×
×
Red Internacional

TRAS DESTITUCIÓN DE VIZCARRA.Crisis política en Perú: Merino juramenta a su gabinete en medio de fuertes protestas

Manuel Merino juramentó este jueves a su nuevo gabinete ministerial en Perú. Marino asumió la presidencia tras la destitución de Martín Vizcarra por parte del Congreso que está profundamente cuestionado. El país vivió la cuarta noche de protestas.

Viernes 13 de noviembre de 2020 | 09:51

En medio de fuertes protestas en todo Perú, con una movilización multitudinaria en Lima, el nuevo presidente Manuel Merino juramentó este jueves un gabinete conservador.

Merino, tomó el juramento a los integrantes del Consejo de Ministros que estará encabezado por el primer ministro Antero Flores-Aráoz, tres días después de asumir la Presidencia del país tras la destitución de su antecesor Martín Vizcarra.

Te puede interesar: Qué hacer ante la destitución de Vizcarra

Si bien Merino dijo haber convocado a "profesionales sin distinciones por el color político", y pidió a la población tener la tranquilidad, en nuevo gabinete está plagado de exfuncionarios de gobiernos neoliberales, tecnócratas y empresarios.

El gabinete está conformado en su mayoría por hombres (11, frente a 7 mujeres), profesionales de carrera en sus especialidades, algunos exministros y exviceministros de los Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990 y 2006-2011) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) vinculados con sectores políticos conservadores. Además, representantes de sectores empresariales y gremios industriales también tienen su hueco en el Gobierno.

El objetivo central de este nuevo gabinete es tratar de consolidar un Gobierno que desde su asunción ha estado impactado por movilizaciones que pugnan por su caída.
Para internar mostrar continuidad Merino aseguró durante la jura que no hará "ningún cambio traumático", durante el periodo de transición que debe dirigir hasta el próximo 28 de julio tras la destitución de Martín Vizcarra. Sin embargo, las protestas en las calles y el descrédito que tiene el Parlamento que acaba de votar la destitución de Vizcarra, dando lugar a la asunción de Merino, es lo que está provocando las masivas movilizaciones que cuestionan al nuevo Gobierno.

Caras conocidas

Lo que vincula a los ministros juramentados es que en su mayoría han participado en el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y de Martin Vizcarra, ya sea como ministros o como asesores de estos. Entre los más llamativos podemos ubicar a algunos de los que en su momento fueron parte del denominado “Gabinete de la Reconciliación” del gobierno de Kuczynski. Así tenemos al aprista Abel Salinas como Ministro de Salud; de igual manera en el Ministerio de Economía y Finanzas se ha designado a José Arista Arbildo, quien está investigado por la supuesta compra de votos por parte de PPK en el primer intento de vacancia denominado los “Kenjivideos”.

Otra designación llamativa y que seguramente dará que hablar es la de Juan Sheput como Ministro de Trabajo. Sheput actualmente es presidente de la comisión política del Partido Contigo (anteriormente denominado “Peruanos Por el Kambio” PPK), agrupación política que llevó al gobierno a los ya defenestrados Kuczynski y Martín Vizcarra y que se caracteriza por su marcado sesgo neoliberal lo cual hace prever que las medidas anti laborales implementadas por Vizcarra tendrán continuidad con este Gobierno. Juan Sheput no es nuevo en política, ya fue elegido congresista para el período 2016-2021 por el partido de Kuczynski, así mismo, fue también miembro de Perú Posible, agrupación liderada por Alejandro Toledo, en esta organización ocupo cargos importantes a nivel interno y como funcionario público cuando Perú Posible llego al gobierno entre los años 2001-2006.

Entre las figuras convocadas están también otros allegados al partido de García, como el ministro de Salud, Abel Salinas, hijo de un conocido militante del Partido Aprista y que ocupó el mismo cargo en el gobierno del economista Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).
Asimismo, Augusto Valqui, el exministro durante el primer gobierno de García, juró como nuevo titular de Transportes y Comunicaciones.

Del Gobierno de Kuczynski proviene además el nuevo ministro de Educación, Fernando D’Alessio; mientras que la ministra de la Mujer, Patricia Teullet, fue viceministra de Economía durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006) cuando Kuczynski era el titular de esa cartera.

Asimismo, en la cartera del Interior al teniente general de la Policía Gastón Rodríguez, que regresa al cargo después de cuatro meses, pues ocupó el mismo puesto en el gobierno de Vizcarra.

Fue llamativa la incorporación a este nuevo gabinete de Carlos Herrera Descalzi en el Ministerio de Energía y Minas. Esta designación impactó en sectores de la izquierda liberal y reformista o del también denominado progresismo, ya que Descalzi es un ingeniero mecánico muy cercano a personajes como Salomón Lerner, hoy parte del Partido Morado, así como de Manuel Dammert, Humberto Campodónico y de la misma Verónika Mendoza, con quienes ha compartido diversos eventos y campañas políticas.

A continuación, reproducimos la relación completa del primer gabinete de Manuel Merino:

• Antero Flórez Aráoz, Primer ministro.

• Juan Sheput, ministro de Trabajo.

• Franca Deza, ministra de Relaciones Exteriores.

• Walter Chávez Cruz, ministro de Defensa.

• Abel Salinas, ministro de Salud.

• José Arista, ministro de Economía y Finanzas.

• Gastón Rodríguez, ministro del Interior.

• Delia Muñoz, ministra de Justicia.

• Fernando d’Alessio, ministro de Educación.

• Fernando Hurtado, ministro de Agricultura y Riego.

• Alfonso Miranda, ministro de la Producción.

• Mara Seminario, ministra de Comercio Exterior y Turismo.

• Carlos Herrera Descalzi, ministro de Energía y Minas.

• Augusto Valqui Malpica, ministro de Transportes y Comunicaciones.

• Hilda Sandoval Cornejo, ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

• Patricia Teullet, ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

• Lizeth Rojas Sánchez, ministra del Ambiente.

• María del Carmen de Reparaz, ministra de Cultura.

• Federico Tong, ministro de Desarrollo e Inclusión Social.

Leé también Para acabar con el régimen de explotación capitalista, impongamos una Asamblea Constituyente Libre y Soberana

Protestas

Miles de personas protagonizaron este jueves masivas marchas en todo Perú en rechazo al Gobierno de transición.

Pocas horas después de que Merino tomara juramento al gabinete de ministros, los manifestantes salieron por cuarto día consecutivo a las calles para afirmar que el nuevo gobernante "no ha sido elegido por el pueblo", pedir una renovación de la clase política y rechazar la corrupción.

La movilización, que en Lima concentró a más de 15.000 personas en la céntrica plaza San Martín, también reunió grupos de manifestantes en otros distritos limeños como Miraflores, Barranco, Lince, San Miguel, Chosica, Comas y Surco.

La convocatoria, hecha a través las redes sociales, también tuvo una gran acogida en ciudades del interior del país como Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Cusco, Madre de Dios, Huancayo, Iquitos, Puno e incluso en Tumbes, la provincia por la que Merino fue elegido congresista en enero pasado.

Las masivas marchas tuvieron lemas comunes como "Perú, te quiero, por eso te defiendo" y "Merino, no es mi presidente", en alusión a que el nuevo jefe de Estado presidía el Congreso y juró como gobernante luego de que ese Legislativo destituyó a Martín Vizcarra. También se escucharon consignas pidiendo una Asamblea Constituyente que ponga un punto final a la constitución de 1993 heredada de la era Fujimori.

La gran concentración en la plaza San Martín y las avenidas cercanas se desarrolló en forma pacífica durante las primeras horas, aunque avanzada la noche la Policía reprimió a los manifestantes y detuvo a más de 40 de ellos.

"Que se vayan todos los corruptos", arengaron los participantes mientras portaban banderas peruanas y pancartas, así como mascarillas y protectores faciales para cuidarse de la covid-19, que ha dejado en el país más de 928.000 casos y 35.000 fallecidos.

El rechazo al nuevo Gobierno de Merino también fue expresado en manifestaciones y marchas realizadas en numerosas ciudades del interior del país, entre ellas la norteña Tumbes, la ciudad natal del actual gobernante.

"Nuco no nos representa", señaló una gran banderola que portaron jóvenes manifestantes en alusión a un apelativo que le dan a nivel local a Merino, que encabezaron a unas dos mil personas por las calles céntricas de esa ciudad fronteriza con Ecuador.

En la ciudad centro andina de Huancayo se reunieron otras 5.000 personas, en su mayoría jóvenes estudiantes, mientras que en la también centro andina Huánuco los manifestantes fueron encabezados por una gran banderola con el lema "El Perú es del pueblo, no de los políticos".

Las protestas se replicaron tanto en la norteña Cajamarca como en la sur andina Ayacucho, y la sureña Arequipa.

Luego de que organismos nacionales e internacionales alertaran ante el uso desmedido de la fuerza que usaron los policías contra los manifestantes en los dos días anteriores, la Defensoría del Pueblo exigió al gobierno de Merino que garantice el ejercicio del derecho a la movilización pacífica.

"Respetamos a quienes tienen una opinión discrepante, pero hacemos un llamado a la calma para que cualquier manifestación se realice dentro de la tranquilidad", expresó Merino en referencia a la nueva jornada de protesta nacional.

Sin embargo, representantes de su nuevo gobierno afirmaron luego que las movilizaciones son incentivadas por agrupaciones políticas opositoras y hasta las vincularon con movimientos extremistas.

"No es una protesta espontánea, he visto que hay una incentivación, hay carteles, hay llamados", afirmó la flamante ministra de Justicia, Delia Muñoz, antes de agregar que ha visto "que hay propaganda abundante en las redes sociales".

Como se ve los miembros conservadores del nuevo gabinete están dispuestos a repetir el discurso criminalizador hacia los manifestantes y por lo tanto desatar una represión y persecución sobre ellos si las movilizaciones se extienden.

Mientras los manifestantes continuaban en las calles céntricas de Lima, en los barrios de la capital peruana se escucharon nuevamente cacerolazos y bocinazos de automóviles que se sumaron al rechazo al régimen de Merino.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias