×
×
Red Internacional

Los manifestantes se pronunciaron en contra de la autovía de montaña. Denuncian hostigamiento de las empresas a vecinos y vecinas del lugar y amenazas de desalojo.

Martes 12 de julio | 21:31

El pasado domingo 10 de Julio en el Valle de Punilla se llevó a cabo una caravana "en defensa del agua, el territorio y la vida de mañana". Estuvo convocada por comunidades indígenas, asambleas ambientales y vecinas y vecinos de la zona, también se levantó fuerte la consigna en defensa del río: "El Yuspe no se toca", se podía leer en el flyer de invitación a la acción.

"El recorrido inició en San Roque, afectado por esta obra en 2017 y actualmente amenazado por la empresa Chediack que insiste con la continuación de la traza. Luego recorrió Mirador del Lago donde siguen los desalojos violentos, Santa María donde está Roggio (Aguas Cordobesas, Taym, CET), finalizando en Molinari con una protesta frente al obrador de la empresa Sacde (Macri) que continúa con el desmonte", describe la jornada de lucha la página de Facebook "Unidos por el monte".

La Izquierda Diario se comunicó con Marco D’Angelo quien es uno de los asambleístas que participó del armado de la caravana para charlar en profundidad sobre la situación que atraviesan las comunidades indígenas junto a las y los vecinos del Valle Punilla.

¿Como afecta este nuevo tramo de la autovía en la región?

MD: El proyecto de autovía en Punilla es un proyecto que sigue afectando a zona de montañas que son las áreas más delicadas que tiene la provincia de Córdoba, es decir las zonas donde se produce el agua que consumen dos millones de cordobeses. Es una obra que va a tener un impacto considerable si se realiza y lo grave del caso es que ese impacto sería irreversible. O sea, lo que se destruye no se puede volver a remediar como lo plantea falsamente el estudio de impacto ambiental. Estamos hablando de áreas de bosque nativo maduro que permanecieron en equilibro y armonía ecológica durante milenios y que de pronto desaparecerían. Eso quebraría toda la organización de los ecosistemas y de los corredores biológicos y afectaría a la producción de agua de toda la región.

El impacto ambiental de este proyecto de autovía es inconmensurable. En la audiencia pública, el 95% de los expositores y expositoras esgrimieron distintos argumentos científicos, técnicos y también de las comunidades originarias y del pueblo que habita el territorio reprobando la manera en la cual se ha diseñado este proyecto. Ya que además de producir una catástrofe ecológica por su escala, porque estamos hablando de casi 50 km de trazado en una zona muy delicada dónde hay numerosas cuencas hidrográficas con sus vertientes, manantiales con sus cabeceras de cuenca y zonas de infiltración dónde se produce el famoso efecto esponja que posibilita que el agua sea absorbida por la montaña, también terminaría generando crecidas de los ríos por encima de la media.

¿Cuáles son las empresas que vienen vulnerando los derechos de las y los vecinos?

MD: Las empresas responsables de esta obra son básicamente cuatro. En primer lugar está Camino de la Sierras, secundada por las empresas Chediack, SACDE y Benito Roggio e hijos. Estás cuatro empresas se han repartido la torta y están haciendo un negocio millonario a partir de la devastación de una buena parte del Valle de Punilla.

¿Cómo reaccionan los municipios en torno a los reclamos de los sectores afectados?

MD: Los municipios de San Roque, Bialet Massé, Santa María de Punilla y Cosquín han avalado la obra. Están completamente alineados con el gobierno de Córdoba en este plan de avance sobre los territorios. Incluso en zonas fuera del ejido municipal. 

Y sobre la situación de las y los vecinos afectados y las comunidades originarias, en las ultimas semanas hubieron repercusiones mediáticas, ¿Cómo viene ese asunto?

MD: Actualmente hay cuatro empresas operando en el Valle de Punilla intentando avanzar sobre zona roja de monte nativo, sobre yacimientos arqueológicos y sobre comunidades originarias. Hay por lo menos dos comunidades relegadas dentro de esta primera etapa de trazado de la autovía en Punilla. Y además de todo eso hay cientos de personas que van a ser expropiadas si está obra avanza y desalojadas de sus hogares. 

El caso paradigmático de Olga es descriptivo en cuanto a la situación dramática de estás familias que habitan el territorio y ven peligrar la continuidad de su forma de vida.

Por otro lado existen numerosas alternativas pensadas incluso con vecinos del lugar, como Nicolás Rudolf, que es vecino de Huerta Grande y que presentó seis proyectos alternativos que serían mucho más económicos y eficientes a la hora de plantear una solución vial al problema del congestionamiento de tránsito en la temporada alta.

¿Cómo se desarrolló la caravana en defensa de los recursos naturales que tuvo lugar el pasado domingo?

MD: La caravana estuvo muy buena, pudimos recorrer los cuatro puntos que nos habíamos propuesto. Hubo un fuerte operativo policial en el Obrador de SACDE, relata Marco. Agrega: "Se cumplieron dos meses del desalojo violento, ilegal y clandestino que se hizo en ese lugar y ahí nos encontramos con un operativo policial custodiando el Obrador. Estaba cortado el acceso principal pero ingresamos por un acceso secundario y llegamos hasta el lugar donde estuvimos tocando tambores, haciendo una sikureada con un grupo de Molinari que es de la zona y cerramos con unos discursos recordando que somos un grupo de vecinas y vecinos defensores del ambiente, que apelamos al diálogo, apelamos a una construcción democrática y que en ningún momento hemos ejercido la violencia como sí el Estado que incansablemente, a través de la fuerza policial, nos han reprimido cada vez que nos hemos llegado al lugar para visibilizar está autovía ilegal.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias