×
×
Red Internacional

En la reciente entrevista “Educación y campo productivo en diálogo” el Subsecretario de Educación de Suteba La Matanza promociona la conversación en curso entre la conducción Celeste de Baradel y los empresarios. ¿Un “diálogo” que busca responder a las necesidades sociales de La Matanza? ¿A quién beneficia en primer lugar?

José Domenech @josedome88

Lunes 29 de agosto | 22:15

Sin duda para las familias trabajadoras de La Matanza, un distrito donde viven más de 900.000 empleadas y empleados, donde estudian más de 400.000 chicas y chicos, es una necesidad debatir la relación entre la educación y el trabajo. Más urgente aún en medio de la crisis que estamos viviendo por el ajuste del gobierno y el Fondo Monetario Internacional. Pero reconocer el potencial productivo de esta sociedad no implica ponerse al servicio de la ganancia y la precarización capitalista.

El Subsecretario de Educación de La Celeste se entusiasma con las promesas que le hacen las multinacionales Mercedes Benz y Royal Canin, el Rotary Club, la Oblack, el Parque Industrial, la Cámara comercio e industria, si adapta el proyecto de Instituto Superior de Formación Técnica de Virrey del Pino a las necesidades empresariales. Pero en la encuesta de actividad que hizo la Municipalidad en mayo de este año el 60% de los industriales declaran que no van a incorporar personal y que no están realizando inversiones. Incluso el principal límite que exponen para no contratar es el “costo laboral” y recién el segundo es la “baja calificación” [1], existiendo catorce escuelas técnicas con diversas orientaciones y un departamento de ingeniería en la Universidad de La Matanza. Es decir, ponen excusas cuando lo que les interesa es tener mano de obra barata lo más precarizada posible. La conducción Celeste parece querer una educación flexible para mejorar la productividad en un mercado laboral flexibilizado, una ideología que promueve el Banco Mundial.

No nos olvidamos que ésta es “La Matanza de Ipesa” la fábrica que mató a Mario Ponce por no invertir en arreglar la máquina donde trabajaba, con tal de realizar más silobolsas para las patronales del agronegocio. ¿Cuántos accidentados y mutilados yacen en el “campo productivo” matancero que no cuestionan en ningún momento de la entrevista? ¿Cuántos talleres clandestinos siguen esclavizando bajo la mirada del estado? Según los datos del Ministerio de Desarrollo Productivo nacional en este distrito hay ¡sólo 126 mil empleos formales! [2] de esos 900 mil que informa el Municipio. No se puede hablar de este tema sin poner en debate el mar de informalidad laboral al que son arrojados nuestros estudiantes ya desde antes de egresar ¿Qué valores les estamos enseñando? ¿La resignación?

La primer condición que hay que poner para una vinculación con el mundo del trabajo es que las y los estudiantes puedan tener un trabajo en blanco, voluntario, fuera del horario escolar sin superar las cuatro horas, registrado y que sea pago, con un sueldo que cubra la canasta básica. Ya en CABA Larreta y Acuña impusieron prácticas laborales obligatorias y sin paga para los últimos años de las secundarias, que fueron rechazadas por la comunidad educativa y los legisladores del Frente de Izquierda. Llama la atención que La Celeste de Baradel descarte para el proyecto en debate a las escuelas técnicas de este distrito, donde se hacen prácticas similares.

Para una zona como La Matanza donde la población trabajadora tiene al menos el 12% de las necesidades básicas insatisfechas, 40% sin cobertura de gas natural y 30% sin red cloacal [3], es discutible si la prioridad en la formación profesional la deberían tener esas empresas y esas carreras. ¿Por qué no orientarla al sector alimenticio, la producción de medicamentos, la salud pública, el medioambiente, para mejorar el sistema de transporte o diseñar un plan de viviendas y urbanización que tanto se necesita?

Lo que nos lleva al cuestionamiento del proyecto capitalista de La Matanza, que el peronismo bautizó con el paradójico nombre de “La Capital Nacional de la Producción y el Trabajo”, donde una minoría hace millonarias ganancias explotando y hasta el discurso oficial de “innovación” pro-empresaria, defendido en la entrevista, está al servicio de exprimir la fuerza de trabajo al máximo. Lo podemos ver en el Polo Tecnológico de la Universidad de La Matanza donde el desarrollo y el conocimiento es para las firmas con las que tiene convenio. En Virrey del Pino, justamente, la autopista Presidente Perón fue construida para facilitar la salida de las fábricas para que vendan sus productos en los mercados y ni siquiera consideraron accesos para los vecinos de los alrededores, quienes los vienen reclamando.

Los socialistas decimos que como pueblo trabajador tenemos que tomar el control de esta situación, frente a la crisis a la que nos trajeron los capitalistas y sus gobiernos, con medidas y un proyecto económico que priorice las necesidades sociales. En esta perspectiva podría encararse el debate real (no sólo una encuesta) sobre educación y trabajo para inclinar el potencial productivo del distrito en beneficio de las mayorías. Una deliberación donde puedan participar las familias, la docencia, el estudiantado, los delegados y las organizaciones obreras y sociales que sean independientes del Estado. Donde decidir qué contenidos, qué secundarias, qué técnicas y qué institutos necesitamos para las exigencias que tenemos (y qué presupuesto necesitamos ya que mientras el gobierno nos recorta $50 mil millones La Celeste ni siquiera reclama un edificio propio para el proyecto).

En definitiva un verdadero diálogo entre quienes estamos genuinamente interesados en una nueva educación, que para los socialistas es parte de luchar por un nuevo orden social donde el trabajo manual sea cooperativo, solidario y no esté separado del trabajo intelectual. Una sociedad sin explotación, de productores libres y asociados.

Link para leer la entrevista en debate.

[1] [Indicadores socioeconómicos, Enero 2022, Secretaría de la Producción, Municipio de La Matanza

[2] El mapa productivo-laboral argentino. Ministerio de Desarrollo Productivo de Argentina.

[3] [Indicadores socioeconómicos, Enero 2022, Secretaría de la Producción, Municipio de La Matanza




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias