×
×
Red Internacional

El pago irregular del salario de los choferes es el accionar cotidiano de los empresarios avalado por el gobierno. Sergio Lobo, titular de la UTA Jujuy, afirma que se plantea el análisis de medidas de fuerzas exigiendo el pago en tiempo y forma, al mismo tiempo que se reúne con Gerardo Morales según sus palabras, para seguir el camino de la paz y el diálogo.

Lunes 4 de octubre | 15:26

Los choferes del transporte urbano de Jujuy viven una historia que se repite una y otra vez: pasa el 10 de cada mes y los empresarios no pagan los salarios, aducen que no tienen plata y que no les llegaron los subsidios. Los funcionarios salen a coro a secundar la versión de los empresarios tirando la pelota para otro lado, que provincia no pago los subsidios o que nación no lo hizo. Por su lado la UTA Jujuy afirma por los medios de comunicación que se analizan realizar medidas de fuerzas por el pago en tiempo y forma, pero las mismas no se efectivizan.

Mientras tanto los empresarios terminan pagando en cuotas los salarios de los choferes, en algunas empresas los trabajadores cobran una cuota mayor, en otras una cuota menor, con atrasos y acumulando nuevas deudas para los choferes. Por otro lado, los servicios médicos de la provincia anuncian de nuevo que no recibirán la obra social de los choferes por falta de pago.

Esta situación es la expresión de una crisis de transporte que tiene entre sus principales perjudicados a los más de mil trabajadores del transporte urbano y las decenas de miles de usuarios que todos los días deben tomar el colectivo, lidiando con un servicio cada día más deteriorado.

Este escenario se mantiene y profundiza a pesar de que se haya firmado un convenio entre el gobierno de Jujuy y el nacional, por el cuál se aumentaron los subsidios en un 65%, al mismo tiempo que la tarifa de boleto también tuvo un aumento de un 65% anual.

Esta es la situación que sufren los trabajadores. Ante esto el titular de la UTA Jujuy, Sergio Lobo, al mismo tiempo que plantea que se están analizando tomar medidas de fuerzas, se reúne con Gerardo Morales junto a otros secretarios generales que se reivindican del peronismo.

De esta reunión, según las fuentes oficiales se declaró que “los secretarios generales coincidieron en la afirmación que Jujuy debe seguir transitando un camino de paz y dialogo”, es decir una coincidencia con el discurso del gobernador Morales lejos de cualquier medida de fuerza para defender los derechos de los trabajadores.
El gobierno mostró en el último paro del transporte, que más quee paz y dialogo, opera abiertamente a favor de los empresarios. El ministerio de trabajo rechaza o archiva los reclamos de los trabajadores y se apresura a llamar a la conciliación obligatoria cuando los trabajadores llaman a medidas de fuerzas. El gobierno municipal no se queda atrás, lejos de cuestionar que hacen con los subsidios los empresarios, dictan resoluciones para habilitar autos particulares para quebrar el paro de los choferes.

Te puede interesar: Morales y sindicatos definieron una agenda de trabajo

Es llamativa esta reunión y buenos tratos con el gobierno, que tiene todos estos antecedentes, y más aún cuando el mismo Lobo denuncia que es el gobierno provincial el que no termina de poner toda la plata que debe. En este sentido presionar para una solución momentánea ante el atraso de los salarios o esperar una salida de fondo con Gerardo Morales es una falsa ilusión.

Te puede interesar: Candidatas y Candidatos en Jujuy: el bipartidismo premia a los responsables del ajuste y el colapso sanitario

De esta reunión además de Lobo, habían participado Miguel Mamani del CEC (Centro de Empleados de Comercio), Silvia Valverdi de SADOP, Marjorie Guaymas de SITRAVIP, Freddy Berdeja de la AJPJ (Asociación Judicial de la Provincia de Jujuy). Algunos de estos dirigentes además fueron conocidos por participar de los actos proselitistas encabezados por Rubén Rivarola, el presidente del PJ provincial y aliado clave del gobernador, antes de las elecciones provinciales de junio.

Hace falta que los trabajadores puedan tener asambleas para poder discutir el camino de su sindicato y como defender sus derechos frente al constante maltrato de los empresarios que no cumplen con cuestiones elementales como el pago de los salarios en tiempo y forma, hacen descuentos irregulares del salario, faltan al pago de la obra social o incluso despiden a trabajadores que se presentan para ser delegado de su empresa, un reciente caso en la empresa Unión Bus; todo esto con la complicidad del gobierno.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias