Mundo Obrero

ANIVERSARIO

Cuando los ferroviarios tercerizados del Roca se atrevieron

Hace 8 años con un corte de vías en Avellaneda, la lucha de los trabajadores tercerizados ferroviarios de la línea Roca por el pase a planta permanente, tomó repercusión nacional mostrando el fraude laboral al que estaban sometidos y cómo enfrentarlo con organización. Primera entrega.

Marcelo “Cucha” González

Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) - Zona Sur

Lunes 23 de julio de 2018 | 08:57

Hace 8 años, el 21 de julio de 2010 por primera vez, la lucha de los trabajadores tercerizados ferroviarios de la línea Roca, en la zona sur del conurbano bonaerense, tomó repercusión nacional en su pelea por el pase a planta permanente. Ese día más de 400 tercerizados cortaron las vías en la estación Darío y Maxi (ex Avellaneda), mostrando a todo el país el fraude laboral al que estaban sometidos y además, la manera de enfrentarlo.

Organizarse para derrotar la tercerización y precarización

A principios de 2010, la empresa Ecocred, tercerizada que prestaba servicios en el ferrocarril Roca y el sindicato de maestranza, proscriben a Andrés Padellaro, no permitiéndole ser candidato a delegado por la lista Bordó [1] (actual Naranja Ferroviaria), y despide a Walter Quinteros. Ambos, venían organizándose en la pelea por el pase a planta permanente de los trabajadores de Ecocred. Frente a esto, comienza una enorme campaña a lo largo de toda la línea que empalma con un proceso de bronca de cientos de ferroviarios tercerizados, que encarnaban una de las caras más profundas de la precarización laboral.

¡Reincorporación de los despedidos y pase a planta permanente de los tercerizados!, era la consigna que se distinguía en cada actividad, y que fue calando en las vías y en los andenes, allí donde había un trabajador en condiciones precarias. Así fue que trabajadores de diversas empresas tercerizadas empezaron a sumarse al calor de la lucha ganando en organización, basándose en el método de asambleas, eligiendo a uno o dos representantes por empresa y una comisión de prensa encargada de difundir el conflicto.

Corte de vías I: la pelea por el pase a planta

El corte de vías del 21 de julio de 2010, unió la bronca acumulada de centenares de trabajadores de varias empresas tercerizadas que realizaban tareas en ferrocarril Roca, y que eran incorporandos de manera precaria, casi sin derechos ni categorías laborales al no pertenecer al plantel de la Unión Ferroviaria y con sueldos casi un 50% menor que el del convenio ferroviario. Por otro lado, la fortaleza y la fuerte decisión de luchar, que hizo retroceder a la Infantería cuando quisieron desalojarlos, quedándose horas en las vías mientras salían en vivo en todos los noticieros del país, que hizo público unos de los flagelos que impuso el neoliberalismo y que el gobierno kirchnerista profundizó siendo el ferrocarril unos de los sectores claves donde se veía el negociado de la tercerización laboral, negociado que abarcaba a empresarios, burócratas sindicales y al gobierno mismo.

El Gobierno, para frenar el proceso y ante la dureza de los trabajadores en las vías, abre una mesa de diálogo proponiendo a través del Ministerio de Trabajo bajo la órbita de Carlos Tomada, íntimo amigo de José Pedraza, en ese momento el número uno de la Unión Ferroviaria, para llevar adelante algunas reincorporaciones y un aumento salarial que supuestamente acercaría el salario al de los trabajadores de planta permanente y bajo convenio.

¡Reincorporación de los despedidos y pase a planta permanente de los tercerizados!, era la consigna que se distinguía en cada actividad.

Esto hizo que el proceso y en consecuencia la asamblea, se dividiera en dos desarticulándose la autoorganización de los trabajadores y alejándose un parte de manera divisionista, donde tenían influencia, sectores peronistas y la Bordó del ferrocarril Sarmiento, aceptando el aumento, planteando que había que postergar el pase a planta permanente porque “a los trabajadores sólo les interesa la platita en el bosillo”. Este hecho, motivó el alejamiento de este sector de la Asamblea de ATE Sur, espacio de reagrupamiento de la vanguardia ferroviaria ante la imposibilidad de hacer las asambleas en el local de la UF.

Sin embargo, por lo bajo, la lucha continuaba porque había más de 1500 trabajadores ferroviarios tercerizados que querían liberarse de sus empresas esclavistas y pasar a planta permanente y bajo convenio, cuestión que desarrollaremos en la parte 2 de esta nota, con el asesinato de Mariano Ferreyra por la patota sindical de la Unión Ferroviaria y luego, el pase a planta de más de 3000 ferroviarios.

Rieles de rebeldía: La lucha de los tercerizados del Roca y el asesinato de Mariano Ferreyra - Documental de ContraImagen



[1Nuestra agrupación, en ese entonces Bordó Nacional Desde las Bases, actual Naranja Ferroviaria en el Movimiento de Agrupaciones Clasistas, hizo escuela en favor de la unidad de las filas obreras, no sólo con los movimientos de desocupados peleando por trabajo genuino sino también participando y ayudando a organizar en los diversos procesos de los trabajadores tercerizados del ferrocarril, como ser en Técnica Industrial 2002, Poliservicios y Service Expres en los años 2004/05 y 2007.







Temas relacionados

Agrupación Naranja Ferroviaria   /    Ferrocarril Roca   /    Tercerización   /    Mariano Ferreyra   /    Ferroviarios   /    Unión Ferroviaria   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO