×
Red Internacional
La Izquierda Diario

LA IZQUIERDA EN LA RADIO - MENDOZA. Dal Maso: "Ser trotskista hoy implica el desarrollo de una organización política para dar una salida revolucionaria a la crisis de la sociedad"

A propósito del aniversario del asesinato de León Trotsky, entrevistamos a Juan Dal Maso sobre si vigencia y legado

Lunes 24 de agosto de 2020 | 00:00

En el último programa de La Izquierda en La Radio, emitido todos los viernes a las 19 hs por FM La Mosquitera, dialogamos con Juan Dal Maso a propósito del 80º aniversario del asesinato de León Trotsky.

Dal Maso, intelectual y dirigente del PTS, dialogó sobre la vigencia y legado del revolucionario ruso, en el marco de las actividades realizadas en su homenaje.

- Pensando en alguien que nunca escuchó hablar de Trotsky, ¿Podrías contarnos brevemente quién fue León Trotsky?

JDM: Es uno de los principales personajes del Marxismo del siglo XX, diría yo. Él nace en Ucrania en Noviembre de 1879 y muere, asesinado en Mexico, el 21 de agosto de 1940 (el atentado fue el día anterior).

- Algunas características de su persona, para retratar su figura...

JDM: Yo creo que habría que decir, antes de algunas de sus características que él tuvo participación en eventos muy importantes de la historia del siglo XX. Uno de los más importantes fue la Revolución Rusa, tanto en el año 1905 como, posteriormente, en 1917, donde el partido bolchevique, junto con el movimiento de masas, protagonizado por la clase trabajadora, el campesinado, y también otros movimientos, como las mujeres que eran parte de la clase trabajadora, los soldados que eran mayoría de origen campesino, logran conquistar el poder. Y, posteriormente él participa de lo que son las luchas políticas al interior de la Unión Soviética, en los años 20, contra la instauración de un régimen burocrático que tuvo distintos personeros, pero del cual su principal referencia es Stalin.

Yo de sus características resaltaría en primer lugar que era una persona muy convencida de sus opiniones, muchas veces lo criticaron por ser muy duro o muy obstinado. Pero, eso le permitió hacer aportes teóricos muy importantes. Particularmente cuando él a comienzos de 1904, 1905 ya propone una teoría de la revolución rusa, distinta a la que predominaba en el marxismo ruso. Básicamente el marxismo ruso se había conformado bajo la idea de que el desarrollo del capitalismo en Rusia era un proceso tardío pero necesario, entonces el socialismo lo que tenía que hacer era luchar por una república parlamentaria dirigida por la burguesía en la cual el partido socialista, o socialdemócrata, como se llamaba en ese momento, iba a actuar como una oposición parlamentaria. Y Trotskky plantea, bastante tempranamente, aunque no es el primero que lo plantea, había señalado algo similar en 1903 otro marxista ruso que era David Riazanov, Trotsky va a proponer esta idea de Revolución permanente, que reformula un poco una vieja consigna de las revoluciones clásicas, es una idea que viene desde la Revolución Francesa, a través de la cual, él lo que va a decir es que Rusia, más allá de que haya tenido un desarrollo capitalista tardío, comparado con los países de occidente, tiene un desarrollo capitalista muy fuerte con desigualdades. Por ejemplo la estructura agraria sigue siendo una estructura, en términos de lo que se decía en ese momento, atrasada; mientras que en las ciudades hay fábricas de empresas europeas que son aún más grandes que enn sus propias sedes centrales. Todo esto está muy bien relatado en su libro que se llama 1905 (publicado en 1909 en alemán) y también en Resultados y Perspectivas, que es su balance de la revolución de 1905 en Rusia, que se publicó en 1906.

Entonces, en primer lugar, yo diría que tenía una gran capacidad para la reflexión teórica, pero para un tipo de reflexión teórica que estaba muy relacionada, por un lado con establecer hipótesis de largo plazo de qué dinámica iban a tomar los acontecimientos de la lucha de clases, que era lo que le interesaba a Trotsky por ser marxista, lógicamente; y a su vez, que eran reflexiones teóricas que servían para tratar de estructurar un curso de acción. Esa es una primera cuestión que yo destacaría de Trotsky, como personalidad política.

