×
×
Red Internacional

Una delegación de Economía viajó a Washington para reunirse con el Fondo y lograr la aprobación del desembolso de U$S 5.800 millones antes de fin de año. Massa hizo los deberes para Georgieva y avanzó con el ajuste.

Martes 29 de noviembre de 2022 | 17:54
Foto: Presidencia de la Nación.

Una delegación encabezada por el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, llegó este martes a Washington para reunirse con autoridades del FMI y cerrar las negociaciones para la aprobación de la tercera revisión del programa, que permitirá recibir un desembolso de U$S 5.800 millones antes de fin de año. El Gobierno del Frente de Todos profundizó el ajuste para cumplir con el Fondo.

La delegación argentina se completa con el jefe de Asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur; el secretario de Finanzas, Eduardo Setti; el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, y el titular del Indec, Marco Lavagna. Los cuatro días de reuniones con el staff del FMI será supervisado por Nigel Chalk.

Te puede interesar: El FMI toma el timón de la economía

Los técnicos del Fondo evaluarán si se cumplieron las metas cuantitativas al cierre del tercer trimestre. Según trascendió en los medios uno de los posibles cambios sería la meta anual de acumulación de reservas dado que el Gobierno no llegaría a cumplirla. La salida de dólares por la deuda, las importaciones y la remisión de utilidades de las empresas es una sangría que debilitó las arcas del Central a pesar del aumento de las exportaciones y los precios de las materias primas. Para fortalecer las reservas Massa lanzó el dólar soja 2, nuevo regalo para las patronales agrarias para que vendan los granos retenidos.

Se prevé que la delegación argentina plantee durante su estadía en Washington los efectos negativos de la guerra en Ucrania para las reservas del Banco Central, que según declaró el propio ministro de Economía, Sergio Massa, rondaron los U$S 5.200 millones. Sin embargo, para las autoridades del Fondo ese rojo no previsto fue de alrededor U$S 3.700 millones.

Las autoridades argentinas también esperan "solicitar un esfuerzo adicional" por parte del FMI, en función que se está pagando por una "guerra que no elegimos". "Es una discusión que tenemos que dar, aspiramos a que nuestras contrapartes firmen compromisos con cláusulas de incidentes ajenos a los acuerdos firmados oportunamente", agregaron desde Economía, según publicó la agencia Télam.

Otro punto que será parte de la agenda con el FMI es la revisión de los sobrecargos que aplica el organismo sobre el préstamo concedido a la Argentina. El diario Ámbito publicó que el Fondo afirmó que no habrá baja en las tasas de interés que se le aplican al país, salvo que haya una decisión política del board del Fondo.

En la última revisión el comunicado del FMI elogió las medidas de ajuste que implementó el Gobierno. Sin embargo, el documentó aclaró que se necesitará “una implementación firme del programa para abordar la situación aún frágil, fortalecer la estabilidad” y enfatizó que el país debe cumplir con los objetivos de déficit fiscal primario del 2,5% del PIB en 2022 y del 1,9% del PIB en 2023 (lo mismo que dice el Presupuesto 2023 que votó el Congreso). La titular del Fondo, Kristalina Georgieva añadió que “esto requerirá controles de gasto más fortalecidos y una mayor eficiencia de los subsidios y el gasto social”. Es decir, más ajuste.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias