×
×
Red Internacional

Género y disidencias.Cuáles son los proyectos que impulsan Myriam Bregman y Nicolás del Caño

El Frente de Izquierda Unidad tiene como uno de sus ejes la pelea por los reclamos de las mujeres y disidencias. Para fortalecer la organización y la lucha en las calles, desde nuestras bancas presentamos decenas de proyectos construidos desde abajo, con jóvenes, trabajadoras y activistas. Para lograrlos, como mostró la marea verde con la conquista del aborto legal, seguro y gratuito, hay que recuperar la calle.

Sol Bajar @Sol_Bajar

Sofía Achigar@SofiaAchigar

Miércoles 6 de octubre | 13:21

La pandemia y la política de ajuste del gobierno nacional y los gobiernos provinciales empeoraron las condiciones de vida de millones de mujeres y de la diversidad sexual. En esta campaña electoral, la ultraderecha encabezada por figuras como Milei en la Ciudad o por Hotton en la Provincia de Buenos Aires, son una reacción al enorme movimiento que puso en agenda la lucha por nuestros derechos.

En los 10 años que lleva conformado el FIT Unidad, muchas han sido las peleas y reclamos que acompañamos desde nuestras bancas, buscando fortalecer la pelea por nuestros derechos. Muchos han sido los proyectos de ley, informes, propuestas que presentamos a nivel nacional y por provincia, en las legislaturas y concejos deliberantes, referidas a esas temáticas. Cuando ocuparon bancas en el Congreso, Myriam Bregman y Nicolás del Caño, que hoy encabezan las listas de diputados nacionales en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, así como les diputades de las distintas fuerzas que integran el FIT-U, acompañaron activamente la pelea de la marea verde, del Ni Una Menos, de las trabajadoras ocupadas y desocupadas que bajo este gobierno y el macrismo salieron a las calles. En Jujuy, con Natalia Morales y Alejandro Vilca, en Córdoba con Laura Vilches, en Mendoza con Noelia Barbeito, en Neuquén con Julieta Katcoff, Natalia Hormazabal y Raú Godoy y la lista continúa con otres candidates como Alejandrina Barry y Gabriel Solano en CABA; Romina del Plá y Natalia González Seligra en PBA y un largo etcétera. Como dijo el movimiento de mujeres y la diversidad en la lucha por la Interrupción Legal del Embarazo, “se vota en el Congreso pero gana en la calle”. A esa perspectiva apostamos desde la izquierda para conquistar bancas en la elección general de noviembre.

Aquí, una síntesis de algunas de esas iniciativas:

  •  Plan Integral Contra la Violencia de Género, que incluye medidas básicas, elementales, que el Estado no garantiza, como la ampliación de los presupuestos de género a nivel nacional y local; la creación de un régimen de ayuda económica que equipare el costo de la canasta familiar hasta tanto la persona víctima de violencia acceda a un empleo formal; la creación de refugios con atención integral y un plan de viviendas o el acceso a licencias especiales en los lugares de trabajo y/o estudios, entre otras medidas. Desde 2015, presentamos en varias oportunidades el proyecto en el Congreso Nacional y la Legislatura porteña, así como en las legislaturas del resto del país, con el aporte de organizaciones y comisiones de mujeres. La última presentación fue en 2020 al inicio de la pandemia y tanto el oficialismo como la oposición mayoritaria volvieron a negarle tratamiento.

    Te puede interesar: Plan de acción contra la violencia de género en el marco de la pandemia

  •  Nueva Ley Nacional de Respuesta Integral al VIH, Las Hepatitis Virales, La Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que acompañamos con nuestras firmas y es promovida por distintas organizaciones.
  •  Provisión Gratuita de Productos de Gestión Menstrual, que acompañamos presentando un proyecto en la legislatura de la Ciudad, junto a integrantes de Economía Femini(s)ta y que queremos replicar en otras legislaturas
  •  Educación Sexual Integral laica y científica. A 15 años de su sanción, esta ley mantiene la injerencia religiosa. Por eso queremos insistir en la reglamentación de la ESI y los proyectos que impulsamos para exigir la modificación de los artículos que habilitan la intromisión de las iglesias, como el artículo 5, y la aplicación de la ley con contenido laico y científico, en todo el país. Además, trabajamos en propuestas para el monitoreo de provisión de anticoncepción gratuita y de la aplicación de la ley de Interrupción Voluntaria de los Embarazos no deseados, porque siguen sucediendo hechos alarmantes como el de la médica salteña, recientemente encarcelada.

    Te puede interesar: [El Frente de Izquierda quiere terminar con la injerencia de la Iglesia en la educación pública

  •  Separación de la Iglesia del Estado. Mientras impulsamos el debate en el Congreso junto a organizaciones que promueven la separación de la iglesia y el Estado, impulsamos la derogación de los decretos de la dictadura que garantizan el financiamiento de la Iglesia Católica, entre otros privilegios. Diversos pedidos de informe que hemos presentado han dejado expuesto los lazos que existen entre los gobiernos y las iglesias, católicas y no católicas.

    Te puede interesar: El Frente de Izquierda lanza campaña para eliminar los privilegios de la Iglesia

  •  Proyectos para la creación de lactarios y jardines materno-paternales gratuitos y con personal idóneo y pago en los lugares de trabajo y estudio. Licencias por paternidad y/o cuidados compartidos de al menos 30 días para la persona no gestante. Pago igualitario entre varones y mujeres. Igual salario por igual trabajo. Régimen de reparto de las horas de trabajo: 6 horas 5 días a la semana, con un salario igual a la canasta familiar como piso, para atacar el problema de la desocupación, la precarización laboral y la doble y hasta triple jornada que recae particularmente en las mujeres. Ampliación de los servicios de cuidado para las personas adultas mayores y personas con discapacidad a cargo del Estado.

    Te puede interesar: Equidad de género en el trabajo: la realidad de las fábricas se coló en el debate

  •  Régimen de inserción laboral para personas trans, transgénero, transexuales y travestis. Ampliación al 5% en el ámbito de la administración pública nacional y creación de cupo en el ámbito privado, para que el Estado garantice a todas estas personas el derecho elemental a acceder a un trabajo registrado. Licencias laborales, ayuda económica y asesoramiento integral para las personas que decidan iniciar su transición.
  •  Plan de relevamiento estadístico sobre violencia de género dirigido por personal idóneo y especializado, con convenios con universidades públicas nacionales y participación de las organizaciones de mujeres y disidencias.
  •  Régimen de jubilación con perspectiva de género, que incluya a trabajadoras precarizadas y amas de casa.

    El gobierno del Frente de Todos renovó su gabinete por derecha tras la derrota en las PASO y Larreta aprovechó para avanzar con topadoras sobre las mujeres víctimas de violencia y sobre sus hijes en la Villa 31. Igual que pasó en 2020 con las familias de Guernica. El Frente de Izquierda Unidad, que quedó ubicado como tercera fuerza nacional en los comicios, tiene en ese marco un enorme desafío hacia las generales de noviembre, para conquistar nuevas bancas al servicio de la lucha de las mujeres y disidencias, de la clase trabajadora y de la juventud.

    Te puede interesar: Myriam Bregman: "Si llegamos al Congreso, las mujeres saben que esa banca será para su lucha"

    Discurso y realidad

    Aunque habla desde su asunción de nuestros derechos, el oficialismo se caracteriza por el contraste entre dichos y realidad: después de la derrota electoral lanzó el plan Registradas para trabajadoras de casas particulares, que consta del pago por 6 meses, por parte del Estado, de hasta la mitad del salario ¡con tope de $15.000! Claramente, es una forma de avalar los salarios de miseria para las mujeres, muy por debajo del salario mínimo, en un sector que trabaja en un 70% en la informalidad y en un rubro casi totalmente feminizado.

    El abismo entre lo que se dice y lo que se hace, deja en el medio a miles de mujeres que viven a diario el flagelo de la violencia machista. Lo mostró la represión y el desalojo a las mujeres que reclamaban en Guernica un techo para vivir, a cargo de Berni y Kicillof y con las ministras Elizabeth Gómez Alcorta y Estela Díaz acompañando. El nombramiento del antiderechos Manzur a cargo del gabinete es parte de un giro a derecha del gobierno que marca una agenda conservadora que lejos está de plantear las medidas necesarias. Sigue sin garantizarse la efectiva implementación de la ILE y de la ESI a nivel nacional; las millones de jóvenes y jefas de hogar que quedaron sin el Ingreso Familiar de Emergencia y las millones de jubiladas que quedaron sin un ingreso que llegue a cubrir lo básico para vivir.

    Te puede interesar: Declaración: mujeres del Frente de Izquierda ante los cambios en el gabinete

    En lo económico y social, esa política también se traduce en datos alarmantes: la desocupación según el INDEC en el segundo trimestre del año fue de 9,6 % y alcanzó a casi dos millones de personas, siendo más alta para las mujeres de 14 a 29 años en el 22,4 %. La pelea por la aparición con vida de Tehuel de la Torre tiene que ver con eso. Un joven trans del conurbano que desapareció mientras buscaba trabajo. Ese trabajo que debía garantizar el Estado, porque en la provincia de Buenos Aires, el cupo laboral es ley hace 6 años, pero todos los gobiernos han incumplido su aplicación efectiva: también lo vimos en los desalojos y en la criminalización impulsada en pandemia por Larreta contra las personas trans.

    Para fortalecer estas propuestas y peleas, te invitamos a darle fuerza al Frente de Izquierda Unidad en todo el país.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Banner elecciones 2019

    Destacados del día

    Últimas noticias