Y la otra que me parece que es muy importante, es su sensibilidad hacia el desarrollo de un movimiento de masas desde abajo. Hay unos pasajes, en su autobiografía “Mi vida”, en los que él cuenta su experiencia como dirigente de soviet de Petersburgo, que es cuando se da el primer proceso revolucionario. Es un proceso contra el régimen del zarismo, que era una monarquía o una autocracia, como también se lo llamaba. Y que tiene como principal protagonista al movimiento obrero. Si bien hay algunos movimientos en el campo, es un movimiento predominantemente urbano, que empieza con lo que se conoce como el domingo sangriento, que es una represión feroz a los obreros que pedían una serie de cuestiones mínimas al Zar y después tiene todo un desarrollo, durante todo ese año, que tiene su punto culminante en una huelga general en octubre de 1905. Y después en una insurrección armada en noviembre.

Durante ese proceso surge lo que se conoce como soviets, o consejos de obreros, que era una organización que se basaba en las fábricas, pero que asumía un carácter de tipo territorial. Es como si en cada lugar de trabajo, se votaran delegados o delegadas, esas personas después van a otra reunión más pequeña por la cantidad, pero más grande por la representatividad; en la cual hay delegados de todos los lugares de trabajo, que a su vez votan un comité ejecutivo, que va concentrando algunas decisiones urgentes. Este movimiento de consejos, lo que hacía era garantizar la posibilidad de un espacio de decisión democrática que el sistema zarista no permitía. Y, de hecho, cuando después de esta revolución de 1905 se instauró el parlamento, era controlado por los grupos fachos de Rusia. Entonces, es una forma de democracia que el marxismo consideró, desde su surgimiento como mucho más democrática, más amplia, más de base que la democracia del sufragio universal, que por otra parte, en muchas ocasiones, nunca fue realmente universal, porque podía votar solamente la gente que tenía alguna propiedad y votaban solamente los varones.

Esta cuestión del soviet, esta forma de organización en la que Trotsky tiene un papel muy importante, es algo en lo que él es el primero en destacar la funcionalidad estratégica que tiene este tipo de organismos para desarrollar una revolución, que no se puede reemplazar con organizaciones de otro tipo.

En la revolución de 1905 también se fundaron muchísimos sindicatos paralelamente el surgimiento de los soviets. Y tenían buenas relaciones entre sindicatos y consejos y Trotsky siempre va a reivindicar que se hagan todo tipo de organizaciones. Pero él va a decir que para que pueda haber realmente un poder de la clase trabajadora, tiene que haber este tipo de organismos. Y el partido, como organización política con objetivos más claros y delimitados, más específicos, tiene que trabajar dentro de estos organismos de democracia directa, porque sus ideas se multiplican. Y él, una de las cosas que cuenta en su autobiografía es, como muchas veces en las reuniones del soviet se ponía a hablar y decía cosas que él no tenía preparadas, sino que le iban surgiendo por el contacto con las masas que estaban ahí congregadas.

Y esta es una característica de su personalidad y también de su teoría, porque él lo vive como un proceso del cual es partícipe, y un partícipe y protagonista destacado, y la vez lo eleva a una cuestión fundamental de su teoría política, el tema de la organización de base.

Yo creo que estas características: su relativa obstinación, su capacidad teórica y su sensibilidad hacia movimiento de masas son características que le permitieron a él desarrollar un pensamiento teórico político importante y a la vez ser protagonista de eventos, como las dos revoluciones rusas, la de 1905 y la de 1917, en las cuales además fue incorporando esferas cada vez más amplias de actividad, porque él por ejemplo es el responsable de toda la actuación político militar que da lugar a la conquista del poder en octubre del 17 y después fundar el ejército rojo, que es un ejército de 5 millones de personas, mayoría de campesinos, con una minoría de obreros, muy aguerridos, y utilizando militares convencionales del viejo ejército que los ponen a laburar para la revolución, con un comisario político. Que significa un comisario político? Un militante bolchevique que tenía un arma en la cintura y lo seguía al tipo para todos lados para que no traicione.

Bueno, son todas cosas en las que Trotsky no se pudo basar en ningún manual. Sino que, en función de las circunstancias concretas, tuvo que dar respuestas creativas a problemas nuevos. El caso del ejército me parece muy claro, de hecho es un ejército regular, mientras que siempre el programa socialista y marxista tradicional había preconizado la formación de milicias, de base fabril o territorial. Y Trotsky dice no, hay que hacer un ejército, porque nos van a reventar, porque había 14 ejércitos combatiendo contra la Rusia revolucionaria. Entonces, ese también es otro aspecto importante, su capacidad de incursionar en distintos campos de la actividad política, tanto teórica como práctica, de pensar los problemas nuevos, de no dar respuestas de manual a los problemas, que es algo que me parece muy importante, porque lamentablemente por la ideología decolonial, y todas esas cosas que se hablan en las facultades, hay como una especie de discurso de que el marxismo es algo dogmático, que siempre te dice lo mismo. Bueno Trotsky está lejos de ese tipo de caricatura.

Te puede interesar: #Trotsky2020: homenaje internacionalista a 80 años de su asesinato

- Hay un mito muy común de que el comunismo es lo que fue el Stalinismo, entonces como fue esa lucha de Trotsky contra la burocratización de la URSS en ese momento y cuál es la importancia de su legado en la actualidad.

JDM: Bueno, eso es muy importante, porque si vos te fijas, cuando se hacen charlas en una universidad o en un centro cultural, nadie hace charlas sobre el pensamiento de Stalin, nadie se atrave a hacer algo así y es por buenas y malas razones. La razón buena es que está totalmente desacreditado y la mala es que sobre eso se montan distintas posturas que defienden el capitalismo, para decir que el comunismo es eso, es Stalin y e sistema de persecución totalitaria a los opositores y todas esas cosas. En ese aspecto, la lucha que hizo Trotsky contra la burocratización de la Unión Soviética, es una de las actividades más importantes que hizo a lo largo de su vida. Y fue la más difícil o la más contra la corriente, porque cuando había revolución el tipo andaba como un pez en el agua, es decir, había un movimiento de masas que iba de abajo hacia arriba, y Trotsky en esa marea se sentía muy cómodo. Incluso cuando era jóven, en momentos de reacción, su actividad política nunca decaía, pero él no estaba tan bien ubicado para hacer política. Vamos a poner por caso, en la derrota de la revolución de 1905. Trotsjy fue un hombre que siempre tenía mucha creatividad en los momentos de más ascenso de la lucha de clases, pero a mediados de los años 20 ya es un Trotsky que ha pasado por una experiencia muy importante, la experiencia de la revolución misma. Y cuando encara la lucha contra la burocratización, que quiere decir que se mezcla el partido con el aparato estatal y que el peso de las decisiones pasa por un grupo que no tiene ningún tipo de control de las bases. Cuando Trotsky decide enfrentar esto, es una decisión trascendental porque es lo que permite que se pueda seguir hablando de un proyecto comunista. Si no hubiera habido oposición al estalinismo, si el estalinismo hubiera sido totalmente unánime, si las personas que se opusieron al estalinismo no hubieran sido fusiladas y perseguidas, si todo el mundo hubiera dicho: qué bueno esto!, hoy no se podría hablar de la vigencia de luchar por un sistema superior al capitalismo, donde las personas no tengan necesidades materiales elementales y puedan dedicarse a ejercer su tiempo con total libertad.

Si Trotsky no hubiera hecho esa pelea, muy dificilmente se podría pensar que hay alternativas posibles a lo que fueron los sistemas del estalinismo en Rusia y también en otros países, porque después de la segunda guerra se extendió a lo que es Europa del Este y a países de Asia.

Entonces, que se puede destacar de esta pelea aparte del rol histórico que jugó y que es lo que permitió que hoy se siga hablando tanto de Trotsky, como de la posibilidad de un comunismo o socialismo que no sea lo que representó Stalin.

Trotsky propone... son propuestas que va elaborando a lo largo de los años, pero en la segunda mitad de los años 30 plantea algunas cosas que son fundamentales para pensar la posibilidad de cualquier proyecto socialista. La primera es que se restablezca la democracia de los consejos obreros porque Stalin en el 3 establece el sufragio universal, pero es como un plebiscito porque lo único que se puede hacer es votar a Stalin. Y Trotsky propone y plantea la necesidad de sacar a la burocracia gobernante y establecer un sistema de decisión democrática a través de los consejos obreros de forma tal que vuelva el poder de decisión a la base de la sociedad. Es muy importante porque, por ejemplo nosotros ahora votamos cada dos o cuatro años, pero vos votas a gobernantes que después arreglan con las empresas, con los empresarios y van tomando las decisiones del rumbo económico más allá de lo que vos hayas votado. Como Macri, que prometió que iba a haber más consumo para todo el mundo y después hundió la economía y no paga ninguna consecuencia. O sea, en la democracia actual, las decisiones políticas están separadas de las decisiones económicas. Entonces a la gente la dejan votar, pero después el ritmo de la economía lo decide el que fue votado, en complicidad con las empresas. Y sobre todo grandes empresas extranjeras.

También podes leer: Entrevista a Emilio Albamonte: la actualidad del trotskismo hoy

Entonces, la democracia soviética, lo que hace es que la persona trabajadora no vota una vez a un representante que después hace lo que quiere, sino que elige a un sistema de representantes que son revocables en todo momento y que tienen que ganar lo mismo que cualquier trabajador o trabajadora. Y a la vez, decide sobre los problemas económicos. Entonces este tipo de democracia, que es la que había surgido en 1905, es la que Trotsky dice que hay que volver a poner en funcionamiento. Y para eso, no puede estar solamente el partido de Stalin, tiene que haber reconocimiento legal para todos los partidos que defiendan el desarrollo de una sociedad socialista. Lo que se conoce como multipartidismo soviético. Es esto, que todos los partidos que defiendan las conquistas de la revolución tengan derecho a participar de las instancias de decisión de base, presentar sus ideas, contrastar las distintas propuestas, discutir y todo eso. Esto Trotsky lo relacionaba con dos cuestiones: volver a desarrollar un proceso revolucionario para sacar a la camarilla gobernante, que había en los años 30 en la Unión Soviética y a la vez, tratar de extender la revolución a otros países. Por eso sigue con mmucha atención los procesos de los años 30 en Francia, en España.

El tiene una visión bastante clara sobe el problema de que el ascenso de Hitler en Alemania iba a significar un cambio de la situación mundial. De hecho, él en 1931 escribe un artículo que se llama: Alemania, la clave de la situación internacional. Y una de las cosas que va a decir es: ojo que un triunfo de los nazis en Alemania no va a significar solamente la destrucción del movimiento obrero alemán, porque los nazis van a destruir a todos los partidos por igual. Y también va a agravar muchísimo la posibilidad de una guerra contra la Unión Soviética. Y las dos cosas ocurrieron, y Trotsky para tratar de evitar esto proponía que se hiciera una unificación entre el partido socialista y el partido comunista, que eran partidos bastante importantes. El partido socialista más representativo del movimiento obrero de fábrica y el PC más representativo del sector del movimiento obrero desocupado. Y Trotsky decía que si se unifican estos dos partidos(es decir, se ponen de acuerdo en como hacer una lucha en común para evitar que los nazis sigan creciendo y tomen el poder) hay una posibilidad de que el movimiento obrero alemán se salve y en definitiva, de que haya revolución en Alemania. Pero bueno, en ese momento el Partido Socialista prefería que gane Hitler antes que juntarse con los comunistas y los comunistas lo mismo. Finalmente Hitler gana por un proceso electoral, pero que fue precedido por una conquista de la calle muy fuerte por parte de los nazis.

En ese contexto, el planteo de Trotsky era de lo más razonable, es decir, unir la fuerza del movimiento obrero para aplastar esto y finalmente eso no lo hacen ninguno de los dos partidos y triunfa Hitler, que después termina atacando a la Unión Soviética, por más que Stalin había hecho un acuerdo con Hitler y desestimaba que fuera a atacar a la Unión Soviética.

Es un pensamiento de mucha profundidad teórica pero también de bastante precisión para pensar en los momentos de peligro qué es lo que hay que hacer.

Ser hoy en día trotskista implica el desarrollo de una organización política que sea capaz de organizar esa fuerza social para dar una salida revolucionaria a la crisis de la sociedad

- ¿Qué significa ser hoy en día trotskista?

JDM: Yo creo que implica luchar contra todo tipo de burocracia en el movimiento obrero y en los distintos movimiento sociales con los que el movimiento obrero tiene intereses convergentes, implica mantener un punto de vista internacional, pensar que la clase trabajadora no es solamente una clase en un país sino que tiene intereses comunes atravesando todas las fronteras e implica también el desarrollo de una organización política que sea capaz de organizar esa fuerza social para dar una salida revolucionaria a la crisis de la sociedad, que es una crisis que no solo pasa por los problemas económicos y sociales sino que también va más allá, por ejemplo abarcando toda la cuestión de la crisis ecológica, que ustedes lo vieron ahi en Mendoza muy claramente y todos los problemas de opresiones a los distintos sectores que se denominan muchas veces como minorías, pero que no lo son tanto, como el racismo, las distintas formas de discriminación por las identidades del tipo que sean y todo eso.

Escuchá la entrevista completa:




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias