Internacional

ESTADOS UNIDOS

Declaran estado de Emergencia en Ferguson

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, declaró ayer el estado de emergencia. Según Nixon es una medida “preventiva” frente a las movilizaciones que tendrán lugar en vísperas del veredicto por el caso Michael Brown, que se espera para antes de que concluya el mes.

Gloria Grinberg

@GloriaGrinberg

Miércoles 19 de noviembre de 2014 | Edición del día

  • ¡Manos arriba, no disparen!

1 / 1

Fotografía: Flickr, Light Brigading

La declaración del gobernador tiene una vigencia de 30 días y activa el despliegue de la Guardia Nacional para asistir a la policía estatal y local en caso de ordenar la represión en las eventuales movilizaciones que se llevaran a cabo en estos días exigiendo justicia para el joven afrodescendiente y el fin de la violencia policial y la discriminación racial.

El 9 de agosto pasado, Michael Brown, un joven afrodescendiente que se encontraba desarmado, fue asesinado por los disparos del oficial Darren Wilson. En aquel momento se desato un proceso de movilizaciones en Missouri y en todo Estados Unidos contra la brutalidad policial y la violencia racial.

Nixon ya había dado la orden del despliegue de la Guardia Nacional en agosto a raíz de que la muerte de Brown causo una extendida ola de indignación acompañada por protestas que se llevaron a cabo con centenares de detenidos y el aumento de la violencia policial y la militarización de las ciudades.

El 20 de agosto, un jurado de investigación compuesto por 12 personas (nueve personas blancas y tres afroamericanas, una proporción que no representa la población de Ferguson que tiene dos tercios de afroamericanos) comenzó a analizar las pruebas recabadas por la fiscalía del condado de Saint Luis sobre la muerte de Brown, con el fin de determinar si hay causa probable para juzgar al policía Darren Wilson, retirado temporalmente de ese cuerpo de seguridad.

Muchos activistas temen que el jurado descarte todos los cargos contra Wilson y no se convoque a un juicio. En ese caso, la coalición "Don’t Shoot" ("No disparen"), que reúne a más de 50 organizaciones, planea convocar protestas pacíficas en Ferguson.

Algunos medios de comunicación han publicado informaciones sobre la investigación del jurado, entre ellas algunas que indican a testigos que ofrecieron testimonios que apoyan la versión de Wilson afirmando que disparó a Brown en defensa propia.

La familia del joven y otros testigos dicen que estaba desarmado y alzando las manos en señal de rendición cuando Wilson le disparó.

Según el alcalde Francis Slay estas medidas sirven para “estar preparados y asegurar a la población, tener recursos necesarios en caso de que produzca algún hecho de violencia.”

En esta “preparación”, fueron enviados recientemente más de 1.000 oficiales, y el departamento de Policía del condado de St. Louis ha acopiado más de US$172.000 en equipos antimotines, incluyendo gases lacrimógenos, gas pimienta, granadas y esposas.

Mientras los funcionarios del estado hacen declaraciones, infundiendo el miedo, los manifestantes recuerdan que la militarización de su comunidad ha convertido el área en una zona de guerra.

Los manifestantes también declararon que la decisión de desplegar a la guardia Nacional antes de que el gran jurado de su veredicto era prematuro, y que contenían el prejuicio de que las manifestaciones se desarrollarían de forma violenta. Ante el despliegue de la guardia Nacional, los manifestantes se encuentran exigiendo que la policía no utilice los equipos militares durante las futuras protestas.

Mientras se espera la sentencia, se esperan movilizaciones para las últimas semanas de noviembre en Ferguson y en varias ciudades de Estados Unidos.







Temas relacionados

Estado de emergencia   /    Missouri   /    Michael Brown   /    Ferguson   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO