Política

DESAPARICIÓN Y ENCUBRIMIENTO

Daniel Solano: hace nueve años el poder desapareció en Río Negro al joven trabajador salteño

Peón rural contratado por una mafia empresaria, se rebeló ante el robo masivo de jornales. Entre policías, gerentes y Poder Judicial garantizaron que su cuerpo aún no haya sido encontrado. Los gobiernos peronistas y macristas fueron cómplices. El Estado es responsable.

Daniel Satur

@saturnetroc

Viernes 6 de noviembre | 13:24

Foto Enfoque Rojo

La noche del 5 de noviembre de 2011, en Choele Choel (Río Negro), el joven trabajador golondrina oriundo de Tartagal (Salta) sería visto por última vez mientras era hostigado por personal del boliche Macuba y sacado a la calle. Luego sería abordado por personal de la Policía de Río Negro. Y desde entonces no se supo más de él.

En el documental Daniel Solano, golondrina ausente (2015, se puede ver completo abajo), La Izquierda Diario investigó, tomó testimonios y relató la trama criminal que llevó a la desaparición del joven salteño y el posterior desarrollo de una larga lucha por verdad y justicia encabezada por Gualberto Solano, el padre de Daniel, quien se instaló en una carpa durante años frente a los tribunales de Choele Choel.

Gualberto falleció en abril de 2018, pocos meses antes de que siete policías rionegrinos fueran condenados a prisión perpetua por el crimen de su hijo. Policías que continuaron en libertad pese a esas duras condenas.

Durante esos casi siete años de lucha, Gualberto nunca recibió del Estado nacional, provincial y local más que desprecio y engaños. Sólo el acompañamiento de los abogados Sergio Heredia y Leandro Aparicio y la solidaridad de parte de la comunidad. Todo eso relata con detalles el documental producido por este medio.

Leé también ¿A cuántas desapariciones nos podemos acostumbrar?

En noviembre de 2011 el país era gobernado por Cristina Fernández de Kirchner, quien había obtenido su reelección con el 54 % de los votos. La provincia vivía un cambio político histórico, donde Carlos Soria (peronista amigo de jerarcas nazis de Bariloche como Erick Priebke) y el “progresista” Alberto Weretilneck le ganaron la gobernación a la UCR después de décadas de hegemonía radical. Apenas asumido, Soria fue asesinado por su esposa de un disparo de escopeta y Weretilnek asumió la gobernación.

En ese contexto, para los poderes económico, policial, político y judicial el caso de Daniel Solano se convirtió en un problema que, de no garantizarse la impunidad y el silencio impuesto a base de operaciones y maniobras, podía destapar una olla más que podrida.

Este viernes, a través de la página de Facebook “Daniel Solano Presente” se difundió un video en el que Manuel Solano (abuelo de Daniel) y Romina Solano (una de sus primas) recuerdan el estado actual de la causa y exigen que el Estado encuentre y entregue el cuerpo de su ser querido.

Romina Solano dice allí que “ha pasado muchísimo tiempo y debemos seguir esperando a que nos entreguen el cuerpo de Daniel. El 1° de agosto de 2018 La Cámara segunda de General Roca dictó sentencia a los siete policías acusados por el homicidio y en el mismo año el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro confirmó esa sentencia. Pero a nueve años de la desaparición y asesinato de Daniel y a dos de esas sentencias, estamos sesperando que la Corte Suprema de Justicia de la Nación vea el caso y dicte sentencia definitiva”.

Que el Estado encuentre y entregue el cuerpo de Daniel Solano “era lo único que Gualberto quería”, afirmó Romina. Y agregó que el padre de Daniel sólo pretendía (y por eso luchó hasta su muerte) que los policías y sus cómplices en el crimen “estén presos, donde deben estar”.

“A mi tío Gualberto lo vimos morir por la impunidad y no queremos que eso también pase con mi abuelo Manuel. Queremos que nos entreguen el cuerpo de Daniel Solano”, reafirmó la prima del joven desde Salta.

“Entreguen el cuerpo de mi nieto”, alcanza a decir Manuel en el video antes de llorar.

En otro pasaje del mensaje grabado desde Tartagal, Romina Solano agradeció “a los doctores Leandro Aparicio y Sergio Heredia, que nos han acompañado muchísimo en este caso. Sabemos que el doctor Aparicio está con un caso muy parecido al de Daniel, luchando contra la corrupción y el encubrimiento policial. Por eso le mandamos todo nuestro apoyo para que se esclarezca el caso de la muerte de Facundo Astudillo Castro”.

Seguí toda la cobertura del caso Facundo Astudillo Castro

Mirá el documental Daniel Solano, golondrina ausente







Temas relacionados

Alberto Weretilneck   /    Choele Choel   /    Desaparición forzada   /    Daniel Solano   /    Libertades Democráticas   /    Río Negro   /    Salta   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO