×
Red Internacional

Según un informe reciente, ninguna de las áreas protegidas de la provincia llega a cumplir con los mínimos requisitos de financiamiento, personal y manejo. Entrevistamos a Rocío Cardona y Cristian Schneider, miembros de la Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza.

Santiago Benítez Dr. en Biología - Conicet - @santiagombv1

Martes 27 de abril | 22:46
¿Cuál es el estado de las áreas protegidas de Córdoba? - YouTube

En la provincia de Córdoba coexisten áreas protegidas de jurisdicción nacional, provincial, municipal y reservas privadas. Conjuntamente cubren 4 332 301 ha, más de un cuarto de la superficie provincial, lo que convierte a Córdoba en la segunda provincia con mayor superficie protegida del país. Esta situación, que parecería ser positiva para la conservación de los ambientes naturales, dista mucho de serlo. Más del 90 % de esa superficie se encuentra bajo jurisdicción provincial y presenta crónicos problemas de financiamiento e implementación.

Las 28 áreas protegidas provinciales abarcan desde corredores biogeográficos a reservas de uso múltiple, hídricas, recreativas y refugios de vida silvestre. A estas se suman dos reservas arqueológicas que también preservan bienes naturales. Para conocer su situación, desde La Izquierda Diario dialogamos con Rocío Cardona y Cristian Schneider, miembros de la Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza, la cual recientemente ha publicado un informe detallado de la situación de estas áreas en la provincia

En qué consiste este trabajo que han publicado y presentado a través de la plataforma MAP?

RC. La plataforma MAP (Monitoreo de Áreas Protegidas) es una página web que reúne información para el monitoreo constante de las áreas protegidas de Córdoba. Tiene una lista completa de las áreas protegidas nacionales, provinciales, municipales y privadas de la provincia.

CS. Un poco el sentido de la plataforma es visibilizar lo que significan las políticas públicas sobre las áreas protegidas como mencionaba Rocío, tanto del sistema provincial, municipal y nacional. Fundamentalmente tratar de contar lo que sucede y no sucede en esas áreas protegidas e interpelar las políticas para una mejor implementación.

¿Cuáles son las funciones que debería cumplir un área protegida? ¿Por qué son importantes?

RC. Las áreas protegidas se crean para conservar valores naturales y culturales que tienen importancia para las comunidades sobre todo.

CS. Son herramientas de gestión ambiental integral, en el territorio donde cada una se encuentra, más allá de que tienen características del patrimonio natural o cultural muy diferentes. Hay tipos de áreas protegidas muy diferentes, pero concretamente son herramientas de política ambiental integral (…) Las áreas protegidas intentan un poco instrumentar o desarrollar una política ambiental a fin de discutir, mejorar, proteger, conservar, o establecer sistemas de uso o desarrollo sustentable adecuados a ese sistema social y natural.

Hay pocas áreas protegidas que sean conocidas por el público en general ¿me podrían nombrar alguna y qué función cumple?

CS. El hecho de no conocerlas no es algo fortuito. Si hablamos de políticas públicas (…) queda claro que cuando una política pública no se quiere instrumentar desde la responsabilidad gubernamental, invisibilizarla es una forma de evitar la responsabilidad.

En el caso del sistema provincial de áreas protegidas, como ejemplos, más allá de las que pueden ser icónicas como el parque Chancaní, la reserva La Quebrada, Cerro Colorado, hay un conjunto de áreas protegidas más desconocidas que son las menos implementadas. La reserva hídrica natural Los Gigantes, la reserva recreativa natural Valle del Cóndor, la misma reserva provincial de Achala que rodea al parque [Quebrada del Condorito] y que ocupa los pastizales de altura en general es bastante desconocida, fruto de los bajos niveles de implementación.

Incluso la reserva de uso múltiple Bañados del Río Dulce y Laguna Mar Chiquita, es el área protegida más grande de Córdoba, tiene un millón de hectáreas y, sin embargo, no está vista como una reserva sino como un destino turístico.

Fotografía: Cristian Schneider

Según el informe que presentaron el 90 % del área protegido en Córdoba está bajo jurisdicción provincial. Ustedes señalan una serie de criterios para avaluar la implementación de estas áreas: la tenencia de la tierra, la financiación, el personal afectado. ¿En qué situación están las áreas provinciales?

CS. Nosotros estuvimos tratando de determinar esa situación con diez indicadores. Estos indicadores los fuimos seleccionando de metodologías que en general se utilizan para determinar el nivel de implementación, de un conjunto mayor de indicadores (…) Lo que intentamos hacer fue determinar si llegaban a los niveles mínimos de esos indicadores.

RC. Cuando decimos condiciones mínimas son cosas que son bastante fáciles de detectar: si las áreas tienen personal que esté capacitado trabajando, si tienen un plan para su gestión, si tienen financiamiento. Ninguna de las áreas de la provincia llega a cumplir con los mínimos requisitos de esos indicadores. Solo dos están cerca a cumplir con el mínimo que son Laguna Mar Chiquita y la reserva Tau que está gestionada junto al municipio.

Lo que se asigna a áreas protegidas es el 0,2 por mil del presupuesto provincial. Comparativamente, en el año 2000 era del 1 por mil, quiere decir que se redujo a la quinta parte. También se ha reducido el personal. Antes había más guardaparques de los que hay ahora. Pero en el medio se crearon áreas protegidas. ¿Cuál es la situación, hay áreas donde no hay ni personal ni financiamiento? ¿Solamente existen en los papeles?

CS. Tal cual. Como comentaba Rocío, en este conjunto de indicadores y criterios básicos uno de ellos era el financiamiento. Surgió que ninguna de ellas tiene un presupuesto claro asignado y en ejecución. Como vos bien decías, ese escaso presupuesto que se destina y que viene en baja está solo destinado a los sueldos del personal. En conjunto con ese otro dato que dabas, hay pocas áreas protegidas con personal. Del personal que hay pocos son guardaparques (…) Y en conjunto con que se siguen creando áreas protegidas (...)

En realidad del 2005 al 2018 pasan 13 años que no se crean áreas protegidas (…) En 2018 se suman cuatro áreas protegidas para continuar con esa situación que es: que no tienen financiamiento, que prácticamente no hay personal, que no hay planificación, que no hay acciones, etcétera. (…) Son las que se denominan vulgarmente las áreas protegidas de papel. Hay un marco legal que las crea pero nunca se efectivizan.

Imagen: Plataforma MAP

Sobre los guardaparques, ¿cuál es la importancia de que un área protegida tenga personal viviendo y trabajando en la zona?

RC. Y que esté capacitado principalmente. Bueno, el o la guardaparque es quien podrá llevar a cabo todo lo que se planifique para esa área y hacer efectiva la conservación. Quien se va a encargar de que esté funcionando, que se cumpla lo que se proponga para la conservación, y que va a resguardar los valores de conservación del área.

¿Cuáles son los intereses que conspiran contra la creación o contra el funcionamiento efectivo de las áreas protegidas?

CS. Queda claro que todo el sistema de producción y de extracción de bienes naturales comunes. Queda claro que todos los intereses económicos para la extracción de minerales, todo lo que es el avance de la urbanización en función de un mercado inmobiliario que va ocupando el territorio. Queda claro que sistemas de producción intensiva, industrial, como determinadas formas de ganadería y en general la agricultura agrotecnológica o agrotóxica que en este momento se desarrolla. Son intereses económicos, industriales que están permanentemente tratando de esquivar la regulación estatal o tratando de imponer su modelo económico en el territorio a fuerza de hacerlo un hecho (…) Si esos intereses están dentro de un área protegida, que el área no funcione es funcional a que se concreten esos intereses (…) Todo lo que es el mercado especulatorio de la tierra, más allá de si es para el mercad inmobiliarios, son problemáticas en la ruralidad muy importantes que producen la expulsión de campesinos, de comunidades locales y todo lo que significa la homogeinización de la propiedad de la tierra en manos de empresarios, empresas o grandes terratenientes. Son las coyunturas y problemáticas que constantemente tenemos en el territorio y que las áreas protegidas son instrumentos factibles para que las aborden.

La plataforma puede accederse en este link y a través de las redes sociales en Instagram @mapplataforma, en Twitter @MapPlataforma y en Facebook @PlataformaMAP. El informe completo de Situación de las Áreas Protegidas de la Provincia de Córdoba desde este link.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias