×
×
Red Internacional

Violencia machista. Daniela Planes: “Es imprescindible denunciar el rol del Estado salteño en las prácticas del llamado chineo"

La referente del PTS FITU se pronunció acerca del escándalo abierto tras la publicidad que hizo el funcionario del Ministerio de Educación de Salta, Omar Cuellar, en torno al festival de Trichaco, que se realizó a mediados de julio en Santa Victoria Este.

Escuchá esta nota
Lunes 1ro de agosto | 13:12

En el marco del escándalo tras la publicidad difundida por el funcionario saencista Omar Cuellar, promoviendo el festival de Trichaco en julio pasado con una foto de dos mujeres de los pueblos originarios del Amazonas y un texto que señala “TRICHACO te espera”, que hace apología de la práctica del chineo, la dirigente del PTS en el Frente de Izquierda, Daniela Planes expresó su repudio.

El chineo es la "caza" de mujeres y niñas de pueblos originarios por parte de hombres criollos, para abusos y violaciones, una vieja práctica de la colonialidad de violencia machista que se perpetúa hasta la actualidad. El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir la llama "chineo" y otro sector de originarias la enmarca en prácticas más generales de violencia machista que este Estado capitalista, racista y patriarcal promueve a nivel provincial y nacional.

La referente de la izquierda remarcó al respecto que "es imprescindible denunciar el rol del Estado salteño en las prácticas del llamado chineo, que promueve prácticas racistas, misóginas y que son parte del avasallamiento a los pueblos originarios. Que desde el propio Gobierno de Salta e instituciones nacionales como la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) hayan tenido que salir, luego del escádalo de Cuellar, con la campaña #BastaDeChineo es una nuestra de la magnitud que implica, pero a la vez una muestra de cinismo ya que sin complicidad estatal esas prácticas no serían posibles. Este mismo Estado racista y su justicia patriarcal son los que dejan correr la situación de mujeres y niñas sin derechos y le inició causa a la médica de Tartagal, Miranda Ruiz, por realizar una IVE hace casi un año. Desde el movimiento de mujeres venimos planteando la anulación de la causa frente al ataque que recibió por garantizar un derecho que millones ganamos en las calles".

Asimismo, Planes, quien fuera convencional constituyente provincial en el 2021 indicó que “desde el PTS y la agrupación de mujeres Pan y Rosas acompañamos el reclamo del Movimiento de Mujeres y Diversidades Indígenas por el Buen Vivir, que denuncia las prácticas de chineo y están impulsando una campaña #AbolicionDeChineo contra la trata y abuso sexual que son recurrentes en el norte del país. Como ellas dicen, se trata de un crimen político porque, así como cotidianamente se les sigue negando el derecho a sus territorios, a la alimentación, a viviendas, al agua, al trabajo, a la salud y la educación intercultural bilingüe y el derecho de acceder a la justicia, también se les roba el derecho sobre sus propios cuerpos, exponiéndolas a semejantes atrocidades. Quienes organizaron el festival naturalizan y promueven estas aberrantes prácticas en nombre de una supuesta solidaridad, apoyados por los Gobiernos que en vez de destinar políticas y presupuestos a garantizar los derechos, se hacen eco de un espectáculo que dista mucho de beneficiar de alguna forma a las comunidades, como publicitan".

Según Planes “hay varias organizaciones como Pan y Rosas que venimos repudiando hace años estas prácticas; tiene que ser bandera de lucha de todo el movimiento de mujeres y diversidad sexual, peleando también por el pleno acceso de las comunidades a la tierra y a todos sus derechos que permanentemente son avasallados por parte del Estado. No sólo en Salta sino en todo el norte argentino, porque sobre estos temas, para Sáenz, Morales, Insfrán o Capitanich no hay grieta. Por eso, esta pelea tiene que ser con absoluta independencia de los Gobiernos que promueven permanentemente la expulsión o expropiación forzada de sus tierras para garantizar los grandes negocios capitalistas como el avance de la frontera agropecuaria, la minería, el desmonte. Las consecuencias de estos negocios de los capitalistas y el Estado racista lleva a atacar a las comunidades originarias, particularmente a las mujeres, niñas y niños que sufren también la muerte por desnutrición. Situaciones totalmente evitables”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias