×
×
Red Internacional

La nave espacial DART colisionó intencionalmente con el asteroide Dimorphos el 26 de septiembre, el objetivo era estudiar la posibilidad de, en caso de necesidad, modificar la órbita de un asteroide. El resultado fue un éxito.

Martes 11 de octubre | 23:06
Foto de Dimorphos y la estela de escombros debido al choque, fue obtenida por el Telescopio Espacial Hubble el 8 de octubre
Créditos: NASA/ESA/STScI/Hubble

Es la primera vez que la humanidad interviene y modifica intencional y significativamente el movimiento de un cuerpo celeste. Esta modificación se hizo a través de la nave DART (las siglas en inglés de prueba de redireccionamiento del asteroide) al colisionar contra el asteroide Dimorphos a una velocidad muy alta, unos 6.6 km por segundo, el pasado 26 de septiembre. La nave había sido lanzada en noviembre del 2021.

Dimorphos, cuyo diámetro es de 160 m, es un asteroide satélite de otro, denominado Didymos, cuyo diámetro es de 780 m, que al momento del impacto de DART se encontraban a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra y no suponen ninguna amenaza para la misma, ni antes del impacto ni actualmente.

Antes del impacto, Dimorphos tardaba 11 horas 55 minutos en completar su órbita alrededor de Didymos, y los datos actuales muestran que se redujo unos 32 minutos ese tiempo, lo que significa que Dimorphos se acercó a Didymos. Esta medida tiene un margen de error de 2 minutos.

Esquema de la misión DART
Esquema de la misión DART Ilustración que representa el objetivo de la misión DART. El cual fue colisionar con el asteroide Dimorphos para que orbite de manera más cercana a Didymos. La nave LICIACube observó de cerca la misión. Créditos: NASA

Desde la NASA ya se había definido que la misión era un éxito con solo acortar el período de la órbita unos 73 segundos. Actualmente se siguen acumulando datos para profundizar la investigación y analizar mejor las conclusiones que se pueden obtener a partir de este experimento.

Te puede interesar: Una nave espacial de la NASA va a chocar con un asteroide

Aunque es mínima, existe la posibilidad de que un asteroide con un tamaño considerable pueda chocar con la Tierra y afectar la vida tal cual la conocemos, es por ello que es necesario probar posibles medidas de defensa planetaria previamente a que sea necesario usarlas.

Con estos resultados, la misión marca un antes y después, se muestra que la humanidad tiene el potencial para ensayar medidas de defensa planetaria, curiosamente esto sucede mientras se enfrentan otros problemas de escala planetaria, como la crisis climática, donde una ínfima minoría de la humanidad, la clase capitalista, es responsable de impedir que se tomen medidas para combatirla. Podemos protegernos del cielo, ¿cómo no vamos a poder terminar con el capitalismo?

Video

Video del impacto desde la nave DART:


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

DART-La-mision-de-la-NASA-cambio-la-orbita-del-asteroide-Dimorphos