permanente. Y en realidad, lo que pasó es que fui una de las primeras despedidas.

El día 30 de diciembre de 2020, a través de un llamado telefónico, me avisaron que `ya no pertenecería más al Hospital´ a partir del 31. Un Año Nuevo muy triste, porque esa noche en mi casa tuvimos que brindar sabiendo que habíamos quedado en la calle.

Soy sostén de una familia integrada por mi mamá de 88 años, que tiene serios problemas de salud; mis dos hermanos discapacitados; tres de mis cuatro hijos; y el más chiquito de mis cinco nietos, de dos años, que vive conmigo. Aunque pertenezco al grupo de riesgo -por mis propias enfermedades, y por cuidar de mi familia-, trabajé todo el 2020 en plena pandemia. Lo hice con orgullo, sabiendo que mi trabajo aportaba, cada día, un granito de arena a la enorme tarea del Hospital. Nunca pensé que la `recompensa´ iba a ser quedar despedida.

Junto al anuncio de despido, me dijeron que debía ir a cubrir (ya despedida) la guardia del 1 de enero. Trabajé hasta el día 8, marcando entrada y salida a mi horario habitual, hasta que me impidieron entrar. Desesperada, el 12 de enero me encadené a la puerta del Hospital durante cuatro días, sin recibir una sola respuesta de las autoridades.

Por todo concepto, me han ofrecido un trabajo que físicamente no puedo realizar: una beca por dos meses limpiando doce horas, los fines de semana, y a varios kilómetros de Berisso. Tengo problemas cardiacos y articulares. Con el cuerpo dolorido, he ido a cumplir con esto, aunque considero que es muy injusto.

Con esta carta quiero pedir el apoyo y la colaboración de todos, para que me ayuden a recobrar mi puesto de trabajo. Porque lo gané con muchos años de esfuerzo, y porque no está bien que esto le pase nunca más a ninguna trabajadora o trabajador de la Salud, ni de ningún otro lugar.

Le pido a mis compañeros y representantes gremiales de ATE Berisso que me apoyen. Le pido a la Dirección del Hospital que reconsidere su decisión, y que entiendan que han dejado en la calle a una familia entera, que tiene muchísimas dificultades. Le pido también al intendente Fabián Cagliardi que seguramente esté al tanto de mi caso por los medios de comunicación, que tome cartas en este asunto.

Muchas gracias a todos por leer esta carta y apoyarme

Viviana Galimsky, trabajadora despedida del Hospital Mario Larraín de Berisso

Contacto: [email protected]"







Temas relacionados

Trabajadores de la salud   /    #CuarentenaSinDespidos   /    Covid-19   /    Salud pública   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO