×
×
Red Internacional

Chau, Pil Trafa.De débochcas y drugos: el homenaje de Los Violadores a La naranja mecánica

En los inicios de la democracia, la banda que tuvo a Pil Trafa como vocalista lanzó “Uno, Dos, Ultraviolento”, un tema que descontroló la escena punk latinoamericana. ¿Pero de dónde salió la jerga de la letra? Acá te contamos todo lo que tenés que saber.

Sábado 14 de agosto | Edición del día
Los Violadores - Uno, dos, ultraviolento! - YouTube

De la guitarra distorsionada de Stuka surgen los acordes inconfundibles de la Novena Sinfonía de Beethoven y son el punto de partida para que Pil Trafa comience a repetir, una y otra vez, como un mantra “Uno, Dos, Ultraviolento”, dando paso al tema que se convirtió en el primer gran éxito del punk en Latinoamérica y en el éxito indiscutido de Los Violadores.

Versionada por varias bandas, entre ellas la alemana Die Toten Hosen, el tema fue parte del disco “Y ahora qué pasa, eh?” de 1985 y ese título hace referencia al estribillo de la canción. Pero la letra, escrita en una jerga particular, e incluso el nombre del álbum, no fueron palabras inventadas por la banda: son parte de La naranja mecánica, la novela que Anthony Burgess escribió en 1962 y que tiene al adolescente Alex y a sus amigos (drugos) como protagonistas.

El nadsat fue el idioma inventado por el escritor, siendo una mezcla de palabras basadas en el idioma ruso, ciertas voces de la jerga cockney, que es el lunfardo de la clase obrera británica, y otras elaboradas sobre la marcha. El mismo Burgess escribió alguna vez que leído de forma sistemática, las palabras eran como “un curso de ruso cuidadosamente programado”. El motivo por el cual surgió este idioma fue para que la historia no fuese atemporal y que las generaciones adolescentes posteriores pudieran entender el real significado de las palabras. Para evitar errores, el libro incluye al final un glosario en donde se pueden leer las traducciones de “bolche”, “débochca” y “golová”, entre otras.

La trama cuenta la historia de Alex DeLarge, un adolescente cuyas pasiones son la música clásica, en particular Beethoven y su Novena Sinfonía, el sexo, las drogas sintéticas y, por supuesto, el liderazgo de la ultraviolencia que lleva a cabo junto a sus amigos. La vida de Álex transcurre plácidamente de esta forma hasta que es traicionado por uno de sus amigos, cae preso y una vez allí se presta a una suerte de rehabilitación experimental conocida como el “método Ludovico”.

Anthony Burgess y la portada de su libro
Anthony Burgess y la portada de su libro

En 1971 fue llevada al cine por Stanley Kubrick y durante su estreno se convirtió en la película más polémica de la historia del cine, siendo la obra más arriesgada y reivindicativa del director. El nivel excesivo de contenido violento para la época, que incluían torturas y violaciones, junto con la crítica social la convirtieron en uno de los sucesos más destacados. Fue nominada a cuatro premios Oscar y censurada en varios países.

La película nunca llegó a emitirse en los cines argentinos en ese momento por la dictadura militar, pero fue estrenada poco después de la apertura democrática en la década del ‘80. Sin embargo, Stuka ya la había visto antes en Brasil y reaccionó a todos los estímulos que proyectaba la historia, probablemente identificándose un poco con Álex y el entorno de terror que lo rodeaba.

Tiempo después Los Violadores lanzan "Uno, dos, Ultraviolento" y la banda junto a la voz de Pil Trafa, esa que se apagó en el día de ayer, la convirtieron en historia.

La naranja mecánica (1971)
La naranja mecánica (1971)




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias