Cultura

LITERATURA

Cuerpos celestes, una novela con dos amores el fútbol y la política

La novela del periodista, escritor y arquitecto Alfredo Fonticelli relata la vida de los “comunes”, de esos que todos los días hacemos girar al mundo. En el contexto de un gran triunfo, por un lado, con el ascenso del Club Atlético Temperley a la “A” y, por el otro, una gran derrota para la clase trabajadora con el accionar de la triple A, en lo que será la antesala de la dictadura del 76.

Celeste Molina

@celestemolina2 Docente de Nivel Primario, Estudiante del Postítulo de ESI JVG

Viernes 4 de diciembre de 2020 | 15:20

Por estos días llegó a mis manos, o más bien, a mi celular hablando en términos pandémicos, la novela Cuerpos celestes de Alfredo Fonticelli. Con el fútbol a flor de piel, ante la reciente muerte del Diego, me sumergí en las páginas de este libro buscando un abrazo consolador de aquellos que amamos las canchas, los cantos y el
fútbol de las que algo se llevó con su partida el jugador más grande del mundo.

Como le dije a su autor: el fútbol une caminos. Alfredo fue compañero de mi viejo en la secundaria. A través de su libro volví a la Escuela Técnica Nº 4 ENET de Llavallol, donde yo iba a hacer gimnasia a contra turno y donde Alfredo y mi viejo transcurrieron toda su formación secundaria. Una escuela “plagada de varones”, como la describe en esta novela, algo que por suerte hoy en día ya cambio.
Ante cada página volví a viajar en el 318, a caminar por las calles aledañas de la cancha, a subirme al tren de la estación y a recordar los cantitos de la hinchada en el estadio gasolero.

Palabras plagadas de nostalgia y lugares comunes a cualquiera que se haya criado en un barrio. Hoy, 46 años después, esta historia que relata la vida de Gabriel, un chico del Barrio Gasolero, que junto a su familia y vecinos nos describen situaciones cotidianas de la época que conmueven y atrapan. Nos regala a través de su mirada la vida en el barrio de Temperley en la década de los 70. Dormir la siesta, ir a buscar a los amigos para jugar al tinenti, algún picadito, ir a la cancha, las picadas antes del asado, el sueño del pibe de algún día triunfar como futbolista y la radio como comunicador de alegrías y tristezas.

Esta historia nos une a pesar de los años y las generaciones no compartidas. Nos une la camiseta, el barrio y los escenarios comunes donde nuestras vidas trascurrieron. En un gran trabajo periodístico literario, el autor nos adentra no solo en los sucesos de la vida de estos amigos del barrio sino también en el contexto político de los 70. Nos muestra las posiciones políticas de los laburantes de la época, el nivel de politización y de debate.

La experiencia a través de la mirada del Peca, un comerciante peronista de barrio, ante un Perón que reivindica a la burocracia sindical traidora, en un primero de mayo amargo para los que no estaban dispuestos a bajar la cabeza y como respuesta. A su vez, la avanzada disciplinadora de la triple A en la conocida masacre de Pasco.

Nos muestra también a través del Gordo, el papa de Gabriel, a los laburantes disidentes del peronismo, que traían otras ideas afines al comunismo o el anarquismo. Ambos unidos por su amor hacia el fútbol, la política, pero por, sobre todo, las ganas de seguir peleándola día a día.

Esta historia refleja la vida de los que, como diría Bertolt Brecht, luchan toda la vida, los imprescindibles. Una novela realmente imperdible de esas que no podés parar de leer.

Sobre el autor. Alfredo Fonticelli, 1961. Periodista, escritor y arquitecto. Además de Cuerpos celestes (2020), publicó las novelas Encrucijada de almas, un tríptico (2000), Vidrios (2003), Migraña (2006) y Caireles (2009).

La descarga del libro es totalmente gratuita para todos los hinchas en el siguiente link: https://bit.ly/2O3m9gp







Temas relacionados

Triple A   /    Fútbol argentino   /    Peronismo   /    Libros   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Literatura   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO