Política

POLÍTICA

De $ 300 000 a $ 800 000: los obscenos sueldos de los intendentes bonaerenses en un mar de pobreza

Un informe periodístico reveló los sueldos en bruto y en mano de los “barones” que gobiernan la Provincia, muchos desde hace varios mandatos. Se amparan en un decreto de la dictadura de Aramburu. Macristas y peronistas, sin grieta. A su alrededor, crece la pobreza.

Martes 22 de diciembre de 2020 | 13:09

Uno mira los números y le chocan. 800 000 pesos. 500 000 pesos. 470 000 pesos. Sigue recorriendo la lista y la cantidad de ceros no baja. Son los sueldos de los intendentes bonaerenses que revela un informe de las periodistas Mariel Fitz Patrick y Sandra Crucianelli, para Infobae.

Barones

El ranking de sueldo que cobran cada mes las y los intendentes bonaerenses impacta.

Casi una decena de ellos cobra salarios superior al del Presidente, que ya es bastante alto: $354.694. También al del gobernador Axel Kicillof, quien recibe $342.916 antes de los descuentos.

El que tiene el ingreso bruto más alto, según la investigación de Fitz Patrick y Crucianelli, es Gustavo Posse, de San Isidro y de Juntos por el Cambio: $846.774, según el recibo de haberes. Incluye un básico de $463.537 y $375.463 de antigüedad. Desde 1999 el dirigente radical fue reelecto cinco veces.

En ese “top five” podemos ver que no hay grietas: los intendentes del Frente de Todos tienen sueldos similares a los de sus colegas macristas

En segundo lugar en el ranking por sueldo bruto está Jorge Macri, de Vicente López, con $494.561. Le sigue Federico Achával, intendente de Pilar por el Frente de Todos, con $478.122. El de Escobar, Ariel Sujarchuk, cobra un bruto de $472.380. Enseguida sigue Néstor Grindetti, de Lanús con un salario bruto de $458.513.

En ese “top five” podemos ver que no hay grietas: los intendentes del Frente de Todos, incluso abiertamente kirchneristas, tienen sueldos similares a los de sus colegas macristas.

Algunas cosas que es importante aclarar.

  •  Pese a que debería ser información pública accesible a los vecinos y vecinas de sus distritos, en la mayoría de los casos eso no sucede. Solo uno de ellos publica su recibo on line (Lucas Ghi de Morón). Muchos ni siquiera quisieron contestar las preguntas de las periodistas, entre ellos Mario Secco (Ensenada), Alejandro Granados (Ezeiza), Mariel Fernández (Moreno), Blanca Cantero (Presidente Perón), Mayra Mendoza (Quilmes) y Alejo Chornobroff (Avellaneda).
  •  La mayoría de ellos se “justifican” en que el sueldo está determinado por ley. Se refieren a la Ley Orgánica de las Municipales, un decreto-ley del gobierno militar de Pedro Eugenio Aramburu que fija un piso de 10 sueldos mínimos municipales y un máximo de 16, según la cantidad de concejales electos en cada distrito. O sea que sus abultados sueldos están garantizados por una medida de la dictadura que nadie quiere derogar. ¿Por qué será?

    O sea que sus abultados sueldos están garantizados por una medida de la dictadura que nadie quiere derogar.

  •  Pero el número final no depende solo de ese monto. A eso se agregan otros ítems como gastos de representación, antigüedad en el Estado, un plus por título universitario o terciario e incluso una “bonificación por permanencia”. Es que mucho llevan varios mandatos. No solo Posse, que gobierna desde 1999, sino otros como Alejandro Granados (Ezeiza) y Alberto Descalzo (Ituzaingó). Los dos asumieron en 1995 y fueron reelegidos por el Frente de Todos.
  •  Como en cualquier caso, estos son los sueldos brutos. Luego “sufren” distinto tipo de descuentos, que hacen que los sueldos queden entre 200 y 400 mil pesos en mano. La investigación no aclara si tienen otros ingresos, de actividades empresarias, profesionales o rentas, aunque en muchos casos estas son conocidas. En otras no...

    Contraste

    Los montos que cobran los jefes municipales es obscena, se la compare con lo que se la compare. Con los sueldos de las y los municipales, docentes o trabajadoras de la salud, que en muchos casos tienen dos trabajos para superar los 30 mil pesos.
    Con los “cooperativistas” que utilizan muchas veces sus gestiones para precarizar muchas tareas “municipales”, que apenas superan los $ 10 000. Ni hablar con quienes han quedado en la calle con la pandemia, como muestra el aumento del desempleo y la ocupación de tierras, desde Guernica a González Catán.

    En los datos que se conocieron en los últimos meses, la pobreza en el Gran Buenos Aires aumentó al menos 7 puntos de una situación que ya era preocupante. Según el Indec hay 1.577.240 de hogares bajo la línea de pobreza y 6.397.509 de personas pobres. O sea que el 41,6% de las personas son pobres, pero si tomamos los niños y niñas la cifra se eleva casi al 60 %.

    Según estudios, la mitad de los hogares del Conurbano vio reducir sus ingresos durante 2020. Uno de cada tres hogares declaró reducir al menos un alimento esencial (carne, verduras frescas o leche) por problemas económicos. También casi la mitad de los hogares tuvo que reducir el consumo de productos no alimentarios y el 30% de los hogares dejó de pagar servicios de la vivienda (gas, luz, agua, tv, internet, etc.).

    El contraste no es más que la expresión de qué intereses defiende la casta política que gobierna la Provincia desde hace décadas. Los sueldos de Posse, Granados, Cantero o Zamora son el precio para gobernar para los intereses de los de arriba. Los dueños de las empresas, las tierras, los countries. Vale aclarar: para los mismos que quieren gobernar los liberalotes que criticas los "gastos de la política".

    Como plantea el Frente de Izquierda Unidad, y lo hace en los cargos legislativos que ocupa, ningún funcionario debería cobrar un sueldo superior al de una maestra, y ninguna maestra debería cobrar menos que lo que cuesta la canasta familiar.







    Temas relacionados

    Blanca Cantero   /    Gustavo Posse   /    Intendentes    /    Lucas Ghi   /    Alejandro Granados   /    Axel Kicillof    /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO