×
×
Red Internacional

La asamblea abierta de San Martín, Tres de Febrero y Vicente Lopez puso en movimiento un pensamiento colectivo surgido del intercambio entre distintos sectores de trabajadores, jóvenes, independientes y referentes a nivel local y nacional del PTS.

Sábado 7 de mayo | Edición del día

Durante la tarde del último fin de semana y previo al gran acto del 1° de Mayo del FITU comenzaba la primera asamblea conjunta luego de la pandemia. Los invitados iban llegando con sus banderas, carteles y con unas ansias enormes de (re) encontrarse en un espacio común. Traían consigo preguntas, dudas y ganas de intercambiar experiencias para pensar cómo seguir organizados y ganar fuerzas en un contexto marcado por el ajuste a las grandes mayorías Quienes participaron del encuentro debatieron sobre los desafíos que tenemos por delante.

Una vez acomodados en ronda se dio inicio a la asamblea y quien abrió la misma fue Nahuel, trabajador ferroviario (referente de La Agrupación Naranja en el Mitre) reivindicando la unidad de las filas obreras. Contó que junto a un grupo de compañeros de trabajo acompañaron a los tercerizados del ferrocarril San Martín que días atrás habían realizado un corte de vías por el pase a planta permanente y fueron reprimidos.También expresó el apoyo activo al proyecto de ley presentado por el FITU (Frente de Izquierda Unidad) sobre las 6 horas de trabajo, 5 dias a la semana sin reducción salarial para generar más puestos de trabajo.

Siguió Richard, joven que se organiza en La Red de Trabajadores Precarizados y expuso la realidad que viven miles de pibas y pibes de los barrios “En estos tres años nada ha cambiado para nosotres porque seguimos teniendo laburos de mierda y las empresas y el estado nos usan como descartables”. Y continuó relatando que quieren ser parte de la pelea por la reducción de la jornada laboral.

Transformar el mundo de raíz…

Luego le tocó el turno a Juan Ignacio Leyes, estudiante de la UNSAM ( Universidad Nacional de San Martín) quien cuestionó el mensaje que quieren instalar con la idea de que cada uno se salva como puede y que la salida es hacer tu propio emprendimiento. Al mismo tiempo expresó “ La asamblea me deja un panorama de esperanzas porque veo mucha gente que se moviliza y quiere luchar por un futuro mejor, por un mundo sin capitalistas y sin burgueses. A esa gente la veo aca, son personas de carne y hueso, no son fantasmas, es gente que labura, que tiene hijos, que estudia y están unidos. Me deja un buen sentimiento de que se puede”.

También se hizo presente Maria de los Ángeles de la Comisión de Mujeres de Madygraf para compartir la experiencia que vienen desarrollando en la fábrica bajo gestión obrera e hizo hincapié en cómo organizan y planifican la producción “Logramos mediante las asambleas permanentes planificar y reducir el consumo de gas, la reconversión en bolsas ecológicas para ser parte de una pelea por el cuidado del ambiente”.

La tarde continuaba su curso y también el intercambio entre los presentes que suscitaba un interés en aumento, al calor de las exposiciones. Luego de las mencionadas intervenciones retomo la palabra Wendy Lombardo (docente de Tres de Febrero) “Tenemos elecciones en el sindicato SUTEBA que dirige Baradel y nos jugamos a recuperarlo de manos de la burocracia que avaló cada ajuste que el gobierno implementó. Para ponerlo al servicio de toda la comunidad educativa y unirnos a otros sectores en lucha”.

Otras de las voces que resonaron en el encuentro fueron la de Gonzalo de Pilkington (trabajador en lucha por su reincorporación) y la de Alicia de la ex Clínica San Andrés hoy Cooperativa de Salud. Ambos destacaron la importancia de la unidad entre obreros y estudiantes, ambos recorrieron universidades y terciarios para dar a conocer su lucha y se encontraron la solidaridad las y los estudiantes. Aquello derivó en una poderosa unión.

Reflexiones y perspectivas

La jornada de debate la cerró Fredy Lizarrague como parte de la dirección nacional del PTS que intervino invitando a los allí presentes a cuestionarse ¿Qué tipo de sociedad queremos?

Reflexionando sobre la pregunta del inicio retomó la experiencia de Madygraf para demostrar con un ejemplo concreto la capacidad que tiene la clase obrera "Nosotros tenemos Madygraf, que no solo es una muestra de lucha, sino también una muestra en pequeño de que los trabajadores no necesitan a los patrones, que ellos sí se pueden organizar, incluso e pensar un gobierno de trabajadores. Ese ejemplo es ir al fondo de la idea que nos quieren meter en la cabeza de la meritocracia y el individualismo”.

Resaltó la importancia de un saber humano colectivo y para ello trajo un ejemplo entre estudiantes y obreros con el enorme potencial que surge de esta unión “El conocimiento de los estudiantes universitarios que hicieron una revisión técnica en la fábrica para planificar el consumo energético permitió ahorrar energía y además pensar en un objetivo ecológico. Este es un ejemplo de saber colectivo”.

Al finalizar Fredy planteó “Que una sociedad socialista nos es un sueño utópico. Se puede modificar la economía y para eso tenemos que conquistar el poder político. Es posible pensar en otra sociedad si liberamos el saber humano que está oprimido y lo ponemos al servicio de las necesidades de las mayorías”.

Comenzaba la jornada cultural no sin antes plantearse continuar con estos debates en próximas asambleas y poder extender la convocatoria a empresas, lugares de estudio y en los barrios. Una de las conclusiones comunes fue la necesidad de dar pelea en el terreno de las ideas y si algo había quedado claro aquella tarde es que estos espacios cumplen con ese objetivo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